Esto es lo que le hace el chocolate a la oxigenación de tu cerebro
  1. Nutrición
Los flavonoides, los culpables

Esto es lo que le hace el chocolate a la oxigenación de tu cerebro

Los participantes experimentaron una reducción del 11% en el tiempo que les llevaba resolver los problemas (aunque solo los más complicados) tras haber consumido cacao rico en flavonoides. Se abren nuevas puertas para este alimento

Foto: Foto: Unsplash/@herztier.
Foto: Unsplash/@herztier.

Hablamos muchísimo de los beneficios de los micronutrientes. Es un tema más que recurrente que las vitaminas sirven para un montón de cosas o que X mineral tiene unas propiedades recién descubiertas. Pero en lo que consideramos 'nutrientes' solo incluimos aquellas sustancias sin las que el cuerpo no puede vivir, mientras que excluimos aquellas que, si bien no esenciales, tienen auténticos beneficios para nuestra salud. Podríamos empezar un debate acerca de si consideramos los flavonoides nutrientes o no, pero lo que está claro es que estas sustancias (presentes en los vegetales principalmente) suponen una mayor salud para nosotros. De determinar que, en efecto, se trata de micronutrientes, muchos alimentos que consideramos 'insanos' pasarían directamente a la columna de los 'más beneficiosos'. Este es el caso del chocolate.

Estudios realizados con anterioridad han demostrado que comer alimentos que son ricos en flavonoides puede ser muy beneficioso para nuestro sistema vascular (el que comprende todos nuestros vasos sanguíneos). Pero ahora un nuevo trabajo científico, elaborado por los investigadores Catarina Rendeiro, Monica Fabiani, Gabrielle Gratton y el resto de su equipo de la Universidad de Birmingham en el Reino Unido, ha determinado que ese beneficio vascular tiene un impacto directo en la función cognitiva de sus sujetos de estudio.

"Los flavonoides demostraron ser beneficiosos par la función cognitiva solo en las tareas más complicadas"

Hay que dejar las cosas claras: es un trabajo científico de alcance limitado dado que el número de participantes es muy bajo, lo que si bien puede apuntar a nuevos descubrimientos, implica también que el margen de error de los resultados es alto, por lo que siempre se recomienda la realización de trabajos posteriores con un mayor número de sujetos de estudio para poder corroborar los hallazgos. En este participaron 18 personas, una cantidad más que limitada. La parte buena es que, de ellas, 14 experimentaron mejoras en sus capacidades mentales después de haber consumido flavonoides del cacao, lo que es una muy buena noticia.

Como explica la autora principal del estudio, la investigadora Catarina Rendeiro: "Los flavonoides son pequeñas moléculas que se encuentran en frutas y vegetales. Y en el cacao también. Tienen la capacidad de darle a estos alimentos sus colores y ahora sabemos que son beneficiosos para multitud de funciones de nuestro organismo, entre las que destaca la cardiovascular. Al realizar este estudio, queríamos averiguar si los flavonoides también alteran la red vascular cerebral y si podrían tener un efecto positivo en la función cognitiva".

Foto: Unsplash/@brondia.
Foto: Unsplash/@brondia.

Tras reclutar a los 18 sujetos de estudio (de los cuales ninguno fumaba ni tenía ningún tipo de enfermedad), los sometieron a sus dos estudios paralelos que tuvieron lugar uno justo después del otro. En el primero se les dio a los participantes chocolate rico en flavonoides y en el segundo se les suministró un cacao de sabor muy similar, pero que sus niveles de estas moléculas vegetales beneficiosas eran mucho más bajas. Ni los investigadores ni los participantes sabían qué tipo de chocolate se había suministrado a los sujetos de estudio. Este diseño con doble ciego asegura que los resultados no estén, en ningún caso, influenciados por esos datos.

"Alrededor de dos horas después de consumir el cacao, los participantes exhalaban aire con un 5% de dióxido de carbono, lo que supone alrededor de 100 veces la concentración de este gas en el aire. Este es un método estándar para determinar cómo está funcionando la función vascular cerebral", señala Gabrielle Gratton, otra de las autoras principales del estudio. A través de una espectroscopia infrarroja, el estudio determinó la oxigenación del córtex frontal, una región de nuestro cerebro que juega un papel fundamental en planificación, comportamiento de regulación y en la toma de decisiones.

Foto: Unsplash/@itstrevinooo.
Foto: Unsplash/@itstrevinooo.

Después de obtener los datos de esta prueba, los investigadores sometieron a los participantes a una serie de test para evaluar sus funciones cognitivas. Comparado con los resultados previos a la ingesta de chocolate, resolvieron los problemas un 11% más rápido. Curiosamente, no se observó ninguna mejora en la realización de las tareas más fáciles, solo en las que implicaban una mayor dificultad.

Teniendo esto en cuenta, deberíamos empezar a plantearnos añadir a nuestra dieta este delicioso alimento. Siempre con ojo, claro está, dado que el chocolate es un alimento tremendamente calórico, pero su presencia moderada puede mejorar bastante el funcionamiento de nuestro cerebro, y eso sí que son buenas noticias.

Chocolate Alimentos
El redactor recomienda