Ni dietas ni ejercicio físico: el verdadero truco para adelgazar es entrenar tu apetito
  1. Nutrición
las escalas del hambre

Ni dietas ni ejercicio físico: el verdadero truco para adelgazar es entrenar tu apetito

¿Cuándo es el momento idóneo para comer? La clave para empezar a comer y saber cuándo parar está en la cantidad de hambre que tienes

Foto: El hambre tiene que llegar en el momento oportuno. Foto: Unsplash
El hambre tiene que llegar en el momento oportuno. Foto: Unsplash

Seguir una dieta para perder peso no siempre es fácil. El propósito es siempre el mismo, adelgazar, pero los hábitos a seguir cambian y evolucionan cada vez más. Sin embargo, hay una serie de trucos que son infalibles para lograr ese objetivo, como tener el cuerpo siempre descansado para recuperar la energía consumida durante el día, beber mucha agua y no hacer ejercicios. Estos son los consejos más genéricos que recomiendan los expertos pero no siempre son fáciles de cumplir.

Para lograrlo, la psicóloga Helen McCarthy — quien inicialmente trabajó para el Servicio Nacional de Salud (NHS por sus siglas en inglés) —, propone una opción en la que es necesario un entrenamiento pero sin pisar el gimnasio. La doctora ha inventado una solución a esa dura transición entre la comida 'basura' y la alimentación sana, quizá el paso más difícil de realizar.

Se trata del denominado péndulo del apetito que, tal y como describe en su libro 'Cómo retener tu apetito', se basa en una escala de 11 puntos que van desde - 5 ("extremadamente hambriento") al + 5 ("incómodamente lleno"). De acuerdo con estas puntuaciones, McCarthy señala que cuando el cuerpo no pide comida, el péndulo se encuentra a 0 (neutral); pero cuando empieza a surgir el hambre, la balanza se inclina hacia el lado negativo y solo se posiciona en el positivo cuando comemos algo. Estos números, en realidad, son solo la imagen que hay que recrear cuando nos entra hambre; su consejo pasar por preguntarse en qué momento de la escala se sitúa nuestro apetito en ese momento.

Unsplash.
Unsplash.

La pregunta es: ¿cuándo es el momento idóneo para comer? Según la experta, ese instante llega a partir del punto - 3, estado que ella califica como "definitivamente hambriento", y no antes. También establece un punto para dejar de ingerir alimentos, el +3, cuando te encuentras "simplemente lleno". De esta forma, el cuerpo no se siente excesivamente lleno porque no hemos ingerido una cantidad de comida superior a la necesaria, lo que, de forma gradual, se traduce en una pérdida de peso.

En palabras de McCarthy, sentir "un poco" de hambre es beneficioso. Su recomendación es que este apetito debe llegar mas o menos una hora antes de comer porque, de lo contrario, significa que el organismo aún no ha digerido completamente la última comida.

Con todo, la experta es consciente de que el hambre llega cuando llega y las ganas de comer no siempre son compatibles con el tiempo o la oportunidad que se tiene para poder hacerlo (como en mitad de una reunión de trabajo o en mitad de unos

Trucos adelgazar Dieta Obesidad
El redactor recomienda