Acelgas, beneficios de esta gran fuente de vitamina A
  1. Nutrición
Acelgas ayudan a prevenir problemas de vista

Acelgas, beneficios de esta gran fuente de vitamina A

Ayudan a prevenir ciertas enfermedades degenerativas de la vista, a la vez que contribuye a reducir el riesgo anemia, el daño óseo o los problemas para conciliar el sueño

placeholder Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Para encontrar los orígenes de las acelgas hay que remontarse al siglo VII a.C, cuando los árabes comenzaron su cultivo. Los romanos o los griegos también fueron firmes defensores de las acelgas, tanto como alimento como medicina.

Y es que las acelgas tienen importantes beneficios sobre la salud que van desde la protección de la vista hasta la recuperación muscular o el refuerzo del sistema inmunitario.

Actualmente, Cataluña, la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia son las tres áreas donde el cultivo de acelgas es más destacado. La exportación es casi anecdótica, siendo Francia el país que más acelgas españolas consume.

Beneficios de las acelgas

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Si estamos buscando cuidar nuestro peso, las verduras como las acelgas son una de las opciones más interesantes para incluir en nuestra dieta. Son un excelente alimento para el control del peso, nos ayudan a adelgazar y además nos aportan muchos nutrientes muy importantes para la salud.

¿Por qué las acelgas favorecen la pérdida de peso? La clave la encontramos en dos factores: calorías y agua. Esta verdura tiene un bajo contenido calórico, apenas 20 calorías por cada 100 gramos de producto, por lo que es una excelente alternativa para llenar nuestro plato sin apenas sumar calorías a nuestro menú.

Pero no solo debemos mirar este indicador, la cantidad de agua contenida por un alimento es otro de los factores que más pueden afectar a la pérdida de peso y volumen. En este caso, las acelgas contienen 95 gramos de agua. Esto ayuda a la eliminación de líquidos y toxinas, a la vez que ayuda a depurar y desintoxicar nuestro organismo.

En cuanto al reparto de micronutrientes más importantes y que más cuidan nuestra salud, encontramos fundamentalmente cinco destacados: vitamina A, vitamina C, calcio, potasio y magnesio.

La vitamina A es el gran aliado de nuestra vista. Ayuda a prevenir ciertas enfermedades degenerativas, como el glaucoma, la degeneración macular, las cataratas… Llevar una dieta rica en vitamina A es imprescindible si queremos cuidar la vista y las acelgas son uno de los mejores alimentos para ello (183 ug).

Pero, además, también influye en otros procesos, como prevenir el estrés oxidativo o desarrollar y mantener los dientes y los huesos.

La vitamina A de las acelgas tiene efectos positivos sobre la vista, la piel, los dientes y los huesos

En las acelgas encontramos además una pequeña fuente de vitamina C. Es mucho menos significativa (35 mg), pero también tiene sus efectos positivos en nuestro organismo. Ayuda a fijar mejor el hierro y prevenir la anemia, además del beneficio más conocido por todos, el de reforzar nuestro sistema inmunitario para protegernos contra enfermedades comunes como resfriados o gripes. Pero también colabora en la cicatrización de la piel, en bloquear los efectos negativos de los radicales libres y en evitar trastornos como la artritis. Como decimos, no es la mayor fuente de vitamina C que vamos a encontrar en el mercado (pimientos o naranjas están en el podio), pero nos da un aporte interesante que no debemos despreciar.

Entrando en el campo de los minerales, las acelgas son muy ricas en potasio (378 mg). El potasio se relaciona con los deportistas y sin duda está totalmente justificado, pero esto no significa que al resto de los mortales no nos sirva de ayuda. Todo lo contrario. Ayuda a la reparación muscular, pero también controla la presión arterial, actúa como diurético y metaboliza los hidratos de carbono. Sus procesos son fundamentales para las funciones básicas del organismo.

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Las acelgas nos ayudan a dormir

En menor cantidad y en proporciones casi idénticas aparece el magnesio (81 mg) y el calcio (80 mg). El calcio está estrechamente ligado con la salud de los huesos. Contribuye a su desarrollo en edades tempranas, pero también a su mantenimiento en la edad adulta, por lo que es un nutriente que no debemos descuidar en ninguna etapa de la vida. Pero no solo tiene influencia sobre los huesos, también protege los dientes e incluso se relaciona con la prevención de ciertos tipos de cánceres, como el cáncer de colon. Además, tiene un efecto tranquilizador, por lo que es beneficioso para dormir mejor.

Y aquí entre en juego el magnesio, ya que este mineral es el más relacionado con un correcto descanso. El magnesio nos ayuda a sentirnos menos cansados, pero también a dormir mejor gracias a su poder relajante y a sus beneficios sobre la reparación muscular. Por ello, es uno de los nutrientes que los especialistas recomiendan tomar en las cenas, junto con el triptófano. Además, el magnesio también puede tener incidencia positiva sobre el estado de ánimo.

Otros de los beneficios que se asocian con las acelgas incluyen la mejora de la circulación, su capacidad para combatir ciertas infecciones como bronquitis o faringitis, la prevención del estreñimiento, la mejora de las digestiones o el control sobre el colesterol.

La mejor manera de consumirlas es en crudo para aprovechar al máximo sus propiedades y evitar que se pierdan nutrientes al cocinarlas. Es por este motivo por el que están tan de moda y son tan populares los batidos verdes que contienen ciertas verduras (como acelgas o espinacas, las más populares en este campo), ya que son una forma deliciosa de consumirlas, sin requerir cocinado más allá del licuado de estos ingredientes ni robarnos mucho tiempo en la cocina.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Nutrientes Verduras Alimentos
El redactor recomienda