5 beneficios demostrados de la sopa de tomate (y su receta)
  1. Nutrición
recogidos por la ciencia

5 beneficios demostrados de la sopa de tomate (y su receta)

Por sus nutrientes (vitaminas y antioxidantes), este plato tiene ventajas para tu salud. Al parecer, te protege del cáncer, de las enfermedades cardiovasculares, cuida tu vista y aumenta la inmunidad

Foto: 5 beneficios demostrados de la sopa de tomate (y su receta)
5 beneficios demostrados de la sopa de tomate (y su receta)

Es clave de la dieta mediterránea y enriquece los platos más populares de nuestra gastronomía, como el gazpacho o el salmorejo. Repletos de vitaminas, minerales, antioxidantes y compuestos vegetales, es el ‘ingrediente’ idóneo para el cuidado de la salud.

La literatura científica sugiere que estos nutrientes pueden proteger contra múltiples enfermedades, incluidas las cardiacas y el cáncer. Por lo tanto, nada mejor que tomar nota de los cinco beneficios saludables de la sopa de tomate

Foto: iStock.
Foto: iStock.

1. Muy nutritiva

Tienen relativamente pocas calorías, pero están llenos de nutrientes y compuestos vegetales beneficiosos. Este es el perfil nutricional de un tomate crudo grande (182 gramos):

  • Calorías: 33
  • Carbohidratos: 7 gramos
  • Fibra: 2 gramos
  • Proteína: 1,6 gramos
  • Grasa: 0,4 gramos
  • Vitamina C: 28% del valor diario (DV)
  • Vitamina K: 12% de la VD
  • Vitamina A: 8% de la VD
  • Potasio: 9% de la VD

También son ricos en carotenoides, que proporcionan aproximadamente el 80% de la VD de licopeno. Se trata del pigmento que da a los tomates su característico color rojo brillante, del que se dice ser responsable de muchos de sus beneficios para la salud

2. Rica en antioxidantes

Los antioxidantes son compuestos que ayudan a neutralizar los efectos nocivos del estrés oxidativo. Esto sucede cuando las moléculas que dañan las células llamadas radicales libres se acumulan en el cuerpo. La sopa de tomate es una excelente fuente de antioxidantes, que incluyen licopeno, flavonoides y vitaminas C y E, entre muchos otros, como constata un estudio publicado en 'Molecular Nutritition Food Research'. Su consumo se ha relacionado con un menor riesgo de cáncer y enfermedades relacionadas con la inflamación, como la obesidad y las enfermedades cardiacas

Además, la investigación ha demostrado que la acción antioxidante de la vitamina C y los flavonoides puede ayudar a proteger contra la diabetes tipo 2, y las patologías cerebrales

3. Propiedades para combatir el cáncer

El cáncer de próstata es la quinta causa principal de muertes relacionada con la enfermedad oncológica. Múltiples estudios han encontrado una asociación directa entre una alta ingesta de licopeno, específicamente de tomates cocidos, y un riesgo reducido de la enfermedad como constata un ensayo de 'Nature'.

Una de las vías, como constata la ciencia, es a través del licopeno que puede inducir la muerte de las células cancerosas. También puede ralentizar el crecimiento tumoral en un proceso llamado antiangiogénesis, como recoge 'Nutrition and Cancer'. Pero, además, el consumo de niveles más altos de carotenoides está relacionado con una reducción de hasta un 28% en el riesgo de cáncer de mama. Estos carotenoides incluyen alfacaroteno, betacaroteno y licopeno, como demuestra una investigación del 'American Journal of Clinical Nutrition'.

4. Promueve una piel y una visión saludables

Cuando se trata de la salud de la piel, el betacaroteno y el licopeno pueden protegerte de las quemaduras solares al absorber la luz ultravioleta (UV). Un ejemplo es el trabajo publicado en 'Skin Pharmacology and Physiology'.

Los investigadores proporcionaron a 149 adultos sanos un suplemento que contenía 15 mg de licopeno, 0,8 mg de betacaroteno y varios antioxidantes adicionales. El estudio encontró que el suplemento protegió significativamente la piel de los participantes contra el daño de los rayos UV. Comer tomates se ha asociado con un riesgo reducido de degeneración macular o pérdida de la visión relacionadas con la edad. Una vez más, su efecto protector parece que procede de sus propiedades antioxidantes, que reducen el estrés oxidativo en la mácula, una parte clave del ojo. Además, el cuerpo convierte el betacaroteno en retinol, un compuesto esencial para la visión.

5. Aumenta la inmunidad

Algunas culturas usan la sopa de tomate como remedio casero para el resfriado común. De hecho, su contenido de vitamina C y carotenoides puede estimular el sistema inmunológico. La investigación también muestra que la vitamina C puede ayudar a prevenir el resfriado común y reducir la duración y la gravedad de sus síntomas.

La receta: sopa de tomates y albahaca

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 3 tazas (735 gramos) de tomates cortados en cubitos
  • 1/2 taza (80 gramos) de cebollas picadas
  • 1 taza (250 ml) de caldo de pollo o verduras
  • 4 dientes (12 gramos) de ajo finamente picado
  • 2 cucharadas. (30 ml) de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita (2,5 gramos) de orégano seco
  • pizca de pimiento rojo triturado
  • sal y pimienta negra recién molida al gusto
  • 1 taza (24 gramos) de hojas de albahaca picadas

Elaboración

Calienta una cacerola grande a fuego medio. Agrega el aceite de oliva y las cebollas y cocina por 5 minutos hasta que estén suaves y tiernos. Añade el ajo y cocina por 2 minutos más. Agrega el resto de los ingredientes excepto las hojas de albahaca. Revuelve bien y sazona con sal y pimienta.

Baja el fuego a medio-bajo y agrega las hojas de albahaca, reservando unas cuantas para decorar. Tapa la sopa y cocínala 20 minutos. Retírala del fuego y tritura. Se sirve caliente y se decora con hojas de albahaca extra.

Dieta Nutrientes Obesidad Aceites Verduras Cremas y purés
El redactor recomienda