Nutrigenética: la biología molecular en el campo de la nutrición
  1. Nutrición
EL FUTURO DE LA ALIMENTACIÓN

Nutrigenética: la biología molecular en el campo de la nutrición

Es tal la importancia de la alimentación en nuestro día a día que numerosos campos de estudio la han tomado como fuente de inspiración, dando lugar a ciencias que en el pasado eran totalmente desconocidas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Para la mayoría de comensales es un término totalmente desconocido, pero la nutrigenética tiene como foco de estudio algo intrínseco en el ser humano: la relación entre los genes y la respuesta a la dieta. Es decir, la nutrigenética explica por qué cada persona tiene una reacción distinta ante los mismos alimentos. Además, su objetivo es “conocer y poder modificar las variables ambientales y así conseguir una vida saludable mediante una dieta personalizada con el fin de evitar importantes patologías. Hoy día es una realidad poder realizar estudios genéticos precisos que sirven como herramienta para generar recomendaciones nutricionales personalizadas, ajustar la dieta y el estilo de vida en función de nuestro perfil genético”, explican desde la Fundación Española de Expertos en Obesidad. Pero ¿en qué consiste realmente?

La dieta del ADN

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Más concretamente, la nutrigenética estudia nuestro ADN para conocer aquellos agentes o factores ambientales que nos afectan de manera negativa. La información que guardan los más de 30.000 genes que residen en cada individuo condiciona el estado nutricional, algo que se escapa completamente de nuestro control. Sin ir más lejos, en el año 2001, se descubrió que existen pequeñas variaciones genéticas que influyen en el desarrollo de algunas enfermedades. Mediante el análisis de estos datos genéticos podemos saber si tenemos predisposición o no a padecer esos problemas de salud en el futuro.

Nos ayuda a prevenir enfermedades, identificadas a través del ADN, con unas pautas dietéticas concretas

Una revelación que, sin duda alguna, afecta también a la alimentación, pues la nutrigenética nos puede ofrecer pistas para contrarrestar esas situaciones provisionales de riesgo con una dieta y unos hábitos de vida adecuados a las necesidades individuales. ¿Esto qué significa? Que los expertos en nutrición y salud pueden ayudarnos a prevenir una serie de enfermedades, identificadas a través de un análisis del ADN, con unas pautas dietéticas concretas. Alcanzando así una personalización de la alimentación casi íntegra. La diabetes, la hipertensión o las enfermedades cardiovasculares, muy frecuentes en adultos, son tres de los casos más habituales.

“No obstante, las recomendaciones dietéticas nunca pueden venir determinadas únicamente por el análisis genético, sino que este debe complementarse con los datos obtenidos a través de un análisis antropométrico, bioquímico y de historia familiar y dietética, y siempre con el asesoramiento de un profesional nutricionista”, añaden desde CinfaSalud.

Así es el test nutrigenético

Tal y como acabamos de ver, el test nutrigenético consigue un plan nutricional saludable totalmente personalizado y basado en la información que comparten nuestros genes. Aunque su función principal sea la de mantener la salud del paciente, algunos expertos también la utilizan para perder peso. De hecho, según el grupo hospitalario Quirón Salud, nos permite obtener unos resultados óptimos tres veces más rápido que sin una dieta personalizada y con un menor riesgo de efecto rebote.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

El estudio del ADN se realiza a través de la saliva y analiza multitud de parámetros y variantes genéticas que afectan notablemente a nuestras características funcionales como, por ejemplo, el rendimiento muscular, el flujo sanguíneo, la acción del metabolismo frente a la grasa, la resistencia a la insulina, el riesgo cardiovascular, el proceso inflamatorio del tejido graso, la respuesta del organismo a los diferentes nutrientes, la habilidad para la detoxificación o el potencial aeróbico, entre otros.

“Una vez obtenidos los resultados esta información es un resultado para toda la vida para el paciente por lo que podrá trabajar sobre ella a lo largo de los años sin preocuparse en que puede variar”, afirman desde la Fundación Española de Expertos en Obesidad. Eso sí, recordad que siempre debe ser bajo la supervisión de un especialista en nutrición que sepa disponer las distintas pautas según las necesidades, los objetivos y el historial clínico y familiar del paciente.

¿Y que es la nutrigenómica?

En este caso, estamos ante la ciencia que estudia la relación de los alimentos con el genoma, de ahí el nombre por el que también es conocida: genómica nutricional. Es decir, la nutrigenómica se centra en la manera en la que los nutrientes y otros componentes de nuestra dieta interaccionan o modulan el material genético. “Al hacer una interpretación determinada del material genético, los distintos tipos de dietas podrían desembocar en distintos resultados, sin olvidar la variabilidad individual”, añaden desde el Instituto Nutrigenómica. Esto determina nuestra respuesta fisiológica a los alimentos que comemos.

Aunque actualmente las líneas de investigación en las que trabaja se centran en prevenir la obesidad -debido a la juventud de esta rama de la genética-, en un futuro podría cumplir una función muy similar a la que ejerce la nutrigenética en el presente, como las enfermedades cardiovasculares o el envejecimiento de las células. Tiempo al tiempo.

Dieta Enfermedades Alimentos
El redactor recomienda