Comer más veces al día: una de las claves para adelgazar
  1. Nutrición
INTERVALOS DE DOS HORAS

Comer más veces al día: una de las claves para adelgazar

Hacer más ingestas diarias se relaciona con un menor índice de masa corporal. Sin embargo, olvídate del picoteo

placeholder Foto: El horario de las comidas (y, sobre todo, su distanciamiento) es esencial para adelgazar. (iStock)
El horario de las comidas (y, sobre todo, su distanciamiento) es esencial para adelgazar. (iStock)

Ni saltarse el desayuno, ni cenar tarde. La comida regula todo el horario molecular de los distintos tejidos, indicando si es de día o de noche. Según un estudio de la Universidad de Barcelona, aquellas personas que adaptan mejor su nutrición a los ritmos circadianos, comiendo de cinco a seis veces al día, presentan menores índices de masa corporal (IMC).

No solo influye el horario de las comidas, sino también su frecuencia y su regularidad. Comer ayuda a sincronizar nuestro reloj interno. Indican a nuestro cuerpo si es de día o de noche. “De esta forma, el hígado, el páncreas e incluso el tejido adiposo se preparan para gestionar los nutrientes de la dieta durante el día, lo cual ayudará a mantener el equilibrio de energía y nutrientes en el cuerpo”, explica María Fernanda Zerón, primera autora de la investigación, a la agencia SINC.

Foto: Foto: iStock.

Para el estudio, los autores analizaron la dieta, horarios de sueño y comidas, temperatura corporal y el IMC de 260 personas de entre 20 y 30 años de edad. Comprobaron que cuantas más comidas realizaban a lo largo del día, menor IMC presentaban. Eso sí, nada de picotear cada rato: “Los resultados señalan que esas cinco o seis comidas al día deberían hacerse dentro de un intervalo de tiempo diurno menor de catorce horas”, recoge el trabajo.

El ritmo de las comidas

Según la investigación, durante 10 horas seguidas por la noche no deberíamos hacer ninguna ingesta. El resto del día podríamos realizar los tradicionales desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena, pero siempre que entre ellos transcurra un mínimo de dos horas. También han comprobado que a medida que aumenta el consumo de calorías por el día, disminuye el que realizamos por la noche: algo básico para la salud.

placeholder Saltarse el desayuno se ha relacionado con el aumento de la prevalencia de enfermedades metabólicas.
Saltarse el desayuno se ha relacionado con el aumento de la prevalencia de enfermedades metabólicas.

“Tanto cenar tarde o demasiado como saltarse el desayuno se han relacionado con el aumento de la prevalencia de enfermedades metabólicas como obesidad y diabetes tipo 2. A medida que se acerca la noche, nuestro cuerpo se prepara para dormir y no comer, o sea, para ayunar”, destaca otra autora del estudio, María Izquierdo.

Si diferenciamos la ingesta de comidas durante el día y la noche, conseguiremos un marcado reloj interno. Por ejemplo, la temperatura periférica será más robusta durante el día y habrá mayor diferencia por la noche, algo que indica un ritmo circadiano más saludable.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Trucos adelgazar Dieta Detox Obesidad
El redactor recomienda