Suplementos de GSE: si quieres hacer algo por tu salud, haz esto
  1. Nutrición
huesos de la uva al rescate

Suplementos de GSE: si quieres hacer algo por tu salud, haz esto

Nuestro sistema cardiovascular puede ser el mayor beneficiado de tomar este extracto completamente natural. El colesterol LDL y la presión arterial son sus mayores objetivos, y lucha contra ellos que da gusto

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Uno de los alimentos que más beneficios potenciales para nuestra salud tiene lo hemos estado despreciando día sí y día también durante toda nuestra vida: las semillas de las uvas. Sí, son incómodas y en Nochevieja pueden complicarnos demasiado seguir las campanadas adecuadamente. Por otro lado, su alto contenido en micronutrientes y flavonoides, escasísimos en muchos otros alimentos, suponen un extra de salud difícil de comparar con otras opciones. Pero vamos por partes.

¿Qué es?

GSE son las siglas de 'grape seed extract' o extracto de la semilla de la uva en español. Se obtiene simple y llanamente sacando las semillas de esta fruta, dejándolas secar y pulverizándolas a continuación. Después, se vuelven a solidificar en forma de píldora y ya están listas para ser ingeridas.

Se caracterizan por ser extraordinariamente ricas en antioxidantes como los ácidos fenólicos, antocianinas, flavonoides y complejos oligoméricos de proantocianidina. De hecho, como explican los investigadores Z. F. Ma y H. Zhang, de la Jiaotong-Liverpool University, en China, el GSE es una de las mayores fuentes conocidas de estos compuestos.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ya en otro trabajo científico, elaborado por los investigadores J. Joven, S. Fernández Arroyo, M. L. Cádiz Gurrea y el resto de su equipo del Hospital Universitari de Sant Joan y de la Universidad de Granada, aparece que el GSE, debido a su alto contenido en antioxidantes, puede ayudar a prevenir enfermedades y a protegernos frente al daño oxidativo y ante la inflamación.

Debemos tener en cuenta que, hoy en día, se vende bajo el nombre de GSE, también, el extracto de semillas de pomelo. De todos modos, este artículo trata única y exclusivamente de las pruebas científicas sobre lo que el GSE original, el de uva, puede hacer por nosotros.

Los beneficios

La mayor respuesta a esta cuestión la podemos encontrar en un metaestudio elaborado por científicos de la Binzhou Medical University en China. En él, los investigadores analizaron los resultados de 16 estudios sobre el GSE y que tenían un grupo de estudio total de 810 personas con hipertensión. Descubrieron que tomar entre 100 y 2.000 mg de GSE al día reducía significativamente la presión sanguínea, tanto la sistólica como la diastólica, en concreto, 6,08 mmHg y 2,8 mmHg respectivamente.

El grupo más beneficiado era el que comprendían los menores de 50 años de edad y que padecían obesidad. Los resultados más prometedores fueron los atribuidos a una dosis entre 100 y 800 mg al día durante 8 a 16 semanas.

Pero este no es el único efecto que el GSE puede tener sobre nuestro sistema vascular. Según sugiere un estudio de los investigadores S. F. Shenoy, C. L. Jeen y el resto de su equipo, en un periodo de 8 semanas, las mujeres menopáusicas que tomaban 400 mg diarios de GSE tenían la sangre menos densa, lo que potencialmente reduce el riesgo de trombos.

Foto: Foto: iStock.

Otro beneficio del GSE concierne al temido colesterol de baja densidad o LDL (Low Density Lipoprotein), el malo. Es uno de los principales factores responsables de la acumulación de grasa en la pared interior de nuestras arterias, lo que a su vez contribuye a un aumento enorme de la probabilidad de sufrir un trombo y, por tanto, infartos de miocardio o ictus y, en general, enfermedades cardiovasculares.

Uno de los muchos problemas que tiene el colesterol LDL es que para tener sus nocivos efectos debe sufrir un proceso de oxidación. La parte buena es que los suplementos de GSE han mostrado en diversos estudios (1, 2, 3) en animales y en alguno realizado con humanos (4, 5) que es capaz de reducir la velocidad y el alcance que tiene este proceso. En concreto, uno realizado con ocho personas sanas a las que se les administró una dieta alta en grasas y se les suplementó con 300 mg de GSE al día experimentaron un inhibición total de la oxidación de las grasas, comparada con un aumento del 150% en aquellos que no tomaban el extracto.

En otro estudio realizado con 61 adultos jóvenes, se observó una disminución del 13,9% de los niveles de LDL oxidado después de tomar 400 mg de GSE.

La evidencia científica que pone de manifiesto los beneficios de este suplemento alimentario es abrumadora. Por fin, algo realmente sano.

Nutrientes Tendencias de consumo Fruta
El redactor recomienda