Uno de los platos estrella del verano es la ensalada. Nos apetece porque es fresca, ligera, fácil de preparar y, además, acepta todo tipo de ingredientes. Entre sus ventajas destaca que podemos servirla al centro, para compartir, pero también como plato principal o como guarnición.

Las opciones para hacer una ensalada son casi infinitas, pero hay una regla básica: debemos apostar por la variedad y calidad de la materia prima. Puedes encontrar todo lo que necesitas, incluso los alimentos más exóticos, en los supermercados de El Corte Inglés, que aprovecha todos los recursos de la huerta para incorporar los mejores productos en su punto óptimo de frescura. Te proponemos una serie de ingredientes y recetas en los que tal vez no hayas pensado y que te abrirán un mundo de posibilidades. ¿El truco para que cada día tomes una ensalada diferente? Ir alternando la base, las proteínas, los 'toppings' y los aliños.

Elige la base

  • La lechuga y el tomate nos encantan, pero la huerta nos ofrece muchas más opciones. Si queremos una base de verdura de hoja verde podemos elegir entre canónigos, berros, espinacas, rúcula, escarola… La gama ‘baby’ o brotes tiernos nos ofrece una suavidad especial.
  • La pasta siempre es una buena alternativa. Si no puedes ingerir gluten, te interesará saber que puedes decantarte por espirales de legumbres, tanto de guisantes como de lentejas. Son saciantes y saludables. Y hablando de lentejas, ¿quién dijo que eran solo para el invierno? En esta receta de ensalada de lentejas con bacalao ahumado y queso son la base idónea para esta ensalada mediterránea.

Quinoa (Pxhere).
Quinoa (Pxhere).

  • Otra opción es la de utilizar como base uno de los alimentos del año: la quinoa. Para que sea aún más nutritiva, puedes tomarla en sus variantes roja y negra. En esta ensalada quinoa con vegetales, las hojas de menta le darán el punto de frescor definitivo que necesitas.
  • Échale imaginación: ¿qué te parecen unos tallarines de calabacín y zanahoria? Solo necesitas un espiralizador de verduras y, en menos de un minuto, conseguirás una ensalada original, refrescante y ligera.

Después, la proteína

Si te apetece darle un giro a tus ensaladas, atrévete con sabores nuevos:

  • ¿Has probado el pollo confitado? Una opción para conseguir un toque diferente. Puedes utilizar frutas para confitarlo -como la naranja o la manzana- y vinagretas de frutos secos.
  • También puedes incorporar pescado, fuente de Omega 3. Te proponemos el tataki de atún: corta el atún en tiras gruesas, márcalo bien por todos lados al fuego y lo retiras. Después lo cortas en rodajitas. Te quedará la parte exterior dorada y el interior semicrudo. Otra posibilidad es optar por el salmón, tanto braseado como marinado o ahumado. En esta ensalada de salmón noruego marinado y vinagreta de pomelo te sorprenderá el contraste de sabores.

(Pxhere).
(Pxhere).

  • Si haces 'roast beef', te recomendamos que cocines un poco más para poder incorporarlo a tu ensalada. Frío casa a la perfección con las hortalizas que hayas elegido.
  • No olvides el tofu: es una magnífica fuente de proteína vegetal y su textura lo hace idóneo para las ensaladas. ¿No sabes cómo incorporarlo? Aquí te dejamos una receta que es pura tendencia 'veggie', ensalada de espinacas, germinados y tofu.

Ahora, los 'toppings'

No te quedes en los clásicos y llena de nuevos sabores tu ensalada. Además del tomate cherry deshidratado, setas, champiñones o mango, te damos cuatro sugerencias más:

  • Legumbres: pueden ser tu base pero también un 'topping' para darle un toque diferente. Puedes apostar por edamames -vainas de soja- pero también por garbanzos, lentejas y alubias rojas o negras.
  • Huevo poché: si te has cansado del huevo cocido, ¿por qué no pruebas con uno poché? Su yema líquida impregnará el resto de los ingredientes y les dará untuosidad y sabor.

Alga wakame (Pixabay).
Alga wakame (Pixabay).

  • Algas: el wakame es una de las algas que mejor encajan en una ensalada. Su textura crujiente hará que cada bocado nos sepa a mar. Si las aliñas con un aceite de sésamo, potenciarás el sabor.
  • Col: es la base de la ensalada americana. Cortarla en juliana muy fina y servirla cruda.

El toque final: aliño y 'top up'

Y para dar personalidad a tu ensalada, no olvides el aliño. Te proponemos que incorpores las vinagretas, como la de lima, o el hummus. Lo único que debes tener en cuenta en este último caso es que conviene que lo hagas más ligero, menos espeso, para que puedas emulsionarlo bien, como en esta ensalada de maíz. Los curries también están de moda: si los incorporas a tus ensaladas, le darás el toque exótico que necesitas.

Y no hemos hablado de la chía, arándanos, granada, lino o cúrcuma que también puedes incorporar como 'top up'. Echa a volar tu imaginación y mezcla ingredientes y sabores. Conseguirás tus propias recetas más personales. Nosotros te recomendamos que comiences con esta original ensalada de queso de cabra y frutas con vinagreta de naranja.

*El Confidencial, en colaboración con el Supermercado de El Corte Inglés, te presenta una serie de artículos con los que aprenderás a reconocer los mejores productos frescos de temporada, de proximidad y de la máxima calidad. También recetas saludables para poder llevar una dieta rica, nutritiva y llena de sabor. Si quieres conocer más ideas y consejos para preparar tu verano, aquí podrás descubrir información actualizada todas las semanas.