Es temporada de calabaza: aprende a hacerla correctamente
  1. Nutrición
AYUDA A FRENAR EL APETITO

Es temporada de calabaza: aprende a hacerla correctamente

Desembarca con fuerza. Octubre es su mes y es el momento de aprovecharnos de todas sus virtudes, como su betacaroteno y vitamina C, con unas ricas recetas

Foto: Es temporada de calabaza: aprende a hacerla correctamente
Es temporada de calabaza: aprende a hacerla correctamente

Las calabazas ya están aquí. Las habrás visto empezar a irrumpir en los escaparates de las tiendas que se visten de Halloween de los pies a la cabeza gracias a ellas y, por supuesto, en los mercados también proliferan. Con su llegada, todo un mundo de posibilidades culinarias se nos abren, así que ya es hora de que nos pongamos a rumiar excelentes recetas que tengan a la calabaza como protagonista estelar.

Además, un estudio realizado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) demostró que los grandes consumidores de calabaza tienden a frenar su apetito. Los sujetos objeto del estudio también absorbieron menos grasas y calorías de sus alimentos. Por lo tanto, nos viene de perlas para poner coto a la gula.

¿Razones nutricionales para consumirla?

En definitiva, razones para consumir calabazas no nos faltan pues, además de saciarnos, estas presentan un alto contenido de betacaroteno, cuyo consumo ayuda a disminuir el riesgo de padecer distintos tipos de cáncer. También nos aportan vitamina A, vitamina C, potasio, fibra y hierro. Recuerda además que las calabazas previenen que se endurezcan las arterias y, por lo tanto, nos exponemos a un menor riesgo de padecer ataques al corazón o una apoplejía.

Sirva todo esto para ir abriendo boca y para que nos vayamos animando a cocinar algo sumamente rico con ella. Además de la archiconocida crema de calabaza, es probable que quieras ampliar tu repertorio de recetas. Seguramente un café con leche acompañado de un bizcocho de calabaza te parece una estupenda manera de empezar el día o incluso de merendar. Vamos a ver cómo llevar adelante este dulce capricho

Bizcocho de calabaza

Ingredientes:

  • 170 gramos de harina
  • Levadura en polvo
  • 150 gramos de azúcar
  • La ralladura de un limón
  • 250 gramos de calabaza sin corteza ni pepitas cortada en dados
  • 3 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 100 gramos de nueces
  • 1 o 2 cucharadas de canela en polvo (dependiendo del gusto particular)
  • Aceite de oliva

Preparación:

En primer lugar, precalentamos el horno a 180º y mientras va consiguiendo la temperatura deseada, nos vamos metiendo en faena. Así, necesitaremos un cuenco grande para ir mezclando los ingredientes. En él verteremos la harina indicada y el sobre de levadura en polvo y los mezclamos. En otro recipiente añadimos el azúcar, la ralladura de limón, la calabaza, los huevos y una pizca de sal, además de la canela en polvo y el aceite.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Turno de mezclar todos los ingredientes. Una vez que la masa presente un aspecto homogéneo, incorporamos la harina y la levadura que guardábamos en otro cuenco. Lo mezclamos de nuevo y volcamos todo en un molde. Esparce las nueces. Una vez listo, lo metemos en el horno donde lo tendremos unos 35 minutos.

No desperdicies las semillas de la calabaza cuando cocines con ellas pues están llenas de beneficios

De todos modos, y si no estás seguro de que la cocción ha sido la óptima, puedes recurrir al viejo truco del palillo. Si sale limpio, ya sabrás que la misión bizcocho de calabaza ha llegado a feliz término. Lo sacas y a aguardar a que se enfríe para hincarle el diente.

Chips de calabaza

De todos modos, no hemos terminado, pues se nos ocurre otra receta para darle una vuelta de tuerca a la calabaza. Seguramente estás harto de contemplar en el supermercado o en cualquier tienda esos chips de fruta y verdura deshidratada, ¿verdad? Lo cierto es que llevan años en el candelero y se venden como el colmo de la comida saludable, pero aún lo son más si los preparas tú en casa. Además, son muy sencillos de hacer. A ello vamos.

Ingredientes:

  • 50 gramos de calabaza
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Orégano
  • Especias al gusto

Preparación:

Empezamos cortando de manera muy fina la calabaza que ya habremos pelado previamente. Si no se te dan bien los cortes finos con cuchillo, recurre a la mandolina. Así acertarás seguro.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Les añades sal y las dejas reposando durante unos diez minutos. Necesitamos extraer la humedad al máximo, de modo que disponemos las rodajas sobre papel absorbente y las cubrimos con otra tira de papel. A continuación, las colocamos sobre la bandeja del horno sobre una lámina de papel vegetal. Espolvoreamos las especias que queramos: pimienta negra, ajo en polvo, hierbas provenzales, curry, pimentón… A nuestro antojo.

Encendemos el horno a 160º entre unos 15 o 20 minutos. No olvides activar la opción con ventilador para que todavía se seque aún más la calabaza. Pasado el tiempo indicado, observarás que presentan un aspecto dorado y crujiente. Y ya las tendrás listas para matar el hambre en cualquier circunstancia y lugar. Por supuesto, reemplazan con éxito a las patatas fritas.

Por cierto, no se te ocurra en ninguna de estas recetas desperdiciar las semillas de calabaza. Aquí no se tira nada. Quizás no sepas que están llenas de virtudes nutricionales, además de estar muy ricas. Tuéstalas en la sartén con un pelín de aceite de oliva y agrega sal (si lo deseas). Las puedes emplear de tentempié o para alegrar la ensalada.

Recetas Aceites Verduras
El redactor recomienda