Cinco razones para comprar fresas este mes
  1. Nutrición
Fruta de primavera

Cinco razones para comprar fresas este mes

Lo que antes era un manjar para la realeza se ha convertido ahora en una fuente accesible para todos de vitaminas, antioxidantes y ácido fólico

placeholder Foto: Foto: Unsplash/@photosbyjenni.
Foto: Unsplash/@photosbyjenni.

No hay nada que nos recuerde más que estamos en la primavera que las fresas frescas, ahora de temporada. Este fruto rojo, que es el más popular del mundo, está lleno de nutrientes y antioxidantes que protegen nuestras células y, aunque las fresas no están libres de azúcares, tienen una de las menores proporciones de azúcar natural en comparación a frutas de la misma familia.

En la actualidad hay más de 600 variedades de fresas que difieren en sabor, tamaño y textura, pero todas tienen la misma forma característica de corazón, pulpa roja con semilla amarilla que perfora la superficie, tapas verdes pequeñas, majestuosas y frondosas, y tallos que adornan sus hojas.

Las fresas hacen su reclamo en la historia como un artículo de lujo que solo disfrutaba la realeza


Así como los tomates no siempre se consideran vegetales, algunos expertos aseguran que técnicamente las fresas no son frutas. Esto es porque sus semillas están fuera, en la piel. Y las plantas, que parecen miembros de la familia de las rosáceas, producen corredores, por lo que necesitan mucho espacio para crecer.

La historia de las fresas se remonta a más de 2.000 años. Originaria de muchas partes del mundo, existen cientos de variedades de fresas debido a accidentes y técnicas de cruzamiento planificadas. Como muchas otras frutas, las fresas hacen su reclamo en la historia como un artículo de lujo que solo disfrutaba la realeza. No fue hasta mediados del siglo XIX, cuando se construyeron los ferrocarriles, que se desarrolló un medio de transporte más rápido para enviar fresas a distancias más largas para que las disfrutaran cada vez más personas.

Beneficios de las fresas

Las fresas son una excelente fuente de vitaminas C y K, fibra dietética y flavonoides. También son una muy buena fuente de manganeso, ácido pantoténico, vitamina B1 y yodo. Las fresas también son una buena fuente de ácido fólico, biotina y vitamina B6. Además, tienen pocos azúcares, ya que una porción de 100 gramos solo lleva 4,7 gramos de azúcares naturales (glucosa y fructosa).

Las propiedades antiinflamatorias de las fresas incluyen la capacidad de sus flavonoides para disminuir la actividad de la enzima COX


Podemos introducir las fresas en nuestra dieta saludable comiéndolas como snack de media mañana o tarde, añadiéndolas en los desayunos sanos, en ensaladas, en batidos o acompañadas de cremas de frutos secos saludables. De esta forma, incrementando el consumo de fresas en nuestro día a día, nos beneficiaremos de sus principales propiedades:

placeholder Foto: Unsplash/@fatelot.
Foto: Unsplash/@fatelot.

Antioxidantes. Los beneficios para la salud de las fresas se deben principalmente a sus flavonoides, con alto poder antioxidante. Al igual que con otras bayas, las antocianinas de las fresas son sus flavonoides más poderosos. El color rojo vibrante de las fresas se debe a la antocianina conocida como pelargonidina.

Protección antiinflamatoria. El contenido único de flavonoides de las fresas las convierte en un valioso protector contra la inflamación, el cáncer y las enfermedades cardiacas. Las propiedades antiinflamatorias de las fresas incluyen la capacidad de sus flavonoides para disminuir la actividad de la enzima COX. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides, como la aspirina y el ibuprofeno, bloquean el dolor al bloquear esta enzima, que está relacionada con afecciones inflamatorias como la artritis reumatoide, la osteoartritis, el asma, la aterosclerosis y el cáncer. Sin embargo, a diferencia de los medicamentos que son inhibidores de esta enzima, las fresas no causan hemorragias intestinales ni enfermedades cardiacas.

Efectos anticancerígenos. En un estudio, las fresas encabezaron una lista de los ocho alimentos más relacionados con tasas más bajas de muerte por cáncer entre un grupo de 1.271 personas mayores en Nueva Jersey. En otro estudio, se descubrió que un extracto de fresas rico en polifenoles previene la propagación de células de cáncer de mama cultivadas en laboratorio. Los polifenoles son sustancias químicas vegetales que se han asociado con una serie de beneficios para la salud debido a su capacidad antioxidante. Los científicos, sin embargo, recordaron que necesitan más estudios para comprobar que los humanos experimentan los mismos efectos positivos que se observaron en ratones.

Reduce el colesterol malo. En un estudio realizado por científicos italianos y españoles, 23 voluntarios sanos comieron 500 gramos de fresas todos los días durante un mes. Al final del mes, sus niveles del llamado colesterol malo (LDL) y triglicéridos se redujeron significativamente. Por su lado, las lipoproteínas de alta densidad (HDL o colesterol bueno) se mantuvieron sin cambios.

Buenas para los intestinos. Más recientemente, sin embargo, también se demostró que menos de una taza de fresas al día podría mantener a raya la enfermedad inflamatoria intestinal al mitigar la inflamación en el intestino y al promover las bacterias intestinales buenas. Aunque estos hallazgos fueron positivos, los investigadores advirtieron que las personas con esta patología no deberían cambiar su dieta sin consultar a un profesional médico previamente.

El contenido de este artículo está basado en recientes estudios científicos y no sustituye la opinión de ningún médico ni pretende desprestigiar ningún tratamiento convencional. Consulta con tu médico cualquier tratamiento natural y complementario que desees realizar.

Cristina Román es periodista especializada en Nutrición por el Institute For Optimum Nutrition de Londres y editora de la web I Am Bio.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Primavera Fruta Nutrientes
El redactor recomienda