Parece ser que este verano se va a caracterizar por los sinsentidos. ¿Qué ocurriría si nos dijesen que el país más desarrollado militarmente es San Marino? ¿O que Costa de Marfil es, en realidad, el más tecnológicamente avanzado? ¿O que el Reino Unido tiene la gastronomía más sana del planeta? Son proposiciones absurdas, pero por extraño que parezca, la última ha sido formulada en un estudio de lo más curioso. Lo que en realidad consigue es demostrar que se puede, valga la redundancia, demostrar cualquier cosa de foma científica, siempre y cuando utilicemos la estadística a nuestro favor, propongamos bien las bases de la investigación y lo vendamos mintiendo descaradamente al público.

¿Qué dice exactamente este 'tabajo'?

Ha sido publicado por los investigadores Elizabeth K. Dunford, Cliona Ni Mhurchu, Liping Huang, Stefanie Vandevijvere, Boyd Swinburn, Igor Pravst, Lizbeth Tolentino-Mayo, Marcela Reyes, Mary L'Abbe y Bruce C. Neal. Estos investigadores pertenecen a una gran variedad de insituciones, desde la Universidad de Nuevo Gales del Sur en Australia a el Instituto Nacional de Salud Pública de Mexico. Nada más empezar a leer su investigación nos encontramos con el primer escollo: para tener más éxito y difusión por parte de los medios, los investigadores han vendido su propuesta con este título: "La comida británica se corona como la más sana en una macroencuesta a nivel global". A todos nos llamaría mucho la atención ese titular (a los propios británicos a los que más), pero hay una trampa. Esa es su nota de prensa, con la que pretenden dar a conocer al mundo su trabajo, pero esa afirmación es completamente falsa. El estudio original se titula: "Una comparación de lo saludable que son las comidas preenvasadas y las bebidas de 11 países utilizando el 'Health Star Rating nutrient profilig system". Eso no es, ni siquiera, hacer trampa. Directamente es mentir.

Y esto solo es la punta del iceberg. En lo que ellos llaman 'del mundo' se encuentran solo 11 países: Australia, Canadá, Chile, China, Hong Kong, India, México, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Eslovenia, el Reino Unido y Estados Unidos. O lo que es lo mismo, ni un solo país mediterráneo, ni nórdicos, ni Japón o Corea del Sur... Dicho de otro modo, faltan los verdaderos contendientes al título.

La dieta mediterránea sí que grita 'salud'. (iStock)
La dieta mediterránea sí que grita 'salud'. (iStock)

El estudio llegó a la conclusión de que, de entre esos 11 países, el que tenía una comida preenvasada más sana era el Reino Unido, seguida de Estados Unidos en segunda posición y Australia en tercera. Para calificar la comida, los investigadores estudiaron la composición de más de 400.000 productos, prestando especial atención a los niveles de azúcar, grasas saturadas, sal y calorías. Esto pone de manifiesto otra particularidad de la investigación: no trata de los países con las comidas preempaquetadas más sanas, sino de las menos insanas. En ningún momento se prestó la más mínima atención al contenido de micronutrientes, o de macronutrientes esenciales, de flavonoides y de antioxidantes... Es imposible calificar algo como 'sano' solo porque tenga poco azúcar.

Los descubrimientos más notables de este estudio fueron:

  • Las bebidas más sanas son las de China, pero ese país tiene su talon de aquiles en la comida, que consiguió una puntuación de 2,39 sobre 5.
  • Sudáfrica es el caso opuesto: muy malas bebidas pero la comida tiene una puntuación alta.
  • Las comidas preenvasadas con mayor contenido en sal eran las de Canadá, con 291 mg por cada 100 gramos de producto, seguidas de cerca por las estadounidenses.
  • Las comidas más energéticas se encuentran en India donde, de media, 100 gramos de alimento contienen 362 kilocalorías.
  • Los productos con mayor cantidad de grasas saturadas y de azúcar se venden en china, donde contienen más del doble que las comidas de el Reino Unido.

Interpretar sin sesgo

Con estos resultados, es sencillo creer que en las Islas Británicas llevan una dieta saludable, lo que no tiene por qué ser así. Según la Organización Mundial de la Salud, después de Japón, España y Suiza, el cuarto país más longevo del mundo es Australia, mientras que el Reino Unido se encuentra en el puesto 22. Otro de los países que peores resultado obtuvo en cuanto a la calidad de su comida fue Canadá, que es el octavo país con mayor esperanza de vida.

"Nuestros resultados muestran que algunos países lo están haciendo mucho mejor que otros"

Por supuesto, este estudio sólo hacía referencia a los alimentos precocinados listos para comer, que no son consumidos por la totalidad de la población ni de forma regular, lo que limita su efecto en la esperanza de vida de la población en general. El problema es que así quisieron darlo a conocer los investigadores, poque si en algo estamos de acuerdo todos es en que en el Reino Unido, sano, lo que se dice sano, no se come, (tampoco rico).

Una de las autoras principales del estudio, la doctora Elizabeth Dunford explica que, "gobalmente, todos estamos comiendo más comidas procesadas. Esto es un problema porque las estanterías de los supermercados están llenas de alimentos ricos es grasas 'malas', azúcar, sal... compuestos que, potencialmente, nos están enfermando. Nuestros resultados muestran que algunos países lo están haciendo mucho mejor que otros". En efecto, la doctora Dunford lleva toda la razón, pero las limitaciones del estudio lo convierten en irrelevante, si tenemos en cuenta que se basa en los datos de 11 de los 193 países reconocidos en el mundo.