La otra pandemia de la que no debemos dejar de hablar
  1. Nutrición
Sobrepeso en España

La otra pandemia de la que no debemos dejar de hablar

En plena crisis de Covid-19 no debemos perder de vista la otra epidemia que nos afecta: el sobrepeso y la obesidad. Con esta tendencia, hasta 2030 aparecerán unos 3,1 millones de casos nuevos y se alcanzarán sobrecostes de unos 3.000 millones de euros

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Consejos de profesionales sobre hábitos saludables y sobre la importancia de la actividad física, programas nutricionales, políticas de alimentación saludable… Se han puesto todos los recursos necesarios encima de la mesa y, sin embargo, las cifras siguen sin acompañar.

En la población adulta, de 18 años en adelante, se considera a una persona con peso insuficiente si su índice de masa corporal (IMC) es menor a 18,5 kg/m2. Con peso normal, cuando su IMC es de 18,5—24,9 kg/m2; sobrepeso cuando está entre los 25-30 kg/m2 y obesidad si el IMC es mayor a 30kg/m2.

"Continúa aumentando la obesidad en hombres y en mujeres. En los últimos 30 años, la prevalencia de obesidad se ha multiplicado por 2,4"

En España, según la última Encuesta Nacional de Salud publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se destacan algunos datos que nos hacen ver que algo no funciona. En relación con el peso insuficiente, destaca la prevalencia de este en las mujeres de 18 a 24 años, un 12,7% de mujeres frente al 3,5% de hombres. Respecto al sobrepeso, un 44,3% de hombres y un 30% de mujeres lo padecen. Las diferencias entre hombres y mujeres son mayores que en el caso de la obesidad, y es superior el porcentaje de hombres que padecen sobrepeso en todos los grupos de edad. Concretamente, un 18,2% de hombres de 18 y más años y un 16,7% de mujeres padecen obesidad.

Prevalencia de sobrepeso en España

El informe sobre la prevalencia de sobrepeso y obesidad en España 'The heavy burden of obesity', llevado a cabo por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) y el Ministerio de Sanidad, refleja unos resultados que hacen ver que algo no está yendo bien.

Foto: Unsplash/@vmxhu.
Foto: Unsplash/@vmxhu.

“Continúa aumentando la obesidad y el sobrepeso en hombres y en mujeres. En los últimos 30 años la prevalencia de obesidad en España se ha multiplicado por 2,4. Los datos de 2014 parecían indicar que la tendencia al aumento de las prevalencias de obesidad y sobrepeso podría estar frenándose. Sin embargo, los resultados de esta encuesta no lo confirman. Con respecto a 2014, en 2017 ha aumentado tanto el sobrepeso (de 35,74% a 37,07%) como la obesidad (de 16,91% a 17,43%) en ambos sexos. Esto es especialmente marcado en mujeres. La diferencia entre ellos y ellas es muy pequeña en el caso de la obesidad pero muy importante y con tendencia creciente en el caso del sobrepeso”, se afirma en el informe.

Dicho estudio asegura que “el 17,4% de los adultos (18+ años) padece obesidad. La obesidad es más frecuente en hombres (18,15%) que en mujeres (16,68%). El 37,10% padece sobrepeso. Al igual que la obesidad, es más frecuente en hombres, pero la diferencia es mucho mayor (44,31% hombres vs. 30,04% mujeres). Hay un gradiente por clase social en la prevalencia conjunta de obesidad más sobrepeso. La prevalencia es más baja en las clases sociales más altas y los valores más altos se dan en las tres clases sociales más bajas, sin que existan muchas diferencias dentro de ellas”.

Las consecuencias en el 2030

El estudio 'Exceso de peso en España: situación actual, proyecciones para 2030 y sobrecoste directo estimado para el Sistema Nacional de Salud', realizado por un grupo de investigadores españoles, asegura que “el exceso de peso en los adultos en España aumenta desde que existen registros, y en 2016 supuso un sobrecoste directo del 2% del presupuesto sanitario. Con esta tendencia, en 2030 se habrá incrementado un 16% el número de casos y un 58% su sobrecoste sanitario directo”.

El investigador principal de este estudio, Jaume Marrugat, jefe de grupo del Centro de Investigación Biomédica en Red Enfermedades Cardiovaculares en el IMIM, habla con Alimente sobre las consecuencias que tendrá en el futuro esta situación.

“Las prevalencias de sobrepeso, obesidad y obesidad mórbida aumentan desde que hay registros en España, aunque la tendencia incremental afecta especialmente a los hombres. El resultado es una prevalencia de más de 23 millones de personas con exceso de peso y unos sobrecostes médicos directos de casi el 2% del presupuesto de sanidad en 2016. Con esta tendencia, hasta 2030 aparecerán unos 3,1 millones de casos nuevos y se alcanzarán sobrecostes de unos 3.000 millones de euros/año”, explica Marrugat.

Pero ¿por qué la sociedad sigue registrando estos niveles tan altos?, ¿qué está pasando? El investigador lo tiene claro: “Entre los años 60 a 99 del siglo pasado se promovió la idea de que las grasas animales eran perjudiciales para la salud porque aumentaban el colesterol. Y se fueron sustituyendo las grasas animales por hidratos de carbono, que producen mayor desequilibrio energético, adicción y trastornos del metabolismo del azúcar. Las bebidas azucaradas y la bollería industrial -e incluso la artesanal- son exponentes clásicos de este fenómeno. Este cambio del patrón de nutrición, en el sur de Europa, implica el abandono progresivo de nuestras costumbres de alimentación de tipo mediterráneo. Al final de este trayecto se encuentra esta pandemia de sobrepeso y obesidad”.

“La consecuencia natural de tener una sociedad con mucho sobrepeso y obesidad es el aumento de enfermedades metabólicas del azúcar como el síndrome metabólico, la glucemia basal alterada y la diabetes. Estas enfermedades necesitan algunas décadas de exposición al sobrepeso para manifestarse. La mala noticia es que estas enfermedades que denominamos metabólicas son un factor de riesgo que multiplica por dos o más el riesgo de las enfermedades cardiovasculares”, afirma.

En 2005 se implementó la estrategia NAOS para revertir la prevalencia de la obesidad, pero según los datos no se ha revertido. ¿Qué ha fallado en este plan gubernamental? Según Marrugat, no se puede sacar ninguna conclusión en este momento. “Efectivamente, la estrategia NAOS lleva 15 años en marcha y ha conseguido éxitos a escala de los niños. Para que se pueda medir el impacto de esta estrategia se necesitarán décadas ya que el sobrepeso se expresa más a edad adulta. Nuestro estudio analizó datos de población adulta de los últimos 30 años. Por lo tanto, no podemos aventurar ninguna conclusión sobre la estrategia NAOS”, asegura.

Foto: Unsplash@/kateredfem.
Foto: Unsplash@/kateredfem.

Obesidad Seguridad alimentaria Coronavirus
El redactor recomienda