Lo mejor que puedes hacer en el desayuno es una invención inglesa
  1. Nutrición
Día Mundial del Huevo

Lo mejor que puedes hacer en el desayuno es una invención inglesa

Es uno de los superalimentos: rico en proteínas de alto valor biológico, aminoácidos, vitaminas y pocas calorías. Además es versátil, muy accesible y asequible. ¿Quién da más en 65 gramos de peso?

Foto: Foto: Unsplash/@benkolde.
Foto: Unsplash/@benkolde.

El tiempo y la ciencia se están ocupando de reparar el agravio que ha sufrido el huevo durante varias décadas, una mala fama nacida a partir de las conclusiones erróneas del 'Estudio de los siete países', dirigido por Ancel Keys, que apuntaba al impacto del colesterol en las cifras de mortalidad cardiovascular. En el año 2000, la influyente Sociedad Americana del Corazón declaró que el colesterol de los huevos no aumentaba la mortalidad cardiovascular y que las personas sanas pueden tomar un huevo todos los días, aunque quienes tengan el colesterol alto es mejor que los limiten a 3 o 4, priorizando el consumo de claras.

Hoy se celebra el Día Mundial del Huevo, promovido en 1996 por la International Egg Comission y que tiene lugar el segundo viernes de octubre. Este año, para conmemorar la efeméride, la empresa avícola Pazo de Vilane -decana en la producción de huevo campero, es decir, procedentes de gallinas criadas en libertad- comparte los beneficios de incorporar este superalimento al desayuno.

Dosis de buena energía

El desayuno es una de las comidas más importantes del día, especialmente para las personas que tienen un mayor gasto calórico, como son los deportistas y los niños. La Fundación Española de Nutrición indica que el desayuno saludable debe contener hidratos de carbono complejos, proteína, agua y un poco de grasa de buena calidad.

Foto: Unsplash/@cristastucchio.
Foto: Unsplash/@cristastucchio.

Por sus múltiples beneficios, cada vez son más las personas que incorporan el huevo en su rutina alimentaria de la primera comida del día. Y es que, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO), el huevo es el alimento más nutritivo que existe después de la leche materna. Además de ser rico en proteínas, el huevo contiene vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales, además de proporcionar antioxidantes y ácidos grasos que benefician la salud cardiovascular.

Así pues, hay razones justificadas para coger lo bueno del típico 'english breakfast', esto es el huevo (mejor prescindir del beicon y las salchichas).

Secretos al descubierto

Las razones que han llevado a organizaciones internacionales, sociedades científicas y consumidores a rendirse a este alimento son:

  • Gran poder saciante: al ser un alimento bajo en calorías y alto en proteínas, nos ayuda a sentirnos saciados con menos cantidad que con otros alimentos y ayuda a evitar picoteos.
  • Bajo contenido calórico: un huevo aporta aproximadamente 76 calorías, igual que una pieza de fruta, por lo que alimenta mucho y ayuda a prevenir la obesidad.
  • Alto valor proteico: sus proteínas son de alto valor biológico y de fácil asimilación por nuestro organismo. Además, sus diferentes proteínas tienen propiedades inmunoprotectoras y antimicrobianas, y también pueden presentar beneficios sobre procesos de inflamación.
Foto: Unsplash/@gaellemarcel.
Foto: Unsplash/@gaellemarcel.

  • Rico en prolina: el huevo contiene el aminoácido prolina, que favorece la creación de colágeno, fundamental para mantener la estructura y elasticidad de músculos, tendones, piel, etc.
  • Aporta vitamina D: necesaria para absorber el calcio y el fósforo, su carencia afecta a los músculos, la capacidad cognitiva y al estado de ánimo. Desempeña un papel relevante en el sistema inmunitario.
  • Contiene vitaminas del grupo B: B2, B6, B12 y ácido fólico.
  • Otros nutrientes: colina, un micronutriente que estimula la salud cerebral -especialmente frente a enfermedades como el alzhéimer o la demencia- y ocular; y luteína y zeaxantina, beneficiosos para el corazón. También aporta hierro, que evita la aparición de algunos tipos de anemia.

La preparación sí importa

Son muy versátiles, pero según la técnica de cocinado, sus valores calóricos experimentan variaciones:

  • Cocido: 145 kcal
  • Escalfado: 147 kcal
  • A la plancha: 166 kcal
  • Revuelto: 170 kcal
  • Frito: 185 kcal

Huevo Desayuno Colesterol Alimentos
El redactor recomienda