"La obesidad no es definitiva para el covid, pero la dieta sí"
  1. Nutrición
Hábitos de Salud

"La obesidad no es definitiva para el covid, pero la dieta sí"

El experto Miguel Ángel Martínez-González alerta en su nuevo estudio, recientemente galardonado, de la correlación entre la gravedad del covid-19 y no seguir la dieta mediterránea

Foto: A la derecha, Miguel Ángel Martínez-González recibe el galardón ayer por su estudio sobre dieta mediterránea y covid.
A la derecha, Miguel Ángel Martínez-González recibe el galardón ayer por su estudio sobre dieta mediterránea y covid.

No se puede cantar victoria. Aunque el plan de vacunación avanza, la realidad es que nos quedan muchos meses aún de convivir con mascarillas, distancia de seguridad, pruebas PCR y de serología... Lo explica a Alimente el catedrático de Salud Pública y epidemiólogo Miguel Ángel Martínez-González, que ha presentado un estudio único sobre dieta y covid y que ha sido precisamente galardonado con el premio del Instituto Danone.

"Hemos valorado a más de 9.000 participantes del proyecto SUN -seguimiento de la Universidad de Navarra- que llevan de media unos doce años de estudio, a los que tanto al principio de ser monitorizados como ahora se les ha hecho una valoración muy detallada de su dieta, para ver su grado de adherencia a la mediterránea", nos cuenta.

Existe una poderosa relación inversa entre los diagnosticados y los que no seguían la dieta

Son datos que se han cruzado con aquellos que han sido diagnosticados con el covid-19 y test positivos de PCR o anticuerpos que lo confirmen: "Usando solo los casos confirmados tenemos una asociación inversa, es decir protectora, frente a la infección por coronavirus".

La información del estudio es muy valiosa porque indica claramente que la gente que ya seguía en mayor medida esa dieta está mejor protegida que la que no, lo que no quiere decir, sin embargo, que solo funcione en el caso de haberla hecho antes.

Medicina preventiva

Es decir, si ahora mismo cualquiera que comience a tener en cuenta la dieta mediterránea tendrá una protección mayor: "Es medicina preventiva por decirlo de alguna forma -prosigue Miguel Ángel-. Esto donde mejor se ve es en los que no son profesionales sanitarios obviamente porque, claro, se tiene en cuenta que la exposición al virus en este segmento es tan grande que podría producir una distorsión en los datos".

En el estudio separaron a estos profesionales por razones obvias, en el resto dio una relación muy clara entre complicaciones de covid y dieta no mediterránea. Lo más significativo, sin embargo, es que la asociación con la obesidad no es tan relevante como se podía pensar en un principio.

placeholder Test PCR.
Test PCR.

Según Miguel Ángel, "sea cual sea el índice de masa corporal, lo que nos indica más la prevención de adquirir covid es la dieta, pero hay que tener cuidado porque lo que sí se sabe es que la obesidad perjudica claramente en el caso de estar infectado por covid, porque aumenta el riesgo de mortalidad y también el de hospitalización".

Sin embargo, los responsables del estudio aclaran que el mecanismo por el cual la dieta mediterránea previene la infección no es por la obesidad, o tiene menos relación. Es decir, tengan obesidad o no, lo importante en la correlación es seguir la dieta: "Esto ocurre primero porque esta dieta mediterránea, por una parte, cubre muy bien las necesidades nutricionales y, por otra, cumple un papel antiinflamatorio muy potente".

Galardón por el trabajo

¿Qué alimentos dentro de lo que se considera la dieta mediterránea favorecen más esa prevención? Los de más color, como pueden ser las frutas y los que contienen polifenoles, pero también las legumbres. La respuesta es porque son los alimentos que mayor potencia tienen contra una inflamación. La gran pregunta es si a pesar de no haber seguido ese patrón con regularidad protege igualmente si se realiza ahora. En este aspecto es un indicador muy bueno para prevenir la pandemia.

Se ha demostrado que cuánto más se siga esta dieta, se consiguen menos infecciones

Martínez-González ha desvelado en su ponencia de ayer, patrocinada por el Instituto Danone, estos datos únicos en el mundo sobre la protección por el patrón mediterráneo de alimentación frente a la infección por coronavirus.

El problema del sobrepeso

Además, ha presentado otro estudio reciente, publicado en el 'European Heart Journal', del que es coautor, y que mostró por primera vez que las personas que siguen la dieta mediterránea presentan en su sangre una serie de moléculas características que ayudan a predecir de modo objetivo el riesgo de infarto de miocardio e ictus.

Por otra parte, el catedrático de Salud Pública ha recordado que en Estados Unidos una de cada cuatro personas sufre ya obesidad severa y en 2030 se prevé que en algunos de sus estados el 60% de la población sea obesa. En España, los problemas de sobrepeso y obesidad también se han visto agravados por las consecuencias del confinamiento, como el sedentarismo o los malos hábitos alimentarios, y “este exceso de peso afecta ya a un 70% de la población”.

Durante la entrega del premio se han presentado además las nuevas líneas de actuación del Instituto Danone, que se adapta a las necesidades y nuevas demandas de la sociedad, y ha renovado su junta directiva. El Dr. Luis Moreno Aznar, actual presidente del Instituto, ha pasado el testigo al nuevo, el Dr. José López-Miranda, catedrático de Medicina Interna en la Universidad de Córdoba. “El Instituto Danone toma como propios los tres grandes retos de la alimentación actual: la obesidad, el envejecimiento saludable y la sostenibilidad”, ha explicado López-Miranda, que añadió que “hoy ya no es suficiente que los alimentos sean seguros para la población, es necesario que sean respetuosos con el planeta, accesibles a todos en cualquier región del mundo y adecuados a cada etapa de la vida”.

Coronavirus Dieta Obesidad
El redactor recomienda