Los cítricos son una de nuestras señas de identidad mediterránea. Naranjos y limoneros forman parte de nuestro paisaje natural y sus frutas están siempre presentes, de una u otra manera, en nuestra mesa. Ahora, en los días fríos de invierno, se suele hablar de ellos por su posible factor de protección frente a resfriados, pero los beneficios de los cítricos van mucho más allá.

Aunque habitualmente los tomemos como fruta o en forma de zumo, los cítricos tienen una gran versatilidad en la cocina y podemos aprovechar sus posibilidades para conseguir platos más saludables. Por ejemplo, puedes utilizar su contenido en vitamina C para evitar que otros alimentos se oxiden. Así, si añadimos un chorrito de lima o limón a un aguacate partido, evitaremos que se ennegrezca.

Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

También puedes conseguir absorber mejor el hierro de origen vegetal —como el que encontramos en las legumbres— si en la misma comida tomas también un cítrico, rico en vitamina C. Los cítricos pueden aligerar tus postres y reducir su contenido en azúcar: una ralladura de limón, naranja o mandarina es perfecta para lograr natillas, flanes o arroz con leche más saludables y con más sabor.

Aparte de estos consejos, ya intuidos desde siempre por los fogones populares, los cítricos tienen otras muchas aplicaciones en tu cocina del día a día. Para sacarles todo el partido, recuerda que puedes encontrarlos, siempre en su mejor momento de frescura y calidad, en los supermercados de El Corte Inglés. Allí dispondrás de las mejores variedades para que tus platos siempre estén en su punto de sabor. Y no olvides que también puedes hacer la compra 'online', que te permitirá recibirla cómodamente en tu domicilio y a la hora que te venga bien.

De la naranja a la lima

Naranja: puede estar presente en un sinfín de platos, incluso en la alta cocina. Seguro que te suena el popular pato a la naranja. Esta fruta ayuda a macerar las carnes y a neutralizar la posible grasa que puedan tener. Si te animas, te proponemos este magret de pato con naranjas en texturas. También con el pescado forma una combinación muy interesante: más dulce que el limón, permite matices que se prestan muy bien a técnicas como el papillote o el glaseado. Compañera también ideal de las ensaladas, es perfecta para combinarse con verduras de hoja verde y con el repollo. Además, la naranja también pide presencia en tus elaboraciones dulces: bizcochos, mermeladas —imprescindible la de naranja amarga—, cremas y, por supuesto, cualquier postre de chocolate.

Limón: es un buen sustituto del vinagre y del aceite en salsas como la mahonesa, aromatiza y da una nota ácida a la repostería, y, desde luego, los limones son compañeros perfectos de los platos de pescado. Como ejemplo, puedes probar esta deliciosa cazuela de pescado al limón. Las carnes también se benefician de sus propiedades. Después de hacer un asado en el horno, prueba a echar un chorrito de zumo de limón a lo que se ha quedado en la bandeja; obtendrás una salsa llena de sabor.

Cabrito con migas dulces y mandarina. (APTC)
Cabrito con migas dulces y mandarina. (APTC)

Mandarina: cualquier uso que le des a la naranja se lo puedes dar también a la mandarina. Es especialmente útil en contrastes de sabor, como en esta receta de cabrito con migas dulces y mandarina. En general, es también excelente compañera de la carne de cerdo, pero no dudes en incorporarla a un pollo asado o a una buena perdiz. Y, por supuesto, es perfecta para postres; de ellos, nos quedamos con el sorbete.

Pomelo: no es una fruta tan popular como la naranja, el limón o la mandarina, pero poco a poco se ha ido abriendo un hueco en nuestras cocinas. Es habitual que lo tomemos en forma de zumo, pero tal vez no sepas que combina muy bien con los mariscos —si pruebas estos carabineros al Pedro Ximénez, repetirás—, y que te puede sorprender acompañando platos de cerdo y de pollo. Su sabor agridulce lo convierte también en un buen candidato a marcar contrastes en platos como el cuscús y en ensaladas que busquen la originalidad.

Ceviche de vieiras en su propia lima. (APTC)
Ceviche de vieiras en su propia lima. (APTC)

Lima: el mejor de sus maridajes es el pescado y los mariscos, desde los berberechos a las gambas, desde las almejas a la merluza. Pero posiblemente su uso estrella sea en los ceviches y tiraditos, manjares en los que el pescado se sirve crudo, marinado precisamente en lima, que le otorga una gran acidez y aroma. Puedes ir abriendo boca con este ceviche de vieiras en su propia lima, toda una delicia. Otra opción, también de raíces lejanas, es dirigir la mirada a platos thai, en los que la lima y la leche de coco forman una pareja sorprendente.

*El Confidencial, en colaboración con el Supermercado de El Corte Inglés, te presenta una serie de artículos con los que aprenderás a reconocer los mejores productos frescos de temporada, de proximidad y de la máxima calidad. También recetas saludables para poder llevar una dieta rica, nutritiva y llena de sabor.