Las navidades han quedado atrás y estamos estrenando un nuevo año. En el recuerdo quedan las reuniones familiares y los encuentros con amigos y compañeros, pero también esa sensación de haber comido más de lo habitual. Por eso, este es el mejor momento para recuperar nuestros buenos hábitos nutricionales y ayudar a nuestro organismo a ‘depurarse’.

¿Cómo lo hacemos? Eligiendo determinados alimentos y tipos de preparación. Apostaremos por una gran presencia de frutas, verduras y hortalizas, así como elaboraciones muy sencillas que requieran poca grasa. Pero no podemos olvidarnos de las proteínas: elegiremos pescados y carnes blancas. Con esta base, hacemos un plan de comidas y una lista de la compra y acudimos al Supermercado de El Corte Inglés, donde encontrarás todo lo que necesitas en las mejores condiciones de frescura. No te olvides de meter en tu cesta estos productos:

  • Piña: puede ser una gran ayuda para combatir la pesadez de estómago. Muy rica en vitamina C y en potasio, en su composición encontramos también bromelina, que favorece el proceso digestivo. La puedes tomar entre horas, como postre y, también, incluyéndola en tus recetas de carne o pescado, pues puede facilitar la digestión de las proteínas.
  • Cítricos: limón, naranja, mandarina, lima… Todos ellos muy ricos en vitamina C y antioxidantes, perfectos para este reseteo de principios de año. Recuerda que es mejor que tomes las naranjas y mandarinas enteras, ya que en zumo pierdes las ventajas que proporciona la fibra. Y que puedes utilizar el zumo de los cítricos como aliño ligero para tus ensaladas.
  • Jengibre: este rizoma de origen asiático se ha ido haciendo un hueco en nuestra despensa y casi también en nuestro botiquín, pues no en vano ha sido un componente habitual de la medicina china. Su consumo puede ser útil para aliviar el dolor, ya que reduce la inflamación intestinal, y es un potente antioxidante y antiinflamatorio natural. Puedes rallarlo y tomarlo en infusión, añadirlo a batidos, o cortarlo en trozos e incorporarlo a tus caldos depurativos, sopas y salsas.

  • Brócoli: no nos gusta el calificativo de ‘superalimento’, pero lo cierto es que el brócoli es realmente completo. Ya sabemos que es un potente antioxidante, pero también es —al igual que la mayoría de las verduras de hoja verde— excelente para la digestión gracias a su alto contenido en fibra. La mejor manera de prepararlo sin que pierda sus propiedades es al vapor (máximo 15 minutos). También puedes tomarlo hervido, salteado o crudo.
  • Papaya: es prácticamente una recién llegada, pero poco a poco esta exótica fruta, originaria de América, ha conquistado nuestro paladar. También será tu aliada en este momento, pues resulta eficaz en caso de acidez, malas digestiones o úlceras gástricas gracias a su efecto cicatrizante. También puede serte útil para reducir la retención de líquidos. ¿Cómo debes tomarla? Lo mejor es cortarla de forma longitudinal, retirarle las pepitas y comerla tal cual, rociando la pulpa con unas gotitas de lima o limón.

Muy rica en vitamina C y en potasio, la piña también tiene bromelina, que favorece el proceso digestivo

  • Zanahorias: es, sin duda, una de las hortalizas más versátiles. Presente en infinidad de guisos, es también ideal tanto para cremas y purés como para ensaladas y guarnición. Sabemos que es muy rica en vitamina A, betacarotenos y minerales pero, además, su alto contenido en fibra ayuda a prevenir el estreñimiento. No te extrañará, por tanto, que se utilice de manera habitual para elaborar jugos y batidos ‘detox’.
  • Carnes blancas: si quieres retomar los buenos hábitos alimenticios, no es conveniente que te limites a comer únicamente frutas y verduras. Debes incorporar proteínas y, por ello, no tienes que renunciar a la carne. Lo mejor en este momento, la carne de ave y la de conejo. Son proteínas de alto valor biológico y bajas en grasas saturadas. ¿Cómo prepararlas? Huyendo de los fritos y rebozados: salteados, horno, vapor... Recuerda utilizar hierbas y especias —romero, tomillo, pimienta, cúrcuma, hinojo…— para darles tu toque personal. Nosotros te recomendamos este pollo guisado con verduras o conejo en escabeche.
  • Pescados: al igual que sucede con la carne, son proteínas de alto valor biológico que no debes dejar de consumir. Aunque el pescado blanco es ideal por su suavidad y ligereza, puedes incorporar también pescados azules, muy ricos en ácidos grasos omega 3 que compensarán el exceso de grasa saturada de las navidades. Prueba esta receta sencilla de caballa marinada a la naranja.

Recuerda que si tienes dudas sobre qué carne o pescado utilizar para cada receta, puedes consultar a los expertos del Supermercado de El Corte Inglés, donde encontrás todo lo que necesitas en las mejores condiciones de frescura.

Batidos ‘detox’

Estos alimentos te pueden servir para realizar tu menú semanal encaminado a recuperar tu equilibrio digestivo, y te servirán como base para una dieta equilibrada. Además, puedes probar a preparar en casa estas deliciosas recetas de zumos, batidos y 'smoothies detox'. Los tienes para limpiar tu organismo, reactivar tu cuerpo o para aportar luminosidad a tu piel.

También es una excelente opción tomar una bebida funcional que, al mismo tiempo que calma tu sed, puede reforzar tu sistema inmunológico, embellecer tu piel o aportarte energía.

*El Confidencial, en colaboración con el Supermercado de El Corte Inglés, te presenta una serie de artículos con los que aprenderás a reconocer los mejores productos frescos de temporada, de proximidad y de la máxima calidad. También recetas saludables para poder llevar una dieta rica, nutritiva y llena de sabor.