El verano suena a mar, huele a arena y sabe a gazpacho. Esta época del año tiene su plato estrella en esta mezcla refrescante de tomate, pimiento, pepino, cebolla, aceite de oliva, vinagre, sal, ajo y zumo de limón que se convierte en imprescindible como antesala de un plato principal.

El gazpacho es parte de esa dieta mediterránea declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, con un ingrediente estrella, el tomate. La Fundación Española de la Nutrición destaca que esta fruta contiene gran cantidad de vitamina A y C. Solo una ración de tomate (150 gramos) cubre el 61% de la ingesta recomendada de vitamina C.

No es el único beneficio. Si algo caracteriza al tomate es su color rojo, ese pigmento vegetal llamado licopeno presente en otras frutas y verduras como la sandía o el pimiento. Según la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, es un potente antioxidante que puede tener importantes beneficios para la salud si lo consumimos de manera continuada. "Tiene la propiedad de ser vasodilatador, además de protegernos de la hipertensión y de la formación de coágulos", explica la Dra. Miren Morillas, vocal de la Sección de Riesgo Vascular de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y responsable de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital de Galdakao de Vizcaya.

(Alvalle).
(Alvalle).

La Fundación Española del Corazón se ha hecho eco de una investigación de la Universidad de Finlandia Oriental sobre la influencia del licopeno del tomate en el fortalecimiento del sistema nervioso y circulatorio y a estudios como Predimed, que apunta a que el aceite de oliva de la dieta mediterránea también ayuda a mejorar nuestra salud cardiovascular.

Fuente de hidratación

Si hay un consejo clave cuando sube el termómetro es mantenerse hidratado. En esa tarea la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria incluye alimentos como el gazpacho. Además de hidratar, aporta vitaminas y minerales que se pierden y son necesarios para el funcionamiento del sistema muscular y vascular.

Sus ingredientes nos dan una pista de que es un alimento que no tiene un aporte calórico alto. "Las hortalizas y las verduras presentes en la receta de elaboración nos aportan pocas calorías, pero sí un gran número de nutrientes", explica Luis J. Morán Fagúndez, decano del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Andalucía.

Como en casa

Si el gazpacho tiene tantos beneficios y es recomendable tomarlo casi a diario, ¿significa que debes pasar más tiempo en la cocina para ir rellenando la jarra que guardas en la nevera? No necesariamente. Hay quien lo hace como tú, con todos los ingredientes naturales para que contenga todo su sabor. Como Alvalle, que lo elabora a partir de una receta tradicional, como lo harías en casa: con un 93% de hortalizas frescas, aceite de oliva virgen, sal, vinagre de vino y zumo de limón.

Las verduras se recogen a mano, solo escogiendo aquellas que se encuentren en su punto óptimo de maduración, aspecto que queda reflejado en el sabor final del gazpacho. Además, solo tardan dos horas en convertir las hortalizas en el producto final, para no perder la calidad de los ingredientes. Llevan 30 años apostando por elaborar el gazpacho como en casa y ese ha sido el secreto para expandirse fuera de España.

(Alvalle).
(Alvalle).

La filosofía sostenible de Alvalle también es un plus. Todos los ingredientes crecen a unos 200 kilómetros de la cocina donde se prepara: tomates y pepinos, de la huerta murciana, alicantina y almeriense; la cebolla, de Valencia y Córdoba; y el aceite, 100% oliva virgen extra de origen español, de cooperativas de Córdoba y Jaén. A la apuesta por el producto de proximidad, clave en la lucha contra el cambio climático, se suma la preocupación por la sostenibilidad. En los últimos 10 años, Alvalle ha reducido el consumo de agua en un 60% y energía en un 37%. Ahora, el diseño sostenible de su nueva planta les permitirá seguir ahondando en la reducción energética, una preocupación por el medio ambiente que también se ve reflejada en los riegos por goteo de sus campos y en la apuesta por el control de plagas de manera natural.

Disfrutar de esta bebida tan nuestra ya no tiene excusas: sus gazpachos son una solución rápida, sabrosa y refrescante para estos días de calor. Hacerlo, además, apostando por el medio ambiente y los productores locales, tampoco.