Zapote negro, la fruta exótica que sabe a mousse de chocolate
  1. Nutrición
MÁS DEL DOBLE DE VITAMINA C QUE LA NARANJA

Zapote negro, la fruta exótica que sabe a mousse de chocolate

Originaria de México y Centroamérica, proporciona un insospechado gusto a mousse de chocolate. Desbanca en vitamina C a la naranja y es rica en minerales

Foto: Zapote negro.
Zapote negro.

El aguacate, el mango, la chirimoya, el caqui, la piña o la papaya son algunas de las frutas procedentes de tierras lejanas que saboreamos desde hace años a este lado del Atlántico, las cuales ponen el toque tropical a los postres y el resto de elaboraciones culinarias. Pero la sección de frutas exóticas aumenta cada día con nuevas incorporaciones que prometen enriquecer y dar un toque innovador a la dieta, evitando caer en el hastío hacia las frutas más tradicionales. Un aspecto especialmente importante si tenemos en cuenta que la Organización Mundial de la Salud recomienda en su último informe la ingesta de 400 gramos diarios de frutas y verduras, una forma de salvar la vida a más 1,7 millones de personas.

Dicho organismo calcula que el consumo insuficiente de estos productos causa en todo el mundo un "19% de los cánceres gastrointestinales, un 31% de las cardiopatías isquémicas y un 11% de los accidentes vasculares cerebrales", aproximadamente. Por lo tanto, un consumo conveniente "podría prevenir enfermedades crónicas como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes o la obesidad, así como evitar y mitigar varias carencias de micronutrientes, sobre todo en los países menos desarrollados".

La Organización Mundial de la Salud recomienda la ingesta de 400 gramos diarios de frutas y verduras

Según la FAO, solo una décima parte de las frutas tropicales se destina al mercado mundial, por lo que hay un buen número de especies desconocidas para el consumidor. Afortunadamente, cada cierto tiempo damos la bienvenida a la sección de frutas exóticas a un nuevo miembro. Una de las últimas en incorporarse, aunque aún no es posible hallarla en todos los mercados, es el zapote negro -Diospyros nigra-, un nombre derivado de la palabra náhuatl 'tzapotl', que significa 'fruta' o 'fruto'.

Pertenece a la familia Ebenaceae, está emparentada con el caqui y es oriunda de México, Colombia y América Central, aunque su cultivo se ha extendido a Australia y Filipinas. Por fuera luce un color verde intenso y una silueta redondeada que recuerda al tomate, mientras que la pulpa es negra y tiene una textura sumamente cremosa, que proporciona un insospechado gusto a mousse de chocolate -de ahí que se la conozca como 'chocolate pudding fruit' en la cultura occidental-, erigiéndose como una excelente opción para quienes no acaban de coger el gusto a las frutas, para los más pequeños de la casa o los paladares más golosos.

Rica en vitamina C e hipocalórica

El zapote negro despunta por su elevado contenido hídrico, que representa el 80% de su composición, y su escaso aporte energético, pues proporciona en torno a las 83 kcal por cada 100 gramos de producto. Además, el contenido de grasas es prácticamente insignificante. Por lo tanto, es una alternativa para quienes quieren mantener a raya los kilos o tienen problemas de retención de líquidos.

En el terreno de las vitaminas tampoco se queda corto. Según un estudio, realizado por la Universidad Veracruzana de México, desbanca en vitamina C a la naranja, en tanto que contiene 191.7 miligramos, es decir, más del doble que dicho cítrico. Esta tiene un gran poder antioxidante, que favorece la absorción del hierro, reduce el riesgo de padecer infecciones o interviene en la síntesis del colágeno, siendo excelente para la salud ósea. Además, atesora un interesante contenido de vitamina A, que es esencial para una correcta visión, y participa en el crecimiento celular y la formación de la piel. Por lo tanto, degustarla ayudará a mantener unos niveles óptimos de esta vitamina, pues el informe ENIDE, realizado por el Ministerio de Sanidad, alerta de que no llegamos a ingerir el 80% de las necesidades diarias de este nutriente, especialmente los hombres.

También aporta vitamina B2 o riboflavina y vitamina B3 o niacina, implicadas en el crecimiento y el funcionamiento celular, y en la administración de energía al organismo. Por lo que respecta al contenido en minerales, destaca la presencia de calcio, fósforo y potasio, esenciales para la salud capilar, ósea, muscular y celular.

En la cocina

A la hora de elegir los ejemplares maduros, es aconsejable inspeccionar su exterior y verificar que está un poco blando y agrietado. También podemos observar la tonalidad de la pulpa. Si luce un color amarillo o dorado, no está en su óptimo grado de maduración, proporcionando un desagradable sabor astringente. Si, por el contrario, muestra un color negro o café y brillante, podremos disfrutar de sus bondades. Eso sí, debemos conservarlo en un lugar fresco, pues se deteriora más rápidamente que otros frutos exóticos.

Las características organolépticas del zapote negro hacen que sea ideal para degustarlo fresco y crudo, ya sea troceado o con una cuchara, por lo que hay que extraerle las semillas interiores. La cremosidad y el gusto a chocolate de la pulpa lo han introducido en la elaboración de helados, confituras, batidos y postres. En estos casos, los entendidos aconsejan adicionarle una pizca de zumo de limón para que la textura se torne más melosa. En México lo riegan con zumo de naranja o leche y lo consumen de postre. En algunas ocasiones, mezclan la pulpa del zapote con vino, mientras que en Centroamérica optan por fermentar el fruto para obtener un licor que proporciona un sabor similar al brandy.

Alimentos
El redactor recomienda