Cuatro comidas que luchan contra la alopecia bloqueando la DHT
  1. Nutrición
Sale de la testosterona

Cuatro comidas que luchan contra la alopecia bloqueando la DHT

La hormona masculina sirve como combustible para generar una molécula capaz de matar los folículos de nuestro cuero cabelludo. Existen medicinas capaces de enlentecer este proceso, pero también algunos alimentos

Foto: Foto: Unsplash/@therideacademy
Foto: Unsplash/@therideacademy

A nadie le gusta perder pelo. Al menos no el de la cabeza. Cierto es que hay personas que se dejan auténticas fortunas en depilarse permanentemente con láser el resto del cuerpo o, como mínimo, áreas específicas. Puede que la alopecia sea un problema médico con pocas repercusiones fisiológicas a parte de exponernos a las quemaduras solares en la parte superior de la cabeza y que, en invierno, perdamos una gran cantidad de calor corporal por esta parte de nuestro cuerpo. El problema es que sus repercusiones psicológicas son mucho más severas. Nos guste o no, gran parte de la percepción que tenemos de nosotros mismos depende de nuestro cabello y cada persona con la que interactuamos se fija en cómo lo tenemos. Eso, sin entrar en el terreno del atractivo sexual que, a pesar de que hay personas a las que 'los calvos les parecen interesantes y atractivos', la inmensa mayor parte consideramos el pelo parte fundamental de la belleza.

Es por esto que conservarlo es algo completamente prioritario, sobre todo para aquellos que, debido a causas genéticas y al avance de la caída, han vislumbrado su propio futuro. La ciencia médica ha hecho algunos avances en los últimos años. Uno de los principales es el extendido uso del minoxidil. Se trata de un vasodilatador, tanto tópico como oral, que puede ayudar a mantener el pelo en buen estado durante más tiempo, pero no es una cura, solo es un freno.

Nuestro cuerpo produce DHT utilizadondo como combustible la testosterona por acción de la alfa-5 reductasa

La dihidrotestosterona, conocida como DHT, es una hormona increíblemente similar a la testosterona pura y dura (la hormona principal del sexo masculino). Desde hace ya bastantes años se cree que uno de los principales responsables de la pérdida de pelo tanto en hombres como en mujeres.

Nuestro cuerpo, de forma completamente natural, convierte aproximadamente el 5% de nuestra testosterona en DHT a través de la acción de una enzima llamada 5-alfa reductasa, como se explica en este estudio de la Universidad de Washington en Estados Unidos. El método que usan algunos de los fármacos (y alggunos alimentos, aunque de eso hablaremos más tarde) para frenar la caída del cabello es bloquear esta enzima, lo que disminuye los niveles en nuestro organismo de DHT.

Los alimentos

Por supuesto, con la inmensa cantidad de compuestos químicos que contienen diferentes componentes de nuestra alimentación (algunos muy buenos como las antocianinas y otros no tan buenos como las grasas 'trans') es de esperar que existiera algún alimento con la capacidad de ayudarnos con la alopecia. Por suerte para nosotros, esta lógica se confirma. Son los siguientes:

Té verde

Se trata de una de las bebidas más populares del mundo, en gran medida debido a que en Asia, el continente más poblado de la Tierra, se consume sin cesar. En su producción, menos procesada que en la de otras variedades como el oolong o el té negro, se mantienen intactas. Esto permite que una de las sustancias químicas principales del té, el galato de epigalocatequina (EGCG) se encuentre en mayores cantidades.

La parte buena es que una fran cantidad de estudios científicos han relacionado el consumo de esta sustancia con numerosos beneficios para nuestra salud entre los que se encuentra la pérdida de peso, la salud cardiovascular y el buen estado de nuestro cerebro. Además, también ha demostrado ser efectiva en el tema que nos ocupa. Como se explica en un estudio de la Konkuk University en Corea del Sur, la EGCG ha demostrado proteger los folículos del pelo de los daños producidos por la DHT.

Aceite de coco

Un alimento que se puso de moda hace dos años y que, desde entonces, ha ido perdiendo gradualmente popularidad. Son muchos los beneficios que diversas 'celebrities' le achacaron sin estar comprobados por el mundo científico.

Foto: Unsplash/@shivamdewan
Foto: Unsplash/@shivamdewan

Lo bueno es que el aceite de coco contiene un una gran cantidad de triglicéridos de cadena media, principalmente ácido láurico, que se ha demostrado en una gran cantidad de estudios científicos que es capaz de bloquear la producción de DHT.

Cebollas

Y no solo ellas. Todos los alimentos que contienen quercitina (aunque es cierto que el mayor exponente de ellos es la cebolla). En estudios preclínicos, la quercitina ha mostrado ser capaz de inhibir la producción de DHT al bloquear la acción de la famosa alfa-5 reductasa, la enzima responsable de la producción de esta hormona y, además, dado que la quercitina es un poderoso antioxidante, también es capaz de frenar y remediar los daños por estrés oxidativo. Así se explica en un estudio realixado por investigadores del Instituto de Bioquímica de la Universidad de Leipzig en Alemania.

Además, unido a otro popular medicamento para la pérdida de pelo debida a la alopecia adrogénica (la finasterida) otro estudio demostró que la quercitina era capaz de aumentar el poder del medicamento, aunque dicho estudio se realizó en animales.

Cúrcuma

El famoso superalimento llegado del lejano oriente. Su poder como especia en determinadas gastronomías es completamente innegable. Pero lo que lo ha puesto de verdad en el mapa son sus beneficios para nuestra salud. Su caso es bastante similar al del jengibre, que a pesar de sus usos culinarios, lo que verdaderamente le da importancia para nosotros es lo sano que es.

Foto: Unsplash/@alexb
Foto: Unsplash/@alexb

Entre los beneficios probados de la cúrcuma, como se explica en un estudio de la Central Michigan University en Estados Unidos, se encuentra la reducción del dolor debido a la artritis, la disminución de los niveles de colesterol en sangre y la mejora de la velocidad a la que nos recuperamos del ejercicio.

Para para el tema que nos ocupa hoy, la cúrcuma también ha demostrado en dos estudios, uno elaborado por investigadores de la Dokkyo Medical University en Japón y otro por científicos de la Guangdong University of Technology en China, que, en efecto, el consumo de cúrcuma disminuye los niveles de DHT en sangre al bloquear la acción de la alfa-5 reductasa.

Todavía nos queda mucho camino para conseguir vencer de una vez por todas a la dichosa alopecia. Pero, como en todos los problemas de salud, nuestra alimentación juega un papel que a menudo tendemos a infravalorar.

Enfermedades Psicología
El redactor recomienda