Vino tinto, el nuevo aliado de los astronautas que viajarán a Marte
  1. Nutrición
lo dice la nasa

Vino tinto, el nuevo aliado de los astronautas que viajarán a Marte

Llegar al planeta rojo plantea numerosas dificultades. Una de ellas, mantener la forma física de los viajeros espaciales en un trayecto tan largo. Y aquí la dieta tiene mucho que decir

Foto: Vino tinto. (iStock)
Vino tinto. (iStock)

La soñada misión tripulada a Marte de la NASA está cada vez más cerca, si bien aún no hay fecha definitiva, ya que las piedras en el camino no son pocas, más allá del inmenso gasto económico que supone.

Los científicos norteamericanos se enfrentan, entre otras cosas, a asegurar la buena forma física de los astronautas en un viaje tan largo (según la NASA, con la tecnología disponible se puede llegar de la Tierra al planeta rojo en unos nueve meses, más los tres meses de estancia prevista en él y los otros nueve de vuelta). Y como apuntan, si bien existe un amplio conocimiento de los efectos de la microgravedad en la fisiología humana, las consecuencias en ella de una gravedad parcial son mucho más inciertas.

"El resveratrol conserva la masa ósea y muscular en animales en ambiente de microgravedad", Dra. Mortreux


En el espacio exterior, sin la fuerza de la gravedad, los músculos y los huesos sufren. Los primeros en mostrar problemas son los que soportan mayor peso. Y en Marte el esfuerzo gravitatorio es el 40% del que realizamos en la Tierra, por lo que se hace necesario idear estrategias para prevenir daños en la musculatura de los tripulantes.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Hacia dónde apuntan los investigadores? Directos a la dieta. Y en ella han hallado un aliado importante, el vino tinto, gracias a uno de sus componentes, el resveratrol. Así acaban de indicarlo los autores de un nuevo estudio, financiado por la NASA y realizado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard. Lo ha publicado 'Frontiers in Physiology' y en él se señala, como indica la doctora Marie Mortreux, autora principal del trabajo, que "después de solo tres semanas en el espacio el músculo sóleo se reduce en un tercio; y esto se acompaña de una pérdida de fibras musculares de contracción lenta, que son necesarias para mantener la resistencia. La clave para solucionar esto podría estar en la dieta, también teniendo en cuenta que los astronautas que viajen a Marte no tendrán acceso a las máquinas para hacer ejercicio de la Estación Espacial Internacional".

Efectos antioxidantes, antiinflamatorios y más

El resveratrol se perfila como una de las sustancias estrella para proteger la musculatura de los cosmonautas. Este polifenol está presente fundamentalmente en las uvas (también en los arándanos) y son ampliamente conocidos sus efectos antiinflamatorios y antioxidantes. Como indica la doctora Mortreux, en este nuevo trabajo "se ha demostrado que el resveratrol conserva la masa ósea y muscular en ratas en un experimento análogo a la microgravedad durante un vuelo espacial. Por lo tanto, mantenemos la hipótesis de que una dosis diaria moderada (150 mg al día) ayudaría a mitigar el desajuste muscular en la situación de gravedad a la que estarían expuestos en Marte".

El resveratrol ayudó a recuperar las funciones musculares perdidas de los animales del experimento

Para llegar a este descubrimiento los científicos han contado con 24 ratas de laboratorio y las mantuvieron en un espacio con una temperatura controlada y un ciclo de 12 horas de día y 12 de oscuridad. Bebían agua ad libitum y su comida fue monitorizada. Algunos de los animales fueron expuestos a una gravedad normal y el resto a la de Marte durante 14 días. La mitad de los de cada grupo recibió una dosis diaria de resveratrol. Semanalmente se analizaron distintos marcadores para comprobar el desgaste de huesos y músculos y tras el experimento se sacrificó a las ratas para seguir examinando el efecto de esta sustancia sobre el organismo en las distintas condiciones.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Así, se comprobó que las ratas que estaban en 'modo Marte' sufrían las consecuencias musculares y óseas de su gravedad, pero se halló también que las que tomaron resveratrol recuperaron en gran medida (si bien no por completo) estas funciones perdidas. Además, el consumir esta sustancia no afectó a la ingesta de comida ni al peso corporal. La doctora Mortreux encuentra la explicación en "la sensibilidad a la insulina. El tratamiento con resveratrol promueve el crecimiento muscular en animales diabéticos, al aumentar la sensibilidad a la insulina y la captación de glucosa en las fibras musculares. Esto también es relevante para los astronautas, ya que se sabe que durante los vuelos espaciales desarrollan una sensibilidad reducida a esta hormona".

Se precisan más estudios para dar con la dieta perfecta para el astronauta que viajará a Marte, pero el resveratrol (quizá junto a otros antioxidantes sobre los que también se están realizando estudios, como las frutas deshidratadas) parece ser un pasajero seguro.

Vino tinto Dieta
El redactor recomienda