5 tendencias alimentarias para 2021 marcadas por el coronavirus
  1. Nutrición
Tras un año de cambio

5 tendencias alimentarias para 2021 marcadas por el coronavirus

La pandemia ha trastocado 2020 en todos los aspectos de la vida, incluida la alimentación. Hábitos y prioridades se han transformado dando paso a otras formas de consumo y otros valores a la hora de hacer la compra

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El virus SARS-CoV-2 ha marcado todos los aspectos de la vida de la población y ha dado un giro de 180 grados a los hábitos alimenticios y a los productos con los que llenamos la cesta de la compra.

Nuestras prioridades también han cambiado, y muchas personas se centran de nuevo en su salud y bienestar, incluido lo que comen. Como resultado, la cultura alimentaria y de la salud ha variado en parte, y con fundamento, porque el covid-19 ha demostrado ‘atacar’ con más virulencia a las personas con diabetes, obesidad, enfermedades cardiacas o deficiencias nutricionales.

A la vuelta de la esquina

Con 2021 a la vuelta de la esquina, estamos a punto de ver qué transformaciones se van a producir. Dado que muchos expertos de la industria esperan un cambio masivo, es posible que te preguntes qué te deparará el próximo año. De acuerdo con un ranking elaborado por Whole Foods Market, los consumidores optarán por alimentos más saludables y sostenibles.

El interés por los probióticos, los superalimentos y los ingredientes 100% vegetales serán el foco de la demanda, al ser los que pueden fortalecer el sistema inmunológico y promover el cuidado del planeta. Con el aumento del teletrabajo, se prevé una mejora en la primera comida del día, debido a que las personas tienen más tiempo para cocinar en casa. Según la investigación de Whole Foods, los desayunos que incluyen mezclas para panqueques y alternativas sanas pueden ganar mayor aceptación en el próximo año.

Alimente ha recabado estos cinco tendencias:

1- Nutrición funcional

Como dijo una vez Hipócrates: "Deja que la comida sea tu medicina y la medicina sea tu comida". Aunque esta afirmación es controvertida, su esencia parece cierta hoy en día: las personas buscarán alimentos que nutran tanto física como mentalmente.

Debido al impacto significativo del covid-19 en el bienestar físico y mental de muchas personas, existe un interés creciente en comer alimentos que tengan propósitos relacionados con la salud.

Impulsores de la inmunidad

Los alimentos no solo se valorarán para evitar el hambre, el futuro de la comida y la bebida se inspirará en el mercado de los suplementos, llamando la atención sobre el papel que desempeñan los ingredientes específicos para mejorar la salud y el bienestar en general.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Según Market Research, más del 50% de los consumidores informaron haber tomado más suplementos para apoyar la salud de sus defensas en 2020. Este creciente interés en la salud inmunológica seguirá siendo uno de los principales objetivos de la industria de la salud y el bienestar en 2021. En lugar de centrarse en tratar las enfermedades, muchos consumidores se esforzarán por prevenirlas mediante un sistema inmunológico fortalecido.

En respuesta a esto, la industria alimentaria tomará nota y apostará por la creación de productos enriquecidos que pueden apoyar la función inmunológica y la salud en general, como zinc, selenio, vitamina C y vitamina D.

Foto: Foto: Unsplash/@mab_studio.

Además, las ventas de remedios alternativos han aumentado y se espera que sigan aumentando en 2021, como demuestra Research and Markets. La baya del saúco, la equinácea, el astrágalo, la cúrcuma y el jengibre son algunos de los suplementos herbales más vendidos que se dice que ayudan a estimular el sistema inmunológico.

Asimismo, se prevé que los ingredientes con un propósito específico estarán a la vanguardia de la industria alimentaria. Ejemplos de ello son agregar aceite de oliva para apoyar la salud del corazón, vitamina C para estimular el sistema inmunológico o probióticos como la kombucha para promover un sistema digestivo saludable.

Aunque estos productos generarán expectativa, faltan las investigaciones que los respaldan. Hasta la fecha, no existen alimentos, nutrientes, hierbas u otros suplementos probados que puedan prevenir o curar una enfermedad, como el covid-19, como demuestra un estudio publicado en 'Nutrition Reviews'. Dado el creciente interés de los consumidores por la honestidad y la transparencia, las empresas deberán tener cuidado con sus mensajes y evitar hacer declaraciones de propiedades saludables que no estén respaldadas por la ciencia.

Salud mental

Como era de esperar, se ha convertido en una prioridad para la mayoría de la población. Si bien la comida por sí sola no puede tratar ni curar la depresión, la ansiedad o el estrés, consumir una dieta en su mayoría mínimamente procesada, rica en una variedad de nutrientes, puede ayudar a mantener la salud mental, tal y como defiende un artículo de 'British Medical Journal'.

Las dietas ricas en antioxidantes, vitaminas (B), minerales (zinc o magnesio), fibra, grasas saludables (por ejemplo, los omega 3) y otros compuestos bioactivos, como los probióticos, se han relacionado con un mejor bienestar mental, como recoge 'Psychosomatic Medicine'.

En 2021, notaremos que más empresas de alimentos y bebidas presentarán productos que contienen estos ingredientes con énfasis en reducir el estrés y mejorar el sueño, lo que también está relacionado con una mejor salud mental.

2- Comida con propósito

Un número cada vez mayor de consumidores busca apoyar a las empresas locales con una historia de fondo y un propósito en lugar de las grandes corporaciones. De hecho, según el Barómetro Covid-19 de Kantar, el 52% de los encuestados afirmó que prestan más atención al origen de sus productos, con un enfoque en la compra local.

Cercanía

Los cierres pandémicos han ofrecido a muchas personas un reconocimiento renovado de su comunidad local, especialmente de los proveedores de alimentos (supermercados, mercados de agricultores y restaurantes) que mantenían la comida en nuestros platos. En el futuro, habrá un creciente interés en comprar y consumir alimentos cultivados localmente.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.


Se apoyará la economía de cercanía, generalmente se comprará el producto más fresco y que tenga menos impacto ambiental. Muchos consumidores también están interesados ​​en conocer la historia de fondo de una empresa, como una empresa familiar multigeneracional. Las empresas deben centrarse en el significado que hay detrás de sus productos y dar a los consumidores una razón para comprarlos por encima de sus competidores.

3- Flexitarismo

Tratar de convencer a un carnívoro de que se vuelva vegano es una gran hazaña, pero encontrarlo en algún punto intermedio puede ser más fácil. En lugar de tratar de convencer a los omnívoros de que se deshagan de la carne y los productos animales por completo, habrá un impulso creciente para reducir la ingesta de productos animales. Curiosamente, hasta el 60% de los millennials están interesados ​​en adoptar una dieta flexitariana.

Los consumidores pueden optar por cambiar algunas comidas a base de carne por comidas a base de plantas. Alternativamente, pueden disminuir la porción de productos animales en sus recetas y agregar más ingredientes de origen vegetal.

Las empresas continuarán promocionando productos de origen vegetal, pero también desarrollarán productos que contengan mayores cantidades de ingredientes de vegetales y menores cantidades de añadidos de origen animal para ayudar a los clientes a encontrar un término medio.

4- Transparencia

Mucha gente está cansada de información engañosa, falsa u oscura. En el pasado, las empresas de alimentos y suplementos han sido muy reservadas a la hora de contar sus ingredientes y prácticas. Además, muchos hacen declaraciones de propiedades saludables que tienen poca o ninguna prueba científica que las respalde.

Con los consumidores más interesados en la calidad nutricional de los productos que consumen, habrá una expectativa creciente de que las empresas sean claras, transparentes y honestas sobre sus productos.

Se espera que utilicen esta tendencia proporcionando listas de ingredientes que sean breves y comprensibles, y evitando el uso de los que son controvertidos, como colorantes, sabores y tintes artificiales.

Es más, muchos consumidores buscarán apoyar a las empresas con prácticas filantrópicas, como apoyar oportunidades educativas para los empleados o proteger el medioambiente.

5- Nutrición familiar

Muchos adultos no solo están interesados ​​en perfeccionar su propia dieta, sino también en encontrar opciones de alimentos y suplementos más saludables para toda la familia.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.


Dieta infantil

Con más niños que asisten a la escuela virtual desde casa, los padres ahora tienen la tarea de preparar almuerzos en lugar de depender de la cafetería de la escuela. Para mejorar la salud de su familia, muchos de ellos buscarán productos que sean agradables para sus hijos, pero que sean nutritivos. Además, dada la creciente preocupación por el azúcar y los ingredientes artificiales en la dieta, buscarán alimentos elaborados con ingredientes más naturales.

Finalmente, se espera un aumento en las opciones basadas en plantas para que los niños apoyen la salud y el bienestar. Muchos padres confían en que esto les enseñe a sus hijos hábitos alimenticios saludables y sostenibles que puedan usar a lo largo de sus vidas.

Pero todo sin olvidar la vuelta a la comida casera, el aumento de 'chefs' domésticos, de comida a domicilio y la preocupación por la seguridad alimentaria.

Coronavirus Dieta Tendencias de consumo
El redactor recomienda