La próxima dieta (efectiva) que seguirás se basa en tu plato
  1. Nutrición
herramienta visual

La próxima dieta (efectiva) que seguirás se basa en tu plato

Esta rutina es un sistema muy visual de entender la composición final que debería tener una comida principal equilibrada en una ración completa. Estas son las directrices

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Entre todas las dietas que actualmente habitan en el mercado, un método en particular ha conseguido la aprobación y el beneplácito de la comunidad médica. ¿Habéis oído hablar alguna vez del método del plato? Elaborado por el departamento de Salud Pública de la Universidad de Harvard, este curioso sistema es en realidad una herramienta visual que ayuda al comensal a seguir una alimentación sana y equilibrada, basada en una evidencia científica que remarca el poder de los vegetales, las grasas saludables, las proteínas y los cereales integrales a la hora de reducir el riesgo de padecer enfermedades crónicas o el aumento de peso a largo plazo.

El objetivo: un plato equilibrado

placeholder Este método divide el plato en tres secciones.
Este método divide el plato en tres secciones.

El funcionamiento básico de dicha tendencia culinaria es dividir el plato de nuestras comidas principales de una manera determinada y siguiendo unas raciones que se adapten a las condiciones físicas de cada individuo; aunque las medidas estándar del plato deben rondar los 23 centímetros de diámetro. En cuanto a la alimentación, esta debe seguir la siguiente disposición:

  • El 50% del plato debe estar compuesto por hortalizas y verduras como la lechuga, las espinacas, los canónigos, la cebolla, la zanahoria, el tomate, el pepino o el pimiento. Aunque también está abierto a otros alimentos como las flores, entre las que se encuentran la alcachofa, la coliflor o el brócoli; y las setas. Es importante que en este grupo exista una amplia variedad de productos y colores, y que todos ellos sigan un método de cocción saludable, es decir, cocidas, crudas, al vapor o salteadas. Esta selección aportará a la comida la cantidad suficiente de agua, vitaminas, fibra y antioxidantes.
  • El 25% del plato corresponde a los carbohidratos, entre los que hay que destacar los cereales integrales y evitar siempre que sea posible los refinados como el arroz o el pan blanco. Las patatas y otros tubérculos, las legumbres y la pasta también forman parte de este grupo.

Lo mejor es que la mitad del plato esté compuesta por alimentos de origen vegetal, como hortalizas o setas

  • El 25% restante va destinado a las proteínas animales como la carne y el pescado, aunque algunas versiones también incluyen los huevos u otras opciones vegetarianas como el tofu, el seitán o el tempeh. En lo que al tamaño de la ración se refiere, “la medida del filete de carne o pescado no debe ser más grande del tamaño de la palma de la mano”, recomiendan desde el portal Dietistas Nutricionistas. Además, resulta fundamental escoger alimentos con poca grasa y en cocciones sanas como a la plancha, al horno o hervido.

Este plato debe ir acompañado de un postre adecuado. La mejor alternativa es una o varias piezas de fruta variada y de temporada, y siempre debe estar presente en las dos comidas principales. Los yogures naturales sin azúcares añadidos también son muy saludables. Asimismo, la bebida que hidratará dicho menú es el agua, mientras que el té y el café están permitidos únicamente dos veces al día. Evitando así el consumo de bebidas azucaradas y alcohólicas, tan nocivas para la salud.

Ventajas del método del plato

La mayoría de dietas de adelgazamiento tienen algo en común: solemos abandonarlas cuando no vemos resultados y la motivación brilla por su ausencia. “Es casi imposible seguir un plan alimentario fijo y alejado de la realidad, y las razones son siempre las mismas: no se adapta a tus gustos, a tus horarios, a tu trabajo, a tu vida social, etc. Sin embargo, el método del plato no te dice qué tienes que comer. Simplemente te marca la proporción de los diferentes nutrientes, te permite elegir los alimentos a tu gusto y crear una gran variedad de platos saludables con poco esfuerzo”, defiende Antonio Mas, médico endocrino, desde su clínica online.

Con un tomate, una lata de atún y un pescado azul a la plancha tenemos casi todo el plato

Una de sus principales ventajas es que a pesar de no contar con el tiempo suficiente para comer, podemos disfrutar de un menú sano, rico y equilibrado, pues muchos de los ingredientes propuestos no necesitan un proceso de elaboración exhaustivo. Con partir un tomate, añadir una lata de atún y hacer a la plancha un pescado azul ya tendríamos la mayor parte del plato. Otra cualidad es la posibilidad de recurrir a verduras congeladas o en conserva, aunque siempre es preferible la opción más fresca.

Además, todos los expertos coinciden en que una de sus mejores virtudes es que da la oportunidad al comensal de construir su propio menú diario según sus gustos y prioridades, a través de la gran variedad de alimentos expuestos anteriormente. Las dietas milagro suelen reducir dicha ingesta a la mínima esencia, poniendo en peligro la salud del paciente y restando todo su atractivo. Por estos y otros muchos motivos, el método del plato es un sistema educativo que pueden seguir también los más pequeños de la casa, que aprenderán desde el principio los alimentos más saludables y la proporción adecuada para cuidar su organismo.

Trucos adelgazar
El redactor recomienda