Hacer la compra puede ser una tarea un tanto complicada para las personas con alergias alimentarias. De hecho, estas tardan hasta tres veces más en completar sus compras, pues deben detenerse a inspeccionar cada etiqueta para evitar ingredientes y compuestos indeseados. Esta estimación de tiempo la han realizado los creadores de Allergeneat, una app que busca solucionar tal contingencia. Quim Sánchez y el director de tecnología José María Falcón son los creadores de una aplicación cuya pretensión es ayudar a estas personas a reponer sus existencias de una manera rápida y segura. Eso sí, no os olvidéis nunca el móvil en casa al ir al supermercado ni tampoco llevarlo escaso de batería, ya que se va a convertir en un elemento imprescindible de vuestro día a día.

“Somos conscientes de que cada persona con alergias o intolerancias tiene unas necesidades totalmente diferentes, por ello, nuestra aplicación es capaz de diferenciar entre los 14 alérgenos de declaración obligatoria, se encargará de decidir si puedes consumir el producto que deseas comprar. Toda esta operación, en menos de un segundo. ¿Te imaginas poder empezar a probar nuevos productos?”, explican los responsables en su portal oficial. El detonante de su invención llegó cuando a la pareja de uno de los fundadores, Quim Sánchez, le diagnosticaron varias alergias. Es entonces cuando se percataron de la inversión de tiempo y esfuerzo que les suponía una tarea tan simple como hacer la compra. Así, ese contratiempo médico les inspiró para crear una aplicación que ha roto todos los esquemas.

Las personas con intolerancia necesitan hasta tres veces más de tiempo para completar sus compras

Gracias a ella, aseguran, las personas que padecen algún tipo de alergia alimentaria pueden ahorrar hasta un 80% de su tiempo en dichos menesteres. Según explican, Allergeneat detecta los “14 tipos de alérgenos e intolerancias de declaración obligatoria, para que puedas realizar una compra totalmente segura sabiendo de antemano que todo lo que pongas en el carro, no va a afectar a tu salud”. Los fundadores están seguros de que con esta app las personas afectadas podrán incluso empezar a consumir productos nuevos de los que antes desconfiaban por miedo a si contenían algún tipo de alérgeno.

¿Cómo funciona?

Su funcionamiento es bastante sencillo. En primer lugar, el usuario ha de crear un perfil donde aportará datos concernientes al tipo o tipos de alergias que presenta: “En función de tu perfil de alergias o intolerancias, Allergeneat te dirá si puedes o no consumir el alimento escaneado. Disponemos de más de 9.000 actualizaciones mensuales de productos, por lo que si alguno no te aparece, esperamos tenerlo en breve”, añade la empresa.

Según nos cuentan los propios creadores, una de "las principales fortalezas de Allergeneat es su gran base de datos, que se actualiza automáticamente cada semana con nuevos productos y el cambio de formulación de los mismos, algo que hacen los fabricantes de alimentos y, por lo tanto, la información siempre está actualizada. Otro punto fuerte es la facilidad, Allergeneat optimiza mucho más el proceso de compra que otras apps, ya que logramos que el usuario no tenga que leer nada en la pantalla al escanear, a diferencia de otras aplicaciones".

Sánchez y Falcón están entusiasmados con la acogida dispensada y por eso ya piensan en inminentes mejoras: "En breve lanzaremos nuevas y frescas novedades, como la integración en conocidos supermercados nacionales y el lanzamiento de una nueva versión de la app que permitirá escanear muchos más productos para un público más amplio y con una mejor usabilidad y experiencia de usuario".

Lo cierto es que el elevado número de personas que padecen algún tipo de alergia alimentaria -esta cifra roza ya los dos millones solo en España- ha motivado que muchos más desarrolladores se hayan preocupado por el tema y hayan lanzado nuevas aplicaciones que tratan de facilitar la vida a estos consumidores. ¿Cuáles triunfan actualmente en el mercado?

  • Sin Glu10. Quizás sea una de las más populares. No en vano, esta app ha sido creada por la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten de la Comunidad de Madrid. En ella encontramos más de 21.000 referencias que han sido contrastadas por la asociación tras consultar al fabricante y revisar los certificados pertinentes, de la misma forma que se procede con la Lista de Productos Sin Gluten.

  • Bueno para mí. Lo curioso de esta aplicación es que no se limita a ofrecernos información acerca de los 14 alérgenos 'oficiales', sino que también incluye otros 40 factores adicionales como intolerancias, creencias religiosas o grupos de riesgo. Lo cierto es que el catálogo de usuarios en esta aplicación es bastante amplio: "¿Celiaco, intolerante a la lactosa, alergias alimentarias, vegetariano, embarazada, consumidores preocupados por el aceite de palma, los aditivos o simplemente quieres saber que estás comiendo?", enumeran en su portal oficial, donde hay cabida para todos ellos.

  • ALL i CAN EAT. Esta opción se ajusta a la intolerancia de cada usuario y calcula su compatibilidad con cada comida. Tiene como singularidad que dichas compatibilidades se muestran en un práctico sistema de luces de tránsito que comprenden el verde -que implica una alta tolerancia-, el amarillo, el naranja y el rojo -un umbral que no conviene cruzar-.

¿Y qué pasa cuando salimos al extranjero?

Pero ¿qué sucede cuando salimos fuera de España y resulta que nos topamos con un nuevo idioma? ¿Cómo salimos del atolladero si vamos a un restaurante y queremos que el camarero sepa cuál es nuestro problema? Para salir airoso de este trance se ha ideado una herramienta que puede resultarnos de suma utilidad. Así, disponemos de la app Food Allergy Translate, que nos permite traducir nuestra alergia a 33 idiomas. De esta manera, se crea en la pantalla del móvil un mensaje bastante claro donde se indica al personal del restaurante la alergia que padece el comensal. Eso sí, aunque es muy efectiva, no va más allá de este servicio.