Por su bajo contenido en grasas y calorías, si se cocina de manera suave, sin exceso de aceites y salsas, el rape es un pescado muy indicado en las dietas destinadas al control de peso, a los trastornos digestivos y a la alimentación infantil.

A pesar de su poco aporte calórico, el rape es rico en proteínas, vitaminas del grupo B y minerales como el hierro, el magnesio, el fósforo y el potasio.

Propiedades nutricionales del rape (crudo, en 100 g):

Calorías: 70 kcal

Carbohidratos: 0 g

Grasas: 0,6 g

Proteínas: 15.9 g

Fibra dietética: 0 g

Tipos de rape

Existen más de 200 especies. La mayoría vive en las profundidades de los océanos Atlántico y Antártico, aunque algunas habitan en lugares tropicales poco profundos. Entre las más consumidas están el rape blanco, el negro o el americano.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Cuál es su temporada?

Abril y mayo son los meses más propicios para su pesca.

Historia y curiosidades

Su rasgo más distintivo, presente solo en las hembras, es una protuberancia de la espina dorsal que sobresale por encima de sus bocas a modo de caña de pescar. En la punta de dicho apéndice hay una trampa luminosa generada por una pequeña bolsa llena de bacterias que usan como señuelo para atraer a sus presas. Tienen una boca tan grande y un cuerpo tan maleable que pueden tragarse presas que les doblan en tamaño.