Así puedes saber si un queso se puede comer o está en mal estado
  1. Nutrición
seguridad alimentaria

Así puedes saber si un queso se puede comer o está en mal estado

La Academia Americana de Dietética explica cómo distinguir cuándo una pieza se encuentra en las condiciones óptimas para ser ingerida

Foto: Tabla de quesos. (Foto: Unsplash)
Tabla de quesos. (Foto: Unsplash)

El queso es para mucho un manjar digno de los dioses. Hasta el refranero español le dedica unos versos, pues "con queso, pan y vino, se anda el camino". Pero más allá de las opiniones y preferencias sobre su sabor, el queso es, por encima de estas cosas, un alimento muy nutritivo. Es rico en vitamina A, B y D, aporta calcio, proteínas de alta calidad y además, es un gran probiótico. Eso sí, como no todo puede ser bueno, también es una fuente de grasa, por lo que su consumo, debe ser siempre moderado.

Justamente estas grasas, es lo que hace que mucha gente se lo piense dos veces antes de abalanzarse a comer queso a cualquier hora y lo que puede llevar a que una pieza de esta alimento acabe finalmente abandonada durante varios días en el fondo de la nevera. Cuando esto ocurre, es importante asegurarse de que el queso sigue estando en buen estado antes de comerlo. Pero, ¿cómo se comprueba el estado de un alimento que suele desprender un fuerte olor?

La Academia Americana de Dietética indica en cinco pasos cómo asegurarse de que ingerirlo es seguro:

  • Olerlo al comprarlo: Lo primero que hay que hacer es comprobar cómo huele la pieza de queso en concreto cuando está en buen estado. Por eso es importante olfatearlo antes de comprarlo y en caso de que se adquiera en una charcutería, hablar con el vendedor para asegurarse de que es su aroma normal.
  • Identifica las características del tipo de queso: Es de vital importancia distinguir qué es normal y qué no en un queso. En algunos quesos es normal que exista moho, pues puede llegar a agregar como parte del proceso de maduración en el gorgonzola, el roquefort o el stilton.
placeholder Cómo saber si un queso está bueno. (Foto: Unsplash)
Cómo saber si un queso está bueno. (Foto: Unsplash)
  • Si aparece moho, todo depende del queso: Aunque el moho se agrega al queso durante la maduración y no supone ningún riesgo, cuando este crece en el exterior sí supone un peligro para la salud. En el caso de los quesos duros cuando aparece moho es recomendable cortar y tirar al menos un dedo de la pieza alrededor de la zona en la que ha aparecido. En el caso de los quesos blancos, si aparece moho lo mejor es tirar la pieza completa, pues en estos puede penetrar con facilidad.
  • Comprobar que estaba guardado de manera segura: Almacenar el queso de manera segura es esencial para evitar que se estropee. En este caso de debe guardar en la nevera y envuelto en plástico, pues si n es así puede generar moho de manera rápida.
  • Que no supere su vida útil: Cada queso dura un tiempo determinado, pero es importante saber que los quesos duros, como el cheddar o el suizo se pueden mantener frescos en la nevera durante tres o o cuatro semanas. Sin embargo, los blandos, como la ricotta o el brie se mantienen en buen estado entre una y dos semanas.
El redactor recomienda