Comer en el trabajo es algo habitual. Y cada vez estamos más concienciados de la necesidad de una dieta sana y equilibrada, además de una rutina que debe incluir frutas, verduras, carne y pescado. Ahora que has vuelto a la oficina después de tus vacaciones es hora de organizar tus comidas para la semana.

En tu mano está la capacidad de hacer que tu menú sea realmente apetecible. Tanto, que estés deseando que llegue la hora de la comida para empezar a disfrutarlo. También es fundamental que elijas recetas que sean fáciles, que no te roben tiempo y que no sean pesadas. Necesitas estar despierto para seguir con el trabajo después de comer.

El táper engaña y puede contener más comida de la que piensas. Sírvete primero tu ración en un plato o taza

En esa selección también se trata de apostar por la salud: recetas sanas y deliciosas para recuperarse de los excesos del verano. Y para ello, tienes a tu disposición una amplia variedad de alimentos en los supermercados y la tienda online de El Corte Inglés, donde han seleccionado los mejores ingredientes para que puedas confeccionar tu menú con todas las garantías de frescura y sabor. Además, sus expertos pueden recomendarte la mejor forma de cocinar los alimentos.

Primeras cosas a tener en cuenta

  • Cristal mejor que plástico. Una de las ventajas del cristal sobre el plástico es que sus características evitan que se vayan acumulando restos microscópicos de alimentos, por lo que el táper no termina oliendo mal. También aguantan mayores potencias de microondas. Y si el cierre es hermético, además, evitarás los derrames.
  • Lleva la ensalada en tarro. ¿No te lo habías planteado? Echa un vistazo a Instagram o a Pinterest y seguro que te tientan las imágenes de esas ensaladas montadas por capas. Para hacerlas, deberás colocar el aliño en la base y, sobre ella, las verduras más duras o resistentes, como pimientos, pepino, zanahoria… Después, los cereales, legumbres y la proteína. A continuación otras verduras más delicadas y las frutas. Por último, las hojas verdes (lechuga, rúcula…), bien alejadas del aliño para que no se queden mustias.​

  • Mide bien la ración. El táper engaña y puede contener más comida de la que piensas. Sírvete primero tu ración en un plato o taza y, después, pásala al táper.
  • Kit de emergencia. Ten en el cajón un pequeño combo con aceite, vinagre y sal para aliñar ensaladas en el momento y un kit de emergencia por si un día nos dejamos el táper en casa: una lata de atún y un vasito de quinua precocida, por ejemplo, te pueden salvar de terminar almorzando en la máquina de vending.

Para inspirarte

  • Burger de salmón. Esta es una forma estupenda y sanísima de comernos una hamburguesa en el trabajo. La hacemos de salmón, al que añadimos cebollino, soja y alcaparras picadas para darle sabor y fuerza. Podemos elegir el tipo de pan que queramos, incluso comerlo sin él, e incorporarle al final pepinillos, tomate fresco y, si nos gusta, rúcula.
  • Salteado de tallarines con verduras y ternera en salsa tonkatsu. La salsa tonkatsu, típica de la gastronomía japonesa, no solo es un gran acompañamiento para cualquier tipo de carne rebozada y frita, sino también para los fideos yakisoba y, en esta ocasión, para unos tallarines salteados con verduras y ternera que serán la envidia de tus compañeros de oficina.

  • Arroz basmati perfumado del Himalaya. El arroz es siempre una buena opción para llevar a la oficina. Pero, si quieres darle un toque de originalidad, elige la variedad basmati y cocínalo al modo oriental: lavándolo previamente en abundante agua fría para que suelte el almidón. Lo vamos a perfumar con curry, cardamomo, clavo y comino molido.
  • Ensalada de alubias rojas. Siempre hemos reivindicado el empleo de las legumbres en ensalada. Esta que te presentamos está hecha con alubias pintas y alegrada con pepinillos en vinagre, maíz y queso Cheddar. Para un aliño con una pizca de picante, nada mejor que una mayonesa a la que le añadimos mostaza y vinagre. El remate final es bacon crujiente. Un plato de verano refrescante y nutritivo con el que la vuelta al trabajo te resultará más llevadera.
  • Tallarines con verduras y salsa de coliflor. Es una sencillísima receta de pasta en la que el protagonismo pertenece a una delicada salsa de coliflor (truco: la hacemos con leche de almendras). Podemos darle un matiz muy original espolvoreando cacahuetes y cilantro por encima.
  • Ensalada de garbanzos con quinua. Aquí tienes otro magnífico ejemplo de cómo se usan en verano las legumbres. Estos garbanzos son el acompañamiento perfecto a una ensalada en la que la base es la quinua y los ‘toppings’ las semillas de lino, de sésamo y de girasol. El aliño, muy original, está hecho con aceite de oliva, salsa de soja, limón y pimentón. Mejor si lo tomas bien fresquito.

La quinua será tu gran aliado.
La quinua será tu gran aliado.

  • Ensalada de vermicelli. Si eres amante de los sabores orientales, esta ensalada te encantará. No solo por los fideos de arroz, sino por el marinado a base de jengibre y las salsas de ostra y de soja. El contraste agridulce llega con el pomelo y el toque final se lo da el cilantro.
  • Ensalada de trigo. ¿Te has parado a pensar que también puedes comprar y cocinar el trigo para tomarlo en ensalada? Prueba esta receta. Partimos de una base de trigo, unas hortalizas troceadas y un truco de primera: berberechos (si no tienes tiempo para comprarlos frescos y hacerlos al vapor, puedes también usar una lata).

*El Confidencial, en colaboración con el Supermercado de El Corte Inglés, te presenta una serie de artículos con los que aprenderás a reconocer los mejores productos frescos de temporada, de proximidad y de la máxima calidad. También recetas saludables para poder llevar una dieta rica, nutritiva y llena de sabor.