¿Comes pasta? Entonces estás mucho más sano que los que no
  1. Nutrición
Deliciosa, no cabe la menor duda

¿Comes pasta? Entonces estás mucho más sano que los que no

Un estudio, cuyo origen puede resultar más que sospechoso, defiende que las dietas de aquellos que consumen este alimento son mucho mejores y, en el caso de las mujeres, están relacionadas con un menor peso

Foto: Foto: Unsplash/@eaterscollective.
Foto: Unsplash/@eaterscollective.

Pocas veces en los medios dedicados a la salud y la nutrición hay informaciones que sean 'buenas noticias'. La tendencia que se repite una y otra vez es que lo que está rico es malo y lo que no es sanísimo. ¿Coles de Bruselas? Asquerosas para gran parte de la población, pero cargadas con todos los nutrientes esenciales y flavonoides que pudiéramos imaginar. El chorizo a la sidra, en cambio, parece que es puro veneno (eso sí, uno por el que merece la pena perder salud).

En esta escala, la pasta siempre ha estado balanceada hacia el lado de lo insano. El trigo en los últimos años ha pasado a estar mal visto por su alto contenido en gluten (por el que repetimos: solo deben preocuparse los celiacos e intolerantes o alérgicos a esta proteína, nadie más, y solo suponen el 2,3% de la población española). Además, incluso si se trata del producto integral, la pasta tiene la capacidad de aumentar nuestro nivel de glucemia (la cantidad de glucosa que circula por nuestra sangre) de forma abrupta y rápida, lo que se ha relacionado en diversos estudios con un mayor riesgo de sufrir determinadas enfermedades como la diabetes.

"La consumición de pasta en mujeres adultas se ha asociado a una menor circunferencia de la cintura, peso corporal e índice de masa corporal"

Parecía que, llegados a este punto, nada se podía hacer para salvar la reputación de los hidratos de carbono italianos más tradicionales. Por suerte para todos nosotros, la salvación ha llegado de la mano de la Asociación Nacional de la Pasta de Estados Unidos. Esto se debe a que acaba de publicar un estudio en la revista 'Frontiers in Nutrition', en el que se afirma que aquellos individuos que consumen pasta tienen, por regla general, dietas de mejor calidad que las personas que excluyen este alimento de su dieta.

La investigación ha descubierto que las dietas de los niños y los adultos que consumen pasta está asociada a una mejor concentración y variedad de nutrientes esenciales. Además, como si eso fuera poco, la investigación concluyó que tanto en los niños como en los varones adultos no existe una correlación entre el consumo de este alimento y los niveles de sobrepeso y obesidad, pero que en las mujeres adultas, aquellas que consumen pasta tienden a tener unos niveles mejores que aquellas que no. "La consumición de pasta en mujeres adultas se ha asociado a una menor circunferencia de la cintura, peso corporal e índice de masa corporal", aclara el estudio.

Foto: Unsplash/@chuttersnap.
Foto: Unsplash/@chuttersnap.

Entre las otras conclusiones que los investigadores pudieron sacar se encuentra que los adultos que más pasta comían tenían mejores niveles de folato, hierro, magnesio y fibra alimentaria, y en el caso de los niños, también más vitamina E. Por otra parte, aquellas personas que excluían este producto de sus dietas tendían a consumir más grasas saturadas y azúcares.

Por supuesto, los resultados de este trabajo científico han sentado de maravilla a la Asociación Nacional de la Pasta de Estados Unidos. De hecho, Diana Welland, la directora de Comunicación de la asociación, comenta que "la pasta puede ser un 'ladrillo' fundamental a la hora de construir una buena nutrición a lo largo de nuestra vida, dado que puede funcionar como el medio perfecto para incluir en nuestra dieta otros alimentos sanos como verduras, carnes magras, pescados y legumbres. La pasta es un lienzo al que podemos añadir prácticamente cualquier alimento con una gran densidad nutricional, ricos en fibra, y que consigue que te gusten dichas comidas a ti y a tu familia".

Foto: Pasta con hortalizas. (Snaps Fotografía)

Por supuesto, en Alimente somos conscientes de que suena relativamente 'sospechoso' que la Asociación Nacional de la Pasta de Estados Unidos publique un estudio en el que afirme que la pasta es buena. Pero una cosa es cierta. Según la OMS, la segunda población más longeva del mundo es la española, y gran parte del mérito recae en nuestra dieta mediterránea, basada, principalmente, en el aceite de oliva, las hortalizas y el trigo. A fin de cuentas, es más que probable que lleven razón, siempre y cuando tengamos en cuenta que se refieran a dietas razonables, no a comerse cada día medio kilo de espaguetis a la carbonara cubiertos por una montaña de queso. En ese caso, tal vez la pasta no sea lo más sano del mundo.

Dieta Nutrientes Celiacos Aceites
El redactor recomienda