Fue hace un siglo cuando Isaac Carasso elaboró el primer yogur con fermentos lácticos para ayudar a combatir los problemas de salud intestinal que, por entonces, sufrían los niños en Barcelona. Este alimento elaborado con leche fresca, al que denominó Danone por su hijo, comenzó a venderse en las farmacias de la Ciudad Condal, contribuyendo a disminuir la malnutrición de los más pequeños de la casa. Hoy, cien años después, la marca Danone cuenta con un extenso porfolio de productos alimenticios, cuyo denominador común es un interés constante por la salud.

'The Love Behind Food Summit' es, en palabras de la vicepresidenta de Marketing de Danone Ibérica Cristina Kenz, el "trozo de pastel" que la marca ha querido compartir para conemorar su primer centenario. Unas jornadas que, siguiendo el espíritu innovador y emprendedor de la compañía, han supuesto el inicio de un nuevo diálogo en torno al futuro de la alimentación. Un espacio donde personajes inspiradores de todas partes del globo han debatido sobre qué comemos y cómo lo comemos, la forma de apoyar nuestra salud a través de la alimentación, cómo empoderar a las nuevas generaciones y qué impacto tiene nuestra actual dieta en el planeta.

Emmanuel Faber, CEO Danone (Carmen Castellón).
Emmanuel Faber, CEO Danone (Carmen Castellón).

De este modo, la cumbre comenzó el miércoles 8 de mayo con las voces de los más jóvenes. Tres alumnas del colegio La Biznaga (Málaga), CEIP que forma parte de la iniciativa 'Alimentando el cambio', transmitieron sus inquietudes a los allí presentes, dejando claro que una alimentación saludable implica un respeto al planeta. Tras ellas, la maestra de ceremonias Helena Díez-Fuentes daba la bienvenida a los centenares de personas que habían llenando el auditorio del Disseny Hub Barcelona, dando paso al primer ponente, Emmanuel Faber, CEO de Danone. Nada más comenzar, Faber sorprendió a los presentes con una noticia: el acceso a la colección histórica de 1.800 cepas de Danone para fines centíficos. Cien años después de que se creara el primer yogur, la marca permite el acceso a sus 193 cepas de fermentos lácticos y bifidobacterianos en el Centro de Recursos Biológicos del Instituto Pasteur (CRBIP) y a las 1.600 del Centro de Investigación e Innovación en París-Saclay.

"En el paradigma actual, nuestro sistema alimentario y nuestra sociedad se enfrentan a una serie de desafíos sin precedentes. Por ello, nos enorgullece abrir nuestra colección única de cepas a los investigadores del mundo para ayudarnos a avanzar hacia un mundo más saludable y más sostenible", concluía el CEO. Compartir este valioso legado para contribuir a la investigación científica y la revolución alimentaria que Danone establece en sus Objetivos 2030: inspirar prácticas de alimentación y bebida más sanas y sostenibles. En este contexto, Faber insistió en la visión 'One Planet, One Health' (un planeta, una salud) que relaciona estrechamente la salud de las personas y la de la Tierra.

En torno a las 9.30 llegaba el turno del ex tenista Andre Agassi, firme creyente de que la educación es el motor del cambio para las futuras generaciones. A través de su Fundación, trabaja para que todos los jóvenes estadounidenses tengan un acceso inclusivo a una enseñanza pública y de calidad que les ayude a tener las mismas oportunidades, independientemente del lugar donde les haya tocado vivir. La alimentación también juega un papel decisivo, ya que la salud afecta directamente a la educación. Y es que una dieta equilibrada contribuye a un buen desarrollo cognitivo. La entrevista, o casi soliloquio, del ex tenista concluyó con las preguntas de tres chavales. ¿Quién mejor que ellos para desvelar algunos secretos del estadounidense?

El futuro de la alimentación

Tras el descanso llegó el turno de cinco ponentes que, a través de diversas charlas y debates, cuestionarían el sistema alimentario actual y discutirían las claves de una revolución inminente. Mark Wolf (fundador de Smart Kitchen Summit), Lynda Deakin (socia y directora general de IDEO) y Cecilia Tham (tecnología social en Alpha Telefónica y fundadora de MOB) se centraron en el futuro de la alimentación: cómo será, qué papel jugará la tecnología, cómo está cambiando nuestra forma de comer, principales retos y cambios que debemos hacer en nuestras rutinas, entre otros dilemas.

Mike Wolf, CEO Smart Kitchen Summit (Carmen Castellón).
Mike Wolf, CEO Smart Kitchen Summit (Carmen Castellón).

Y puesto que la innovación es clave para realizar esta transformación, el científico Fabrice De Clerck (EAT y CGIAR) mostró una perspectiva de cómo será la alimentación dentro de cien años, centrándose en la producción sostenible de los recursos de los que disponemos. La mañana terminaba con una interesante charla entre De Clerck y Ramón Morla, ganadero que trabaja con Danone desde hace más de dos décadas, exponiendo que las buenas prácticas en materia sostenible se deben iniciar desde las granjas. Aunque Morla coincidía con Fabrice, insistía en recordar que el peso de esa transición no puede recaer únicamente en los productores.

¿Y las nuevas generaciones?

Por último, las hermanas Lisa & Alana Macfarlane (fundadoras de The Gut Staff), la profesora Jess Haines (Universidad de Guelph e Instituto Internacional de Danone), el matrimonio formado por Joanna Parker y David Parker (creadores de Yumble) y Ross Hall (Ashoka) trataron la importancia y necesidad de empoderar a las nuevas generaciones para que estas sean agentes de cambio. ¿Cómo? Nuevamente a través de la educación. Una educación que comienza en casa.

La primera jornada terminaba con un inspirador discurso de Francisco Camacho, vicepresidente Ejecutivo de la División de Productos Lácteos y de Origen Vegetal de Danone, en el que además de explicar cómo ha evolucionado la sociedad en estos 100 años, evocando la visión de Carasso: mejorar la salud de las personas, ha recordado que hay cosas que no cambian. "El querer" es un sentimiento que la familia Danone ha mantenido desde sus inicios en 1919. Y todo apunta que piensan seguir conservándolo cien años más.