Trucos para recalentar huevos y que queden como recién hechos
  1. Nutrición
Aprovechamiento

Trucos para recalentar huevos y que queden como recién hechos

Es uno de los alimentos más socorridos y versátiles, pero uno de los más firmes candidatos a terminar en el cubo de la basura ante la menor duda de seguridad. Muchas veces, el secreto para rescatarlos es saber cómo devolverles todo su sabor

Foto: Foto: Unsplash/@itstrevinooo.
Foto: Unsplash/@itstrevinooo.

El desperdicio de alimentos es un asunto que golpea nuestras conciencias de habitantes de un país desarrollado. Las cifras que ofrece el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación son excesivas: en España, tiramos a la basura 1.339 millones de kilos/litros de comida en 2018 (un 8,9% más que el año anterior), y la gran mayoría (1.127 millones de kilos) correspondió a productos sin utilizar y tan solo 212 millones de kilos son alimentos ya cocinados. El verano es, según este Ministerio, un momento en el que se produce un repunte del desperdicio por las altas temperaturas.

España es el sexto país de la UE con más brotes de salmonelosis, una cifra debida en buena parte a nuestro sistema de recogida de datos

No es raro que durante los meses de calor seamos más precavidos y decidamos no jugárnosla a coger una infección alimentaria por aprovechar sobras de comida, especialmente si tienen salsas, carnes o huevos.

Efectos del calor

De hecho, como contamos en Alimente, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) coloca a España como el sexto país de la UE en número de brotes de salmonelosis, aunque como aclara la ingeniera Mar Fernández, portavoz de la Organización Interprofesional del Huevo (Inprovo), el dato hay que atribuirlo al "exhaustivo sistema de recogida de datos que se traduce en más casos comunicados".

Foto: Unsplash/@adamsky1973.
Foto: Unsplash/@adamsky1973.

Además, las temperaturas estivales favorecen el crecimiento bacteriano y en el huevo, que es muy rico en nutrientes, la salmonela encuentra el medio idóneo para crecer.

Sin embargo, sí es posible evitar toxiinfecciones alimentarias empezando por una buena higiene y siguiendo por el cocinado adecuado, un consejo que es especialmente importante para el huevo.

Este alimento es especialmente sensible a la temperatura y a la forma de cocinado, y estas pueden variar de los huevos crudos a los ya preparados. Y si hay que destacar un cambio notable al recalentar las sobras de huevo, es que suelen coger una consistencia gomosa que, a menudo, es el veredicto final que condena la comida al cubo de la basura.

Entonces, ¿cómo hay que recalentar los huevos?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el huevo debe estar bien cocinado, sin que se quede líquido; esto es, aproximadamente a más de 70ºC. Cumplido este requisito, en ese momento, o después sus sobras, es seguro para el consumo, pero también han de guardarse adecuadamente.

Si los huevos son cocidos, hay que colocarlos en un recipiente poco profundo para permitir un enfriamiento rápido y uniforme, y después conservarlos en el frigorífico a 4ºC o menos. Los sobrantes hay consumirlos en el plazo de 3 a 4 días.

Pero toda precaución nunca está de más, así es que si vamos a aprovechar los restos, al recalentarlos hay que volver a alcanzar, al menos, los 70ºC. La preparación inicial también influye en la técnica empleada para el recalentado.

Aquí hay algunos consejos para volver a calentar algunos tipos comunes de platos con huevo a la temperatura adecuada:

Foto: Unsplash/@igormiske.
Foto: Unsplash/@igormiske.

  • Revueltos: el método más rápido para recalentar huevos revueltos es en un plato apto para microondas. Cocinar a fuego alto durante intervalos de 20 a 30 segundos, revolviendo para calentar uniformemente.
  • Tortillas y quiches: recalentarlos en el horno para obtener los mejores resultados. La temperatura aconsejada es 180ºC entre 15 y 20 minutos (25 a 30 minutos si la comida está congelada).
  • Cocidos: no se deben calentar en el microondas porque la yema puede explotar. Lo aconsejable es hervir agua y echarla sobre el huevo cocido en un plato resistente al calor hasta que se sumerja. Dejarlos reposar durante 10 minutos para que se recalienten.
  • Fritos: poner los huevos fritos en una sartén con una pequeña cantidad de aceite. No es necesario darles la vuelta siempre que se calienten por una cara durante 2 a 5 minutos.
  • Escalfados: calentar agua en una cacerola a fuego lento y colocar los huevos escalfados durante 1 a 2 minutos para recalentarlos antes de retirarlos con cuidado.

Sin prisas, y siguiendo estos consejos, podrás preparar una comida de aprovechamiento en pocos minutos con unos huevos de 'toma pan y moja' (y sin tirar más alimentos a la basura).

Alimentos Nutrientes Seguridad alimentaria
El redactor recomienda