Esta es la dieta ‘perfecta’ para cuidar tu próstata
  1. Nutrición
Alimentos beneficiosos y perjudiciales

Esta es la dieta ‘perfecta’ para cuidar tu próstata

La ciencia está de acuerdo: alimentos como el pescado azul, el tomate o la cebolla preservan la salud prostática. Los enemigos, en cambio, son la carne roja, el alcohol o el exceso de sal

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Estás preocupado por tu próstata? Tenemos buenas noticias, porque la dieta que hagas puede marcar verdaderamente la diferencia de tu salud próstatica. Según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de EEUU, "la próstata es la glándula que forma parte del sistema reproductivo masculino". Su aumento es muy común a partir de los 50 años, lo que conlleva más probabilidades de tener problemas como:

  • Prostatitis: inflamación, generalmente causada por bacterias.
  • Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP o agrandamiento de la próstata): un problema común en hombres adultos que causa goteo después de orinar o la necesidad de orinar con frecuencia, especialmente por la noche.
  • Cáncer de próstata: una enfermedad muy común que responde mejor al tratamiento cuando se detecta anticipadamente.

La ciencia ha demostrado que existen alimentos que pueden dañar la glándula, mientras que otros son buenos aliados. También se ha constatado que la dieta para proteger la próstata es muy similar a la que se debe seguir para cuidar el corazón. Y, cómo no, es la mediterránea. Lo han demostrado investigadores españoles de la Universidad de Granada en un estudio publicado en 'Nutrición Hospitalaria'. El trabajo demuestra que “existe una fuerte evidencia que soporta una asociación entre alimentos que son típicos de un patrón de alimentación mediterránea y un menor riesgo de cáncer de próstata”.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Sucede lo mismo con el té verde. Se sabe que el cáncer de próstata es mucho más común en las poblaciones occidentales que en las asiáticas. Un estudio, publicado en el 'American Journal of Epidemiology' y llevado por del Centro Nacional de Cáncer de Tokio, que contó con 49.920 hombres de 40 a 69 años que completaron un cuestionario que incluía su hábito de consumo de té verde, constató que la infusión disminuye el riesgo de cáncer de próstata avanzado.

Según la Fundación del Cáncer de Próstata de EEUU, así debe ser tu dieta:

Los alimentos que se deben tomar

Pescado. Ciertos peces (especialmente los peces de agua fría como el salmón, las sardinas y las truchas) proporcionan 'grasas buenas' que ayudan a prevenir la inflamación en el cuerpo. En los últimos años, los científicos han comenzado a ver la inflamación dentro de la próstata como una condición peligrosa que puede facilitar el desarrollo del cáncer. Los ácidos grasos omega 3 (EPA y DHA) son grasas esenciales que nuestros cuerpos no pueden producir, por lo que debemos obtenerlos de fuentes alimenticias.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Tomates. Están llenos de licopeno, un antioxidante que puede beneficiar a las células de la próstata. Cocinarlos, ya sea en forma de salsa de tomate o sopa, ayuda a liberarlo y hacerlo más fácilmente disponible para el cuerpo.

Bayas. Las fresas, los arándanos, las frambuesas y las moras son excelentes fuentes de antioxidantes, que ayudan a eliminar los radicales libres del cuerpo. Los radicales libres son los subproductos de las reacciones que ocurren dentro del cuerpo y pueden causar daños y enfermedades con el tiempo.

Brócoli. Tanto él como otras verduras crucíferas, como el bok choy, la coliflor, las coles de Bruselas y la col, contienen un químico conocido como sulforafano. Se cree que este apunta contra las células cancerosas y promueve una próstata saludable.

Nueces. Ricas en zinc, un oligoelemento que se encuentra en altas concentraciones en la próstata y se cree que ayuda a equilibrar la testosterona y la DHT (dihidrotestosterona). Además de las nueces, los mariscos y las legumbres también son ricos en zinc.

Cítricos. Las naranjas, limones, limas y pomelos son ricos en vitamina C, lo que puede ayudar a proteger la glándula prostática.

Cebollas y ajo. Un estudio encontró que los hombres con HBP tendían a comer menos ajo y cebolla que los hombres sin la patología. Se necesita más investigación para confirmar estos resultados, pero las cebollas y el ajo son adiciones saludables a la mayoría de las dietas.

Los alimentos que no se deben tomar

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Carne roja. Los estudios defienden que el consumo diario de carne triplica el riesgo de agrandamiento de la próstata.

Lácteos. Al igual que la carne, su ingesta regular se ha relacionado con un mayor riesgo de HBP. Cortar con el consumo de mantequilla o reducirlo, así como el de queso y leche puede ayudar a reducir los síntomas de la patología.

Alcohol. También puede estimular la producción de orina. Los hombres con HBP pueden encontrar que sus síntomas mejoran al dejar el alcohol.

Sodio. Una ingesta alta de sal puede aumentar los síntomas del tracto urinario asociados con la hipertrofia. Seguir una dieta baja en sodio al no agregar sal a las comidas y evitar los alimentos procesados puede ser útil para algunos hombres.

Bebidas azucaradas y carbohidratos refinados. Las células cancerosas se pueden alimentar de azúcar, por lo que es beneficioso para el hombre reducir la ingesta de alimentos que contienen demasiada materia dulce. Esto incluiría todas las bebidas azucaradas como la soda o el té que lo está, junto con galletas, tartas, etc. Los carbohidratos refinados serían arroz blanco o artículos elaborados con harina blanca. Este tipo de alimentos carecen de fibra, vitaminas y minerales importantes, que podrían ser útiles para reducir el riesgo de cáncer de próstata. Si la dieta de un hombre carece de color debido a demasiados alimentos azucarados/refinados, la salud de su próstata podría sufrir.

Dieta Nutrientes Alimentos Enfermedades
El redactor recomienda