De todos los retos a los que se tienen que enfrentar los seres humanos, algunos de los más difíciles de superar son aquellos que hemos provocado nosotros mismos, como dejar de fumar o adelgazar. ¿cuál de los dos es más difícil? Es complicado decirlo, pero es lógico pensar que la pérdida de peso, dado que el número de exfumadores aumenta día a día, pero el número de gente con un peso superior al recomendado también lo hace. En esa lucha eterna contra los kilos de más se han probado infinidad de cambios en nuestro estilo de vida, como las dietas, así como un sinfín de medicamenteos, pero la solución suele pasar por una fuerza de voluntad inquebrantable.

Teniendo en cuenta que la obesidad y el sobrepeso son las causas más comunes de hipercolesterolemia y enfermedad cardiovascular, es lógico que el sector médico tenga como uno de sus objetivos principales mejorar el tratamiento del acumulamiento de grasa corporal. Es por esto que ahora se está hablando del nuevo 'milagro', un complemento alimentario llamado Meratrim. Lo normal es que cuando alguien nos habla de unas pastillas que nos ayudan a perder peso sin esfuerzo sintamos desconfianza. Es por esto que Alimente ha decidido hacer una revisión de todos los estudios científicos que apoyan o desmienten los efectos de este nuevo 'milagro'.

El estudio (de innegable calidad) que probó sus resultados, fue financiado por la compañía que lo fabrica

Pero vamos por partes: ¿qué es? Es un conjunto de extractos de dos tipos de hierbas medicinales, Sphaeranthus indicul (conocida en España como 'cardo de globo') y Garnicia mangostana, también conocida como mangostán. Para ambas se han llevado a cabo estudios en el pasado investigando sus propiedades medicinales. En el caso del cardo de globo, un estudio de la investigadora Shakila Ramachandran del Siddha Central Research Institute, en la India, aclara que esta planta tiene, en mayor o menor medida, las siguientes cualidades: ovicida, antimicrobiana, antiviral, larvicida, analgésica, antipirética, hepatoprotectora, broncodilatadora, ansiolítica, inmunomoduladora, antidiabética, antioxidante y depresora del sistema nervioso central.

Por otro lado, los investigadores Dmitry Obolskiy, Ivo Pischel, Nisarat Siriwatanametanon y Michael Heinrich de la University of London, explican en otro estudio que el mangostán tiene "propiedades antiinflamatorias que se han utilizado en el tratamiento de infecciones de piel y en heridas. Además, se utiliza para luchar contra la disentería, los desórdenes urinarios, la cistitis y la gonorrea".

Pero desde la compañía farmaceútica productora del Meratrim, Interhealth Nutraceuticals, defienden las siguientes propiedades del tratamiento:

  • Mayor dificultad para reproducirse por parte de los lipocitos.
  • Disminución de la cantidad de grasa que esas células recogen del torrente sanguíneo.
  • Ayuda a esas células a quemar los lípidos acumulados.

Como ellos mismos aclaran, estos resultados fueron todos observados in vitro, por lo que no existe la seguridad de que ocurra lo mismo en un cuerpo humano.

¿Funciona o no?

Aquí nos encontramos con la gran trampa (aunque podía no serlo) de toda esta historia: un estudio aleatorizado, de doble ciego, controlado por placebo. Vamos, un estudio de calidad máxima. La parte mala y que hace que uno pueda dudar de sus resultados es que fue completamente fundado por la farmaceútica que fabrica el producto.

Foto: iStock
Foto: iStock

El trabajo científico fue llevado a cabo por los investigadores J. S. Stern, J. Peerson, A. T. Mishra, V. S. Mathukumalli y P. R. Konda, de la University of California Davis en Estados Unidos. Se separó a los participantes en dos grupos muy diferenciados. El primero, tomaba 400 mg de Meratrim antes de la comida y de la cena. El segundo grupo tomaba un placebo de 400 mg en esos mismos momentos.

Todos y cada uno de los sujetos de estudio siguieron durante la duración de la investigación una dieta de exactamente 2.000 kcal diarias y un ejercicio físico de 30 minutos.

Al terminar el estudio, el grupo que había estado tomando Meratrim perdió 5,2 kg de media, mientras que los que tomaban placebo solo adelgazaron 1,5 kg.

Además, como detallan los investigadores en su estudio, otros aspectos de la salud de los participantes que tomaron el suplemento fueron:

  • Disminución de los niveles de colesterol en sangre, que bajaron, de media, 28,3 mg/dL.
  • Disminución de 68,1 mg/dL de los niveles de triglicéridos en sangre.
  • Una reducción importante de la cantidad de azúcar en sangre basal.

Además, no se describieron efectos secundarios debidos a la ingesta de este suplemento alimentario. Es innegable que, a pesar de estos resultados, hace falta mucha más investigación que no pueda estar condicionada por la financiación de la compañía que lo posee. Al menos, de momento, todo pinta bastante bien en el futuro de la lucha contra el sobrepeso y la obesidad.