Llega el roscón de Reyes: ¿qué pasa ahora con el régimen?
  1. Nutrición
Receta ligera

Llega el roscón de Reyes: ¿qué pasa ahora con el régimen?

¡Qué contrariedad! Acaba de empezar el año y los buenos propósitos se pueden ir ya al garete cuando decidimos que nos apetece una suculenta porción de este tentador bollo

Foto: Roscones, en una pastelería de Madrid. (EFE)
Roscones, en una pastelería de Madrid. (EFE)

Has de saber que las calorías son muy diferentes en función de si el pastel es con o sin relleno, o de si es artesano o industrial. ¿Y si lo hacemos en casa más ligero de aporte calórico?

Harina, azúcar, huevo, fruta escarchada, azúcar perlada, almendras, nata, trufa… ¿Cuántas calorías tiene un roscón de Reyes? El valor calórico depende, claro está, de los ingredientes que se hayan utilizado para su elaboración y decoración, de si lo rellenamos o no y con qué (nata, trufa o crema), de si es industrial -ya sea del supermercado o de una pastelería- o artesanal -de una pastelería o hecho en casa-.

Foto: Roscón de Reyes (iStock)


“Los propósitos más habituales de los españoles al iniciar el año son dejar de fumar, ponerse en forma y adelgazar. El problema no es el roscón de Reyes en sí, sino que la mayoría venimos de cometer excesos en lo que a la alimentación se refiere”, asegura el doctor Alfredo Alonso Poza, jefe de Servicio del Hospital Universitario del Sureste de Madrid y coordinador de la Unidad de Obesidad del Hospital Rúber Juan Bravo.

Lo que muestra la etiqueta

Tras la comprobación pertinente de las etiquetas en varios supermercados, observamos que las calorías de este dulce de Epifanía industrial oscilan entre las 330 y 360 por cada 100 gramos de producto, es decir, por aproximadamente una ración.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

  • Con nata de Supercor: 346 kcal por cada 100 gramos.
  • Con nata de Carrefour: 360 kcal por cada 100 gramos.
  • Sin relleno de Aldi: 334 kcal por cada 100 gramos.
  • Sin relleno de Mercadona: 329 kcal por cada 100 gramos.
  • Con nata de Mercadona: 332 kcal por cada 100 gramos.
  • Vegano, sin relleno y sin gluten de Mercadona: 330 kcal por cada 100 gramos.


“Un hombre como usted, Juan Montagu, con actividad física moderada, de entre 41 y 50 años, ha de consumir unas 2.500 kilocalorías para una altura de 1,71 a 1,80 metros, aunque se puede vivir perfectamente con 1.500 siempre que el aporte de nutrientes sea variado. Solo dos raciones de roscón de Reyes suman más de 660 kcal, más el chocolate con el que seguramente lo acompañe, más lo que se puede haber comido antes si hablamos de este dulce como postre.. ¡Lo espero pronto en la consulta!”, declara el doctor y profesor Alonso Poza.

No en vano, el experto en cirugía de la obesidad explica que esta enfermedad es “la nueva epidemia del siglo XXI” y que con ella disminuye la calidad de vida y aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, óseas, articulares y mentales, amén del mayor riesgo de exclusión social.

Alto contenido en hidratos

La masa del bollo, al estar hecha a base de harina, tiene un alto contenido en hidratos de carbono, aunque el aporte calórico es menor que en otro tipo de bizcochos al no llevar tantas grasas. “Hidratos de carbono y grasas inciden directamente en el peso, y el sobrepeso en la calidad de vida”, insiste el experto.

Así pues, ¡manos a la obra antes de alcanzar índices de masa corporal muy elevados! Un roscón de Reyes tradicional casero, rico y saludable.

Los españoles consumimos unos 30 millones de roscones desde Adviento hasta que acaba la Navidad


Los pasos a seguir para la elaboración son los mismos que para el roscón tradicional, pero vamos a sustituir los siguientes ingredientes entre paréntesis:

  • 450 g de harina integral de fuerza (en vez de harina de trigo)
  • 250 ml de leche desnatada (en vez de leche entera)
  • 9 g de levadura fresca o 40 g de levadura de cerveza
  • 10 g de edulcorante en polvo (en vez de azúcar)
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • 1 huevo
  • 60 g de aceite de oliva (en vez de mantequilla)
  • 1 cucharaditas de ralladura de limón y 1 de ralladura de naranja
  • 1 pizca de sal
  • Almendras fileteadas o picadas, azúcar moreno y/o piezas de fruta escarchada para decorar.

** No olvidar: un regalo (resistente al calor) y un haba

Preparación

Foto: iStock.
Foto: iStock.

I. La noche anterior

  • Mezclar todos los ingredientes del prefermento (levadura, leche, edulcorante, agua de azahar, ralladura de limón y naranja, aceite, sal y solo la yema -guardar la clara para pintarlo-; la harina al final poco a poco o tamizada, siempre removiendo).
  • Amasar bien la mezcla y formar una bola de masa.
  • Dejar que repose a temperatura ambiente hasta que tenga el doble de su tamaño.
  • Guardar en un bol en la nevera.

II. La rosca

  • Darle forma de rosco metiendo dos dedos en el centro de la bola y haciendo un agujero cada vez más grande con las manos.
  • Ponerlo en una bandeja con papel de horno en vez de engrasada con mantequilla para que no se pegue.
  • Meterle una bola de papel de aluminio para evitar que se cierre el agujero.
  • No olvidar meter el regalito y el haba, bien centrados, y envueltos en papel de aluminio.
  • Pinta la parte superior con huevo batido.
  • Todo lo que le pongas encima engorda más: almendras fileteadas o picadas u otros frutos secos, azúcar moreno remojado con unas gotas de agua para que se apelmace, piezas de fruta escarchada...

III. Horno

  • Poner agua en una bandeja en la parte inferior del horno para crear vapor durante el horneado.
  • Precalentar el horno (arriba y abajo) a 200º.
  • Hornear a 180º durante unos 20 minutos.
  • Sacar del horno y dejar enfriar mínimo una hora en la encimera o en una rejilla.

VI. Servir
Con un té o café mejor que con chocolate.

Y si lo tuyo no es la cocina, tienes dos opciones

1. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), los roscones de Eroski y Ahorramás son los mejor valorados. Para llegar a esta conclusión, han comprado y comparado -con criterios de etiquetado, calidad de las grasas o sabor y aroma- nueve dulces rellenos de nata envasados de venta en algunos de los principales supermercados.

2. La mayor parte de las pastelerías venden roscones de Reyes artesanales y muchas se han centrado en bajar el contenido en azúcares y grasas.

De hecho, engorde o no, la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (ASEMAC) calcula que los españoles consumimos unos 30 millones de roscones desde Adviento hasta que acaba la Navidad.

¡Feliz día de la Adoración de Jesús por los Reyes Magos! Y que sepas que aunque comemos el roscón de Reyes en la festividad que celebra el nacimiento de Cristo, esta tradición se sitúa históricamente miles de años antes: formaba parte de una de las fiestas paganas que celebraban los romanos, las Saturnales, que conmemoraban el nacimiento del sol. Y si te toca el haba (tradición desde el siglo III a.C.), pagas tú la cuenta.

Dieta
El redactor recomienda