Qué es la dieta reducetariana, la que llaman del futuro
  1. Nutrición
Cambios en la alimentación

Qué es la dieta reducetariana, la que llaman del futuro

Con la dieta reducetariana se unen todos los pequeños esfuerzos del día a día que hacen miles de personas en cuidarse, mirándose a ellos mismos y también al medioambiente

Foto: Foto: iStock .
Foto: iStock .

Las etiquetas en el mundo de la alimentación, dietas y nutrición siempre han estado muy a la orden del día. Veganismo, vegetarianismo, raw food, flexitarianos y, ahora, está en auge el concepto del reducetarianismo. La práctica definitiva que cada vez más gente apoya, que apuesta por no ponernos etiquetas y cuyo objetivo principal es consumir menos productos de origen animal para ganar en salud.

El concepto se acuñó en Estados Unidos en 2014 cuando un grupo de activistas por el medioambiente buscaban un término para definir su estilo de alimentación, basado en reducir el consumo de carne, pescado, lácteos y huevos con dos objetivos: mejorar la salud del planeta y la suya propia, pero sin caer en extremos y dietas limitantes, no aptas para todos.

"La práctica definitiva que cada vez más gente apoya es consumir menos productos de origen animal para ganar en salud"

Con la dieta reducetariana se unen todos los pequeños esfuerzos del día a día que hacen miles de personas en cuidarse, mirándose a ellos mismos y también al medioambiente, y que no quieren seguir una dieta del 'todo o nada' ni cambiar drásticamente su alimentación. El reducetarianismo, sin embargo, incluye a veganos, vegetarianos y flexitarianos, ya que todos ellos han conseguido el objetivo de vivir cada vez consumiendo menos productos animales.

Dieta del futuro

La misión de esta dieta, llamada también la 'dieta del futuro' por su enfoque ecológico y sostenible, es mejorar la salud humana, protegiendo el medioambiente y evitando la crueldad de los animales de granja, con la reducción del consumo social de productos animales.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Este estilo de vida visualiza un mundo en el que el consumo de carnes rojas, aves, pescado, mariscos, huevos y lácteos se reduzca significativamente. Celebran pequeños cambios en el comportamiento personal e institucional que colectivamente resultan en una diferencia significativa en el mundo.

Beneficios para la salud de la dieta reducetariana

  • Muchos estudios demuestran que las dietas basadas en vegetales se relacionan con una menor mortalidad prematura, comparado con las dietas no vegetarianas y veganas. También se ha demostrado que las dietas pesco-vegetarianas, veganas y lactoovovegetarianas reducen el peligro de enfermedades coronarias y ciertos cánceres, en comparación con las dietas no vegetarianas.
  • Además, se ha probado que los que llevan a cabo dietas vegetarianas y con menos carne tienen un mejor estilo de vida: beben menos alcohol, se ejercitan más veces a la semana y es menos probable que fumen.
  • Reducir el consumo de productos de origen animal debería ir ligado a un mayor consumo de verduras, frutas, legumbres y cereales. Así, se incrementará el aporte diario de vitaminas y minerales, incluyendo antioxidantes que previenen el envejecimiento precoz, vitamina C y potasio.
  • Añadiendo más frutas y verduras a nuestros platos, estaremos incrementando el consumo de fibra dietética, la que nos ayuda a mantener unos intestinos saludables, previene el estreñimiento y otros problemas digestivos. Una dieta rica en fibra también puede reducir el riesgo de padecer cáncer de colon.
  • La dieta reducetariana también disminuye el riesgo de padecer enfermedades coronarias, infartos y otros tipos de cáncer.
  • Las verduras y frutas son normalmente bajas en grasa y calorías. Por eso, su consumo nos ayuda a mantener un peso saludable y a mantener nuestro corazón sano.
  • Las legumbres y los granos integrales son también una buena fuente de proteínas, lo que es esencial para ayudar a nuestro cuerpo a crecer y repararse a sí mismo.

Cómo ser reducetariano

Puede que muchas personas ya formen parte del reducetarianismo sin ellos saberlo, como aquellos que ya están disminuyendo su consumo de carne en el día a día y optan por una alimentación saludable. Se diferencia del flexitarianismo porque estos consumen carne de forma ocasional, mientras que los reducetarianos reducen con atención y de forma gradual su consumo respecto a sus propias dietas.

Algunas técnicas populares para empezar a reducir carne en nuestro día a día son:

  • Vegano hasta las 6 de la tarde. Una de las técnicas que usan aquellos que quieren reducir el consumo de carne de forma consciente es a través de esta técnica, que implica no consumir nada de origen animal durante todo el día, a excepción de la noche.
  • Veganuary. Se trata de un movimiento que se lleva a cabo el primer mes del año, enero, para consumir, de principio a fin, solo alimentos de origen vegetal. Su objetivo es inspirar a personas para que sean veganas, al menos durante un mes del año, para probar sus efectos en la salud humana y en el medioambiente.
placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

  • Lunes sin carnes Meat Free Monday es una campaña sin ánimo de lucro lanzada por Paul, Mary y Stella McCartney en 2009 con el objetivo de crear conciencia sobre el impacto ambiental de la agricultura animal y la pesca industrial. Esta propuesta anima a ayudar a frenar el cambio climático, conservar los recursos naturales y mejorar la salud dedicando un día a la semana, el lunes, a comer a base de plantas.
  • Vegetariano o vegano durante la semana. Se puso de moda tras una TED talk de Graham Hill, un creador de contenidos sobre sostenibilidad, y trata de no comer nada de origen animal de lunes a viernes, dejando para el sábado y el domingo la opción de tomar carne o pescado.

Como en todo, la planificación, la variedad de comidas y recetas vegetarianas son básicas para que las alternativas a los productos de origen animal puedan ser sustituidos sin que el paladar ni el cuerpo se resienta. Esta nueva perspectiva da lugar a que todos, no solo veganos o vegetarianos, hagan pequeñas elecciones para consumir menos carne en sus vidas y que, colectivamente, marquen una gran diferencia en el mundo.

Cristina Román es periodista especializada en Nutrición por el Institute For Optimum Nutrition de Londres y editora de la web I Am Bio.

Mariscos