5 razones por las que la comida picante es beneficiosa, según la ciencia
  1. Nutrición
Combate las bacterias

5 razones por las que la comida picante es beneficiosa, según la ciencia

La evidencia científica constata que alimentos como pimientos, guindillas y especias picantes pueden ayudar a adelgazar, mejoran la inflamación, combaten las células cancerosas, infecciones y te ayudan a vivir más

Foto: Unsplash/@ellaolson
Unsplash/@ellaolson

Para gustos los colores y los sabores. Y para opiniones encontradas las que despierta la comida picante. Afortunadamente, la ciencia se pone a favor de las personas que aman las especias (y no solo la ardiente capsaicina que se encuentra en los chiles). Otras como, el curry, jenjibre o la cúrcuma ofrecen muchos beneficios para la salud.

Si eres un agnóstico o simplemente no te gusta el ‘calor interior’, aquí tienes cinco razones de peso para reconsiderar agregar un poco de sabor a tu día a día, frente a la mesa.

Longevidad

El picante ha sido y es una parte integral de las culturas culinarias de todo el mundo y tienen una larga historia de sus usos tanto para aromatizar, colorear y conservar alimentos, como con fines medicinales. Hoy en día el mayor uso de especias como aromatizantes en los alimentos es una tendencia importante en todo el mundo. En China, por ejemplo, la guindilla es uno de los alimentos picantes más consumidos en todo el país.

Unsplash7@saimir_sciureis
Unsplash7@saimir_sciureis

Los efectos beneficiosos de las especias y sus ingredientes bioactivos, como la capsaicina, se han documentado durante mucho tiempo en estudios experimentales o llevados a cabo con poblaciones pequeñas. Sin embargo, en 2015, la Universidad de Harvard junto con el Centro Nacional para el Control y la Prevención de Enfermedades de China publicaba un estudio en British Medical Journal partiendo de los datos China Kadoorie Bioban (CKB),

Se trata de un proyecto de colaboración el Departamento de Salud de la Población de Nuffield, Universidad de Oxford, el CDC de China y la Academia China de Ciencias Médicas, ambos en Beijing.

Así, el trabajo se llevó a cabo con los ciudadanos de 10 áreas geográficamente diversas de China entre 2004 y 2008 que se inscribieron en el CKB. Los datos revelan que la ingesta de alimentos picantes seis o siete días a la semana, incluso solo una vez al día, redujo las tasas de mortalidad en un 14%. Según sus autores, “en este gran estudio prospectivo, el consumo habitual de alimentos picantes se asoció inversamente con la mortalidad total y por ciertas causas específicas, independientemente de otros factores de riesgo de muerte”.

Acelera el metabolismo

Los datos de numerosos estudios indican que ciertas especias, como el comino, la canela, la cúrcuma, los pimientos y los chiles pueden aumentar la tasa de reposo metabólico y ralentizar el apetito. Y no solo. Un estudio en ratones, publicado en The Journal of Nutrtion, también encontró que la cúrcuma suprime el crecimiento de tejido graso.

Marta Pardo Lasala, de la Universidad de Alcalá (Madrid), recoge en un trabajo de revisión de entre 2006 y 2016, los datos publicados sobre la capsaicina y sus efectos sobre la obesidad y/o la diabetes. Y determina: “La capsaicina ha demostrado su acción sobre la obesidad en numerosos estudios. También su acción positiva frente a la diabetes directamente, así como, indirectamente a través de su acción frente el sobrepeso inductor de la diabetes tipo II. La mayoría de estudios están realizados en animales o in vitro, es necesaria la realización de estos en humanos, así como, valorar sus posibles efectos adversos y las dosis necesarias para lograr los objetivos esperados”.

Combate la inflamación

La curcumina, un compuesto de la cúrcuma (parecido a la capsaicina) puede reducir la inflamación. En la medicina ayurvédica, las propiedades antiinflamatorias del jengibre y el ajo se han utilizado durante siglos para tratar una variedad de afecciones, como artritis, trastornos autoinmunes e incluso dolores de cabeza y náuseas.

En el cáncer

Se ha demostrado que la capsaicina, de la que hemos hablado anteriormente y que es un componente activo de los chiles, ralentiza y destruye las células cancerosas.

Foto: Foto: iStock.

Una investigación publicada en Cancer Research de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, EE. UU.) encontró que inhibía el crecimiento de las células cancerosas de la próstata en ratones

Antibacteriana

Se ha demostrado que el comino y la cúrcuma tienen poderosas propiedades antioxidantes y antimicrobianas.

Unsplash/@prachipalwe
Unsplash/@prachipalwe

Lo cuenta un trabajo publicado en Journal of Food Science. De hecho, el aceite del mismo, como demuestra el ensayo, fue eficaz contra las bacterias E. Coli, S. Aureus y S. Fecalis.

La otra cara de la moneda

Es importante recordar, no obstante, que el exceso de picante no 'conjuga' bien con los problemas de estómago como el reflujo o la gastritis. De hecho, la capsaicina puede provocar síntomas intensos a corto plazo, como dolor de estómago, diarrea y vómitos en quienes consumen cantidades extremas. Esto ocurre debido a la sobreestimulación del sistema nervioso. La buena noticia es que no se produce ningún daño permanente en el revestimiento intestinal.

Aunque anteriormente se creía que los alimentos picantes podían provocar úlceras, la evidencia actual ahora confirma que la capsaicina brinda protección contra el patógeno de la úlcera, H. pylori. También actúa como un analgésico cuando se aplica tópicamente o se ingiere. Dicho esto, si es nuevo en el consumo de alimentos picantes, aumente su ingesta lentamente para minimizar los síntomas indeseables.

Nutrientes Alimentos Enfermedades
El redactor recomienda