La mejor hora para tomar café (y cuánto), según el ejército de EEUU
  1. Nutrición
ciencia y estimulantes

La mejor hora para tomar café (y cuánto), según el ejército de EEUU

Dos estudios financiados por los militares han desarrollado un algoritmo que predice el momento y la cantidad óptima para ingerir cafeína en función de las horas de sueño, las dosis y el tiempo de respuesta neuronal

Foto: Café de campaña. (iStock)
Café de campaña. (iStock)

Puedes tomarte una, dos o seis tazas de café al día y tener una percepción aproximada de cuál te despeja más a lo largo del día, pero no la información precisa de qué dosis y en qué momentos concretos mejoran realmente tu nivel de alerta antes de que tenga efectos negativos como el insomnio. Los últimos estudios publicados sobre los efectos de la cafeína, tal y como informó Alimente, muestran que es muy saludable, hasta el punto de que cuantas más tazas, más beneficios existen. Ahora, dos nuevos estudios, financiados por el ejército de EEUU y dirigidos por Jack Reifman, del Departamento de Biotecnología y Computación de Defensa, han ido más lejos al elaborar un algoritmo y una aplicación para web y móvil que predicen cuándo y con que dosis es más efectivo el efecto que produce la cafeína como estimulante neuronal.

Su método asegura predecir qué dosis de cafeína y en qué momento será óptima según cada individuo

El primero es un modelo que determina cuándo son más óptimos los niveles de alerta que produce la droga psicoactiva más consumida del mundo, mientras que el segundo desarrolla en base a ese algoritmo una forma de medir los resultados introduciendo datos como las horas de sueño y las dosis de café a lo largo del día. Existen dos versiones, la de la web, en la que se introducen los datos en una tabla y otra, a través de una aplicación en el móvil, que no está disponible en España. Alimente ha probado el simulador web, introduciendo datos con una media aproximada de sueño de ocho horas diarias y una cantidad aleatoria de cafés a lo largo del día de diferente intensidad.

Simulador de ingesta de cafeína.
Simulador de ingesta de cafeína.

Los datos que hay que incluir son los días, las horas de sueño de cada día, el número de cafés y las horas del día en que se consumieron, así como su tipo -una selección según la intensidad del café y el tamaño de la taza, otras bebidas como el té, los refrescos con cafeína o las pastillas-. A partir de esos datos, el algoritmo proporciona tres tipos de curvas y tres mediciones distintas para cada día que se pueden seleccionar en la pestaña de arriba. Es lo que determina el eje vertical Y del gráfico: los niveles de atención van desde abajo hacia arriba de mejor a peor -cuanto menor es el tiempo de respuesta, más atención a los estímulos-, mientras que en el X están los días, divididos en dos tramos de 12 horas. La primera curva se refiere al nivel de alerta según las horas de sueño -la curva de color azul-; la segunda, de color rojo, según las horas de sueño más la cantidad de café ingerida, y la tercera, la que proporciona el algoritmo, según la media de las mediciones de respuesta de alerta de los estudios.

Según los datos introducidos por Alimente, la atención empeora a mediodía y mejora por la tarde

En el caso del experimento de Alimente, el nivel de atención mejora a partir de media mañana respecto a la medida de sueño, que son de 8 horas, entre la 1:00 y las 9:00 h. En cuanto al efecto del café, se obtienen dos rebotes de mejora en los días en que se ingiere a las 9 y en torno a las 12, lo que eleva el nivel de atención durante la tarde. Es decir, con este esquema, a mediodía es cuando menos alerta estamos y por la tarde, cuando más.

Respuesta neuronal

Para el modelo, los investigadores de EEUU han utilizado dos variables: las horas de sueño, las dosis diarias de cafeína y un popular método de medición, el denominado PVT, por sus siglas en inglés -Psychomotor Vigilance Task-, que se trata de un sistema que mide el tiempo de respuesta neuronal a señales de alerta auditivas y visuales que se producen durante diez minutos en intervalos constantes y que es ampliamente utilizado en estudios científicos.

A partir de estos tres elementos, los científicos han desarrollado un algoritmo que, según sus datos, predice cuándo y qué cantidad de cafeína mejora nuestro tiempo de respuesta, es decir, nuestra atención, el efecto más deseado cuando decidimos tomarnos un café, un té o alguna otra bebida que contenga cafeína. El mejor momento y la cantidad perfecta para despejarnos mejor sin que luego nos cause el desagradable insomnio.

El modelo estaba previsto solo para uso de los militares, pero decidieron hacerlo público

Los investigadores partían, de hecho, de la hipótesis de que la falta de sueño, que padece aproximadamente a un tercio de la población de EEUU, según sus cálculos: “puede afectar de forma severa al rendimiento de la capacidad neuronal. Aunque la cafeína puede mitigar esos efectos, no existía hasta ahora una herramienta que sirva para conocer el momento y la dosis ingerida para optimizar eso efectos”, tal y como explican en su preámbulo.

Lo que han conseguido, según su primer estudio, es el modelo matemático que permite determinar cuándo y cuánta cafeína ingerir en cualquiera de sus formas habituales -café, té, refrescos, bebidas energéticas o incluso pastillas- para “maximizar el trabajo neuronal de forma segura en la hora del día deseada y sin que conlleve asociado algún tipo de insomnio”. Los científicos, que trabajaban para el Departamento de Defensa de EEUU, utilizaron los datos de otros cuatro experimentos epidemiológicos que recogían tanto las cantidades de cafeína consumidas como los momentos del día y las mediciones del método de respuesta neuronal, así como los distintos grados de insomnio que sufrieron. Unos meses después, cuando el algoritmo estaba listo, desarrollaron, además de la aplicación web, la de móvil, denominada 2B-Alert APP. Aunque inicialmente estaba destinada solo para el personal militar, se decidió que pudiera usarse públicamente.

Café Cafeína
El redactor recomienda