A pesar de ser un alimento rico en grasas, la mayor parte de ellas provienen del ácido oleico. Se trata de una grasa monoinsaturada que ayuda a reducir los niveles de colesterol de baja densidad (LDL), aumentar los de alta densidad (HDL) y rebajar la tensión arterial. Por estas razones, el aguacate se presenta como un óptimo alimento para prevenir enfermedades cardiovasculares.

100 gramos de aguacate contienen cerca de 400 miligramos de potasio, una cantidad superior a la del plátano. Medio aguacate provee del 25% de la cantidad diaria recomendada de vitamina K, un nutriente que juega un papel fundamental en la salud de nuestros huesos.

Valores nutricionales (100 g):

Calorías: 137 kcal

Carbohidratos: 0,4 g

Grasas: 12 g

Proteínas: 1,5 g

Fibra dietética: 6,3 g

Tipos de aguacate

Existen decenas de variedades que por su procedencia se pueden agrupar en tres categorías: de las Indias Occidentales, de México y de Guatemala. La variedad más consumida es el aguacate hass.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Historia y curiosidades

- Tradicionalmente se atribuía el origen del aguacate a la zona del Valle de Tehuacán en México. Existen, sin embargo, evidencias fósiles que apuntan a tres focos en los que se erigieron originalmente plantaciones de este árbol: la mencionada México, Guatemala y las Indias Occidentales.

- Según datos de la FAO, la nación azteca es el mayor productor mundial, con 1,52 millones de toneladas anuales, un millón más que la República Dominicana, segunda en la lista. Semejantes niveles de explotación están teniendo importantes consecuencias en la deforestación ilegal de los bosques de pinos y abetos del centro de México.

- La forma más común de consumirlo, en guacamole acompañado de tortitas de maíz ricas en calorías y sodio, contrarrestra en buena medida parte de sus propiedades.