El sorprendente papel de los fitoquímicos en el cáncer
  1. Nutrición
Extractos vegetales

El sorprendente papel de los fitoquímicos en el cáncer

Algunos estudios recientes indican que tienen propiedades quimiorreparadoras, lo que ha generado un gran interés en el seno de la comunidad científica

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los fitoquímicos son unos compuestos presentes en alimentos de origen vegetal y en plantas. Desde hace mucho tiempo generan cierto interés entre los científicos, debido a sus posibles funciones de cara a mejorar la salud en algunos tratamientos como el del cáncer. Sin embargo, no son nuevos, ya que siempre se han utilizado como remedio natural, como el extracto de la corteza del sauce, que tradicionalmente ha servido como antiinflamatorio y analgésico.

Los carotenoides mejoran la producción de la leche materna y son buenos para la salud ocular


Desde la Asociación Nacional de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales (COFENAT) explican que los fitoquímicos ayudan “a desempeñar funciones y mecanismos de control en el crecimiento, y también en la defensa, de patógenos o contra situaciones estresantes”.

Fundamentales durante la lactancia materna

Desde COFENAT señalan también que hay diversos tipos con funciones muy diferentes, y destacan los dos principales: los carotenoides y los limonoides. Los primeros son “elementos antioxidantes provitamina A que tienen funciones similares a esta vitamina y ayudan a la integridad del sistema óseo”. Tienen también un papel importante en el proceso de lactancia materna, ya que “mejoran la producción láctea” y son buenos para la salud ocular.

Respecto a los limonoides, indican desde la asociación que también son antioxidantes, "como el eucalipto o el limoneno, que se halla en la cáscara de los cítricos, o el alcohol isopropílico de las cerezas".

También destacan los fitoesteroles, una “sustancia beneficiosa a nivel cardiovascular, para el colesterol o la próstata”, que podemos encontrar en las semillas de calabaza o soja y también en el arroz.

Por su parte, los fenoles y terpenos desempeñan una función antioxidante y, además, "son protectores de infartos, hipertensión arterial, arterioesclerosis", según apuntan. Otro fitoquímico muy conocido es el resveratrol, presente en las uvas, que es "capaz de anular la acción de las enzimas que generan inflamación"; y los alcaloides, derivados de los aminoácidos, "capaces de trabajar junto al sistema nervioso como la nicotina, la cafeína o la morfina", añaden.

Papel en lucha contra el cáncer

Según las conclusiones a las que ha llegado un estudio realizado por científicos de diferentes centros y universidades estadounidenses e indias, “las plantas medicinales siguen siendo una fuente crucial en la búsqueda y desarrollo de nuevas pistas farmacológicas”.

Apuntan que es demasiado pronto para concluir las acciones de los fitoquímicos contra el cáncer y que “se necesitan ensayos clínicos a gran escala y bien controlados para validar su eficacia, efectos adversos y seguridad antes de su uso para el tratamiento” de la enfermedad.

Los científicos llevan tiempo estudiando las propiedades anticancerígenas de los fitoquímicos


Indican también que “la combinación de los beneficios que proporcionan tanto la medicina tradicional como la moderna se ha sugerido anteriormente como un enfoque prometedor para revelar y llevar al mercado nuevas sustancias derivadas de plantas” y que, aunque es pronto para sacar conclusiones, han podido demostrarefectos sinérgicos o adicionales de combinaciones de agentes quimioterapéuticos y compuestos fitoquímicos en células cancerosas con efectos secundarios aceptables”, lo cual es una semilla esperanzadora para futuras investigaciones.

Además, este grupo de científicos señala que en los últimos años, las propiedades anticancerígenas y quimiopreventivas de los fitoquímicos están atrayendo un interés, cada vez mayor, por parte de los investigadores de oncología "debido a la baja toxicidad de las células normales y sus efectos en las células cancerosas", lo cual puede ser positivo para la lucha contra esta enfermedad.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.


Los estudios preclínicos han demostrado la eficacia de varios fitoquímicos contra el cáncer: la berberina, la curcumina, el té verde, las catequinas, el licopeno, la quercetina, el resveratrol y sulforafano.

En la terapia actual, las cuatro clases principales de compuestos anticancerígenos derivados de plantas usados ​​clínicamente incluyen alcaloides de la vinca, diterpenoides de taxanos, derivados de camptotecina y epipodofilotoxina.

Además de estas clases de fitoquímicos, también se utilizan otros agentes anticancerígenos derivados de plantas como las combrestastatinas, la homoharringtonina y el mebutato de ingenol.

La medicina tradicional representa el sistema médico dominante para millones de personas, sobre todo en Asia y África

Aplicaciones terapéuticas de las plantas medicinales

El estudio ‘Productos naturales biológicamente activos de Asia y África: una selección de temas’, de la compañía Bentham Science, parte de la idea de que en los continentes asiático y africano hay una gran cantidad de plantas que aportan remedios naturales con beneficios para aliviar muchas enfermedades, ya que “los remedios vegetales autóctonos tradicionales juegan un papel crucial en la salud de millones de personas de estos dos continentes”, y esas propiedades medicinales generan cada vez más interés entre las sociedades de Occidente.

Esta investigación señala que “la medicina tradicional representa el sistema médico dominante para millones de personas” y los operadores tradicionales siguen representando “una parte vital de los sistemas sanitarios regionales”, por lo que la medicina tradicional constituye “una fuente para la identificación de compuestos bioactivos que pueden utilizarse en la preparación de fármacos sintéticos”.

Cáncer Enfermedades Salud
El redactor recomienda