Aguacate 'light', con un 30% menos de grasas que los convencionales
  1. Nutrición
¿CAMBIA SU SABOR?

Aguacate 'light', con un 30% menos de grasas que los convencionales

Llega desde Isla Bonita. Ideal para los que adoran esta fruta, tan rica en los saludables omega 3, pero temen engordar. ¿Cuál es su secreto? Incluye más agua en su composición

Foto: Aguacate 'light', con un 30% menos de grasas que los convencionales
Aguacate 'light', con un 30% menos de grasas que los convencionales

El aguacate está en la cresta de la ola en lo que a frutas se refiere. Además, lo tiene todo para que, nutricionalmente, caigamos rendidos a sus pies. Sin olvidar su tremenda fotogenia, que ha ocasionado un auténtico aluvión de fotografías en redes sociales. Solo hay un inconveniente capaz de frenar en seco nuestro deleite: la grasa, el principal micronutriente de esta fruta. Una característica que tiene en ascuas a muchos consumidores que no saben si incluir aguacates en su dieta, a pesar de que es un alimento muy saludable. No en vano, 100 gramos de aguacate aportan 160 kilocalorías. Esto le ha granjeado la fama de ser altamente calórico, aunque conviene saber que la mayoría son ácidos grasos beneficiosos para nuestra salud, como el omega 3.

Aunque un consumo moderado apenas se aprecia en la línea, sí que es cierto que si somos devoradores de aguacates acabaremos notando las consecuencias. Sin embargo, para estas ocasiones viene a socorrernos el aguacate light, que ha empezado a comercializar de manera exclusiva en nuestro país la empresa Isla Bonita. A su favor, un 30% menos de grasas con respecto a otras variedades. “La cuestión no es que sea más o menos saludable. Las propiedades organolépticas son las mismas, con la pequeña diferencia de un índice menor de calorías”, explica a Alimente Carlos Carro, responsable de Marketing y CC. de Grupo Eurobanan, entre cuyas marcas encontramos Isla Bonita.

Imagen cedida por Grupo Eurobanan (Isla Bonita).
Imagen cedida por Grupo Eurobanan (Isla Bonita).

Las razones para lanzarlo al mercado, según explican, obedecen a la existencia de un consumidor, en su mayoría femenino, que rechazaba consumir el aguacate por temor -en ocasiones infundado- de acabar engordando. El paladar del consumidor no sale mal parado con el cambio pues, tal y como relatan a Alimente estas mismas fuentes, la mayor presencia de agua en este producto lo hace más cremoso. No en vano, mientras en el resto de variedades hallamos 74,61 gramos de agua, en la versión light la cifra asciende a 84,2 gramos de esta fuente de hidratación. De alguna manera, el sabor es un poco diferente, quizás menos intenso.

Oxidación más lenta

Otra ventaja es su conservación. Lo cierto es que muchos consumidores no saben cómo frenar la irremediable oxidación a la que se ve abocado el aguacate en cuanto lo partimos, pero esta variedad es de oxidación lenta, explican desde Isla Bonita. Por estos y otros motivos, la marca ha apostado por este aguacate que, ya adelantamos, no es transgénico, sino el resultado de un complejo proceso de investigación de 32 variedades en seis países sudamericanos. Además, el producto ostenta el sello del Programa de Alimentación y Salud de la Fundación Española del Corazón (PASFEC) como producto con contenido reducido en grasas.

El aguacate light es el resultado de un complejo proceso de investigación de 32 variedades

El precio es similar o incluso más barato que la variedad HASS, la más consumida en nuestro país. Además, quien desee degustarlos puede hacerlo acudiendo a El Corte Inglés o a través de la tienda online Tudespensa.com. Con suerte, su popularidad conseguirá hacerlo más accesible para todos los consumidores. Solo el tiempo lo dirá.

SlimCados, los pioneros en EEUU

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Una propuesta similar es la que nos ofrece SlimCados -fusión entre ‘slim’ de delgado y ‘cado’ de avocado-. Se cultivan en el estado de Florida (Estados Unidos) por la empresa Brooks Tropicals, que los produce desde hace 85 años, una variedad que tampoco ha sido modificada genéticamente. Los ejemplares de esta fruta tienen hasta la mitad de grasa y un tercio menos de calorías que el aguacate líder de California. En sus inicios se llamaba Aguacate de Florida, pero la empresa agrícola decidió rebautizarlo como SlimCados en 2003, un nombre que, a todas luces, se convierte en todo un reclamo publicitario para las personas interesadas en el cuidado de su línea, el público objetivo de este producto. Además, los SlimCados resultan bastante más grandes que los de la variedad HASS.

Por otro lado, dado que su recorrido es mucho mayor, es probable que os formuléis la siguiente pregunta: ¿cómo ha sido la acogida a este tipo de aguacate? Pues los comensales andan bastante divididos al respecto. De hecho, las redes sociales son todo un repertorio de opiniones encontradas. Algunos lo adoran y otros le han declarado una guerra sin cuartel.

En cualquier caso, debemos considerar estos aguacates como una opción más de los consumidores, que libremente pueden escoger entre las múltiples variedades de aguacate que encontramos en el mercado, o decantarse por esta nueva especie con la curiosa etiqueta de 'light'.

Grasa Fruta
El redactor recomienda