¿Valeriana para dormir? Cuidado, que tiene efectos secundarios
  1. Nutrición
Efectiva... tal vez demasiado

¿Valeriana para dormir? Cuidado, que tiene efectos secundarios

Esta planta que en tan alta estima tenemos contiene grandes cantidades de compuestos químicos que le confieren sus efectos positivos. Pero hay otra cara de la misma moneda: los temidos efectos adversos

placeholder Foto: Foto: Unsplash/@ohforkyes.
Foto: Unsplash/@ohforkyes.

La fama que ha adquirido esta planta es envidiable. Al igual que la manzanilla o la tila, se recomienda para subsanar una gran cantidad de leves problemas de salud. En su caso, la valeriana es considerada un relajante que puede ayudarnos a dormir. Puede parecernos que todos estos efectos son leyendas sin fundamento que han perdurado de generación en generación, pero al igual que la corteza de sauce contiene un analgésico (el ácido acetilsalicílico de la aspirina nada más y nada menos), funcionan.

Pero no todo son buenas noticias. Las sustancias químicas en el interior de estas plantas también tienen efectos secundarios y es posible que la valeriana, en concreto, sea una de las que más. Pero vamos por partes:

Lo primero, ¿qué es?

Se trata de una planta cuyo nombre científico es Valeriana officinalis. Es una planta de origen europeo y asiático. Crece en bosques muy húmedos y fríos al borde de ríos y riachuelos.

Se usa tradicionalmente para mejorar los ciclos del sueño, disminuir la ansiedad, aliviar el síndrome premenstrual y aumentar la relajación. Se suele ingerir a modo de complemento alimentario (en píldoras), como extracto alimentario o como una infusión.

Un estudio elaborado por la Harvard Medical School, el Massachusetts General Hospital (ambos en Estados Unidos) y la Sungkyunkwan University de Corea determinó que de las 11 hierbas con propiedades medicinales que estudió, la que tenía más potencial real para su uso en medicina y para el tratamiento del insomnio era la valeriana.

Esto se debe a que, como decíamos anteriormente, los compuestos químicos en el interior de la planta existen de verdad y sus repercusiones sobre nuestro organismo son completamente reales, y eso también significa que tienen efectos secundarios:

1. Sueños más reales

Es el efecto más destacado de esta planta. Un estudio realizado por el investigador D. Wheatley, del Psychopharmacology Research Group, en Londres, analizó los efectos de esta hierba en el sueño de un grupo compuesto por 24 personas. A los participantes se les administró 600 mg de valeriana al día durante 6 semanas. La mayor parte de los participantes no experimentó efectos adversos, pero un 16% de ellos (una parte nada desdeñable) tuvo sueños hiperrealistas durante el tratamiento. Esto se sebe, según el investigador, a que la valeriana contiene unos compuestos químicos oleosos llamados glucósidos iridoides. Estos compuestos, explica D. Wheatley, "estimulan los receptores de los opiáceos en el cerebro y, además, aumentan la producción de serotonina, lo que produce efectos relajantes y antidepresivos".

placeholder Foto: Unsplash/@louishansel.
Foto: Unsplash/@louishansel.

A grandes rasgos, la valeriana produce un sueño más profundo, lo que se relaciona directamente con sueños realistas. Esto no es una mala noticia salvo en un caso muy determinado: las personas que son propensas a sufrir pesadillas, dado que aumenta las probabilidades de sufrirlas y de que estas sean más terribles todavía.

2. Palpitaciones

Hay gente que las sufre a menudo y están acostumbrados a ellas. Los que no, en cambio, pueden preocuparse sobremanera. Padecerlas no implica necesariamente un problema de salud, pero sentir nuestro ritmo cardiaco rápido sin tomarnos el pulso siquiera es una experiencia nada deseable.

Existen múltiples factores que pueden provocar la aparición de palpitaciones: ejercicio, determinadas medicaciones, estrés, excesivo consumo de sal, enfermedades...

De todos modos, como se destaca en un estudio sobre la utilidad de la valeriana para mejorar el sueño deficiente de los pacientes sometidos a un tratamiento contra un cáncer, elaborado por la Clínica Mayo en Estados Unidos, el uso o el cese repentino del consumo de esta puede provocar palpitaciones. De todos modos, dado que no se trata de un peligro médico, solo de una sensación levemente incómoda, este efecto secundario se ha descrito en el estudio en cuestión como 'anecdótico'.

3. Malestar estomacal y boca seca

En un informe elaborado por el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de Estados Unidos, este describía el caso de una mujer de 57 años que ingresó en el hospital con daño hepático producido por el consumo de valeriana. Tiene que quedar muy claro que este es una caso completamente aislado. De todos modos, también dio otra pista de los efectos digestivos que puede tener esta planta: la valeriana acelera el tránsito intestinal. De hecho, la mujer la tomaba para solucionar su estreñimiento, aunque el efecto secundario fuera en el hígado.

placeholder Foto: Unsplash/@sekibaku.
Foto: Unsplash/@sekibaku.

Otro estudio elaborado por los investigadores Stephen Bent, Amy Padula y Wolf Mehling, de la Universidad de California en San Diego y en San Francisco, describió cómo en un grupo de estudio compuesto por 391 personas a las que se les administró valeriana durante 28 días, los casos de diarrea se situaron en un 18%, mientras que el grupo de control (que no tomó la planta) sufrió este trastorno solo en un 8% de los casos. Además, algunos de los participantes también describieron haber sufrido sequedad en la boca.

4. Cefalea

Es el más irónico de los efectos secundarios, dado que no son pocas las personas que toman esta hierba medicinal con el propósito de eliminar exactamente eso: el dolor de cabeza. Un estudio elaborado por investigadores del Sheba Medical Center, en Israel, confirmó que el consumo de esta hierba aumentaba la cantidad y frecuencia de dolores de cabeza y, además, promovía el embotamiento.

De todos modos, el estudio aclara que estos efectos secundarios parecen deberse a la exposición duradera a altas dosis de esta hierba. De hecho, los investigadores recomiendan que si sentimos algo fuera de lo normal mientras estamos consumiendo grandes cantidades de valeriana, lo primero que deberíamos hacer es bajar la dosis.

Alimentos Enfermedades
El redactor recomienda