Ugli: un cítrico que solo se cultiva en Jamaica muy rico en vitamina C
  1. Nutrición
FRUTA ANTIOXIDANTE Y CARDIOSALUDABLE

Ugli: un cítrico que solo se cultiva en Jamaica muy rico en vitamina C

Es un híbrido entre la naranja de Sevilla, la mandarina y la toronja. Aunque luce un aspecto poco apetecible, es muy rico también en fibra y antioxidantes

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El dilatado listado de frutas que tenemos a nuestra disposición en el mercado, el cual se incrementa periódicamente con nuevas propuestas –muchas de ellas procedentes de regiones exóticas–, puede hacernos pensar que ya las conocemos todas. Sin embargo, esto no es así, pues esta saludable familia nos demuestra que es muy prolífica y que hay un buen número de miembros que pasan inadvertidos o que no han visto nuestros ojos. Buen ejemplo de ello es el ugli, un cruce botánico entre la naranja de Sevilla o agria, la mandarina y la toronja, que recuerda al tangelo, una fruta muy típica del sudeste asiático y Estados Unidos.

Fue descubierta por una (acertada) casualidad hace más de 80 años en Jamaica, donde crecía de forma silvestre. La familia Trout Hall Ltd. se encargó de cultivarla y exportarla a otras regiones, principalmente Estados Unidos, Canadá y algunos países de Europa. A día de hoy, dicha familia es la única productora, quien han registrado el nombre de esta fruta como marca comercial. Cuentan con numerosas plantaciones, siendo la más extensa la que se ubica a 300 metros sobre el nivel del mar en las colinas de Jamaica, de las que exportan más de 70.000 cajas anuales, según los datos que muestran en su web oficial.

Tal y como anticipa su nombre - es una variación de la palabra inglesa 'ugly', que significa feo-, tiene un aspecto muy poco apetecible que no entra por los ojos, pero forma parte innegable de su encanto, pues muestra una cáscara gruesa, rugosa y escarpada de color amarillo intenso. Sin embargo, su pulpa de naranja intenso es de lo más jugosa y regala un inconfundible sabor dulce con delicados matices ácidos, que constituye la delicia de los amantes de los cítricos y le lleva a participar en un buen número de preparaciones culinarias.

Fea pero rica en nutrientes

Foto: iStock.
Foto: iStock.

  • En el terreno nutricional posee, como todos los cítricos, una copiosa lista de beneficios. Despunta por su alto contenido en vitamina C, de la que proporciona el 70% de la cantidad diaria recomendada. Dicha vitamina sobresale por su acción antioxidante, pues lucha contra el daño provocado por la acción de los radicales libres, y protectora del sistema inmunológico, previniendo la aparición de infecciones, catarros o gripes. Aunque también contiene interesantes cantidades de vitamina A, que ayuda gozar de una excelente visión, especialmente la nocturna, e interviene en el crecimiento celular o en el buen estado de órganos como el corazón o los riñones.

Se descubrió por casualidad hace más de 80 años en Jamaica, donde crecía de forma silvestre

  • Asimismo, carece de grasas y colesterol, tiene un copioso nivel hídrico y es escueta en calorías, ya que proporciona en torno a 45 kcal por cada 100 gramos de producto. Esto la convierte en un excelente diurético y un buen aliado de la báscula o de quienes desean mantener una dieta saludable.
  • La fibra es otros de los componentes destacados de esta exclusiva fruta, de la que aporta el 8% de la cantidad diaria recomendada. Por lo tanto, su consumo es ideal para quienes padecen estreñimiento, para las personas diabéticas, pues regula los niveles de glucosa en sangre, e incluso para prevenir enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer o enfermedades respiratorias.
  • Además, constituye una excelente fuente de polifenoles y flavonoides, compuestos fitoquímicos que destacan por su actividad antioxidante, anticancerígena, antiinflamatoria, antiviral y antialergénica. Incluso tienen efectos positivos sobre el sistema cardiovascular, tal y como concluye un estudio realizado por el Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina del a Universidad Complutense de Madrid y el Instituto de Investigación en Ciencias de Alimentación (CIAL, CSIC-UAM) de Madrid. España. Según este, "estos compuestos presentan efectos vasodilatadores, son capaces además de mejorar el perfil lipídico y atenúan la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad (LDL). Presentan claros efectos antiinflamatorios y estos compuestos son a su vez capaces de modular los procesos de apoptosis en el endotelio vascular".
  • Por lo que respecta los minerales, incluye principalmente calcio, del que proporciona el 2% de la cantidad diaria recomendada, y potasio. Como bien es sabido, estos micronutrientes son esenciales para el mantenimiento de la salud muscular y ósea, previniendo patologías asociadas como la osteoporosis.

Polivalente en la cocina

Foto: iStock.
Foto: iStock.

El ugli está disponible en el mercado desde abril a noviembre, su época de recolecta y, por lo tanto, cuando mejor sabe. A la hora de escoger los ejemplares de calidad, debemos fijarnos en la tonalidad de su piel, que debe ser anaranjada o amarilla brillante. Si, por el contrario, luce verde o amarillenta, no están en su óptimo grado de maduración. Además, es importante evitar los que lucen una piel demasiado seca o no muestran elasticidad al presionar manualmente.

Para degustarla, hay que retirarle la piel, siguiendo el mismo procedimiento que para las naranjas o las mandarinas. Si queremos sacarle el máximo partido gustativo y disfrutar de sus cualidades organolépticas originales, lo ideal es consumirlo en solitario, ya sea retirándole los gajos o con una cuchara.

No obstante, esta fruta da mucho de sí. Su inédito sabor dulzón la convierte en un ingrediente ideal de zumos, helados, jaleas, postres e incluso ensaladas, a las que confiere un retrogusto ácido, o macedonias, siendo sus mejores compañeros de juego las fresas, el mango o las uvas. Para hacer aún más especial su sabor y darle un poco de chispa, podemos rociarlo con unas gotas de vino de Jerez, ron o Kirsch o licor de cerezas.

Alimentos Nutrientes Dieta Fruta
El redactor recomienda