Siete beneficios de tomar kimchi y la receta para prepararlo en tu casa
  1. Nutrición
Alimentos fermentados

Siete beneficios de tomar kimchi y la receta para prepararlo en tu casa

Los alimentos fermentados aportan nuevos sabores y posibilidades culinarias. Además, están repletos de beneficios y son fáciles de hacer. Alimente te explica cómo aprovechar las bondades de esta joya coreana

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La corriente 'healthy food' es mucho más que una moda. Cada día gana adeptos, entre otras cosas, porque el mensaje de que la salud (como muchas enfermedades) también entra por la boca ha calado. Acompañando este movimiento global han emergido alimentos de diferentes culturas de los que ni habíamos oído hablar. Uno de ellos es el kimchi.

Este perfecto desconocido para el gran público es para la gastronomía coreana lo que para nosotros la dieta mediterránea, tanto que tiene el reconocimiento de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, igual que nuestra enseña dietética y, además, los dos son altamente beneficiosos para la salud.

La base del kimchi son vegetales (repollo, rábanos, zanahoria, berenjenas, etc) salados y fermentados. Precisamente, los alimentos fermentados tienen una excelente acogida (también por los cocineros) por su versatilidad, porque aportan nuevas sensaciones y tienen la virtud de aligerar la digestión. Su contenido en fibra mejora la salud intestinal y desplaza el consumo de alimentos con mayor contenido de azúcar.

La composición del kimchi ya deja entrever algunas de sus propiedades beneficiosas. ¿Cuáles son las más relevantes?

Alto valor nutricional y pocas calorías

Una porción de 150 gramos solo contiene 23 calorías, 2 gramos de fibra, 2 de proteínas, vitaminas C, K, B12 y 34 aminoácidos. La vitamina K interviene en numerosas funciones del organismo, como son el metabolismo óseo y la coagulación de la sangre.

Contiene probióticos

El proceso de fermentación hace que estén más disponibles determinadas moléculas bioactivas y vitaminas, además de ser más duraderos. Los probióticos son microorganismos vivos que ofrecen beneficios para la salud cuando se consumen en grandes cantidades y se han asociado a la protección frente a algunos tipos de cáncer, mejor salud gastrointestinal (incluida la prevención del estreñimiento) y cardiovascular.

Foto: Unsplash/@angelabaileyy.
Foto: Unsplash/@angelabaileyy.

Los efectos asociados al consumo de probióticos están relacionados con su impacto en la composición de la microbiota intestinal, pero los científicos subrayan que los beneficios se obtienen con dosis altas de probióticos, que no son las que se pueden obtener a partir de la ingesta normal de alimentos fermentados, aunque el alto contenido en fibra crea las condiciones favorables para que crezcan las bacterias intestinales beneficiosas.

Fortalece el sistema inmunológico

El Lactobacillus plantarum, una cepa bacteriana específica que es común en el kimchi y otros alimentos fermentados, reduce los niveles de una molécula inflamatoria, el TNF alfa, según ha demostrado una investigación desarrollada en ratones. Esta molécula aumenta en las infecciones, por lo que si se reduce, se debe a que el sistema inmunológico está funcionando correctamente. Un trabajo coreano, publicado en la revista 'Food Science and Biotechnology, señala que el L. plantarum del kimchi estimula el sistema inmunológico y tiene efectos antioxidantes.

Tiene efectos antiinflamatorios

La inflamación está detrás de enfermedades tan graves como el cáncer, diabetes, obesidad o problemas cardiovasculares. Algunos de los compuestos del kimchi (el ácido 3 propiónico) tienen efectos antiescleróticos derivados de ese poder antiinflamatorio y reductor de los lípidos circulantes.

Retrasa el envejecimiento

Una investigación coreana en cultivos celulares mostró que en presencia de kimchi, las células tenían una vida más larga, así como una mayor viabilidad de los cultivos. Este efecto responde a sus propiedades antiinflamatorias.

Previene infecciones por hongos

La candidiasis (infección vaginal por el hongo Candida) es muy frecuente en las mujeres en edad fértil, y en muchos casos es recurrente. En pruebas de laboratorio se ha encontrado que el kimchi puede mejorar el estado de la mucosa vaginal y reducir el riesgo de infección.

Ayuda a perder peso

Por su bajo contenido calórico y aporte de fibra es buena ayuda para perder peso al evitar la ingesta de alimentos más energéticos. Además, en situaciones en las que es necesario perder kilos, caso de las personas con sobrepeso prediabéticas, el kimchi mejora las cifras de tensión arterial y la sensiblidad a la insulina.

Fácil de preparar

La elaboración casera es algo laboriosa, pero sencilla y al alcance de todos. Primero hay que escoger los vegetales que se quieran (zanahoria, repollo, cebollas, etc) y se cortan y lavan añadiéndoles ajo y jengibre. Se hacen capas de verdura, se salan y se dejan reposar entre dos y tres horas. Se da la vuelta a las verduras cada 30 minutos. Después se lavan bien los vegetales para eliminar el exceso de sal.

Se prepara una mezcla de harina de arroz, azúcar, jengibre, ajo, aceite, pimienta, salsa de pescado y se cubren las verduras con el resultado (si es necesario, se añade algo de agua). Hay que guardar el preparado en un frasco grande, bien cerrado, y dejar fermentar a temperatura ambiente durante 3 días, o durante tres semanas a 4ºC. Cuando se formen pequeñas burbujas en el frasco, y huela y sepa agrio, la fermentación ya estará finalizada. Se puede conservar en el frigorífico hasta un año.

Dieta Alimentos Enfermedades Microbiota
El redactor recomienda