Siete 'snacks' saludables para recuperar la energía
  1. Nutrición
¡Apunta las ideas!

Siete 'snacks' saludables para recuperar la energía

No te sientas culpable si te apetece comer a media tarde y sustituye los ultraprocesados sin nutrientes por estas propuestas que te saciarán sin descuidar la salud

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Aunque no sea lo mejor picar entre horas, lo cierto es que a veces el hambre nos puede y no conseguimos esperar hasta la siguiente comida. El problema viene cuando al caer en esa tentación, solemos hacerlo con productos que son bajos en nutrientes (sin proteínas ni fibra) y altos en azúcares refinados y carbohidratos, como las patatas fritas o los nachos.

Sin embargo, nuestro cuerpo agradecerá que comamos snacks más sanos, sin que tengan que ser necesariamente elaboraciones complicadas. Aquí os dejamos algunos ejemplos sabrosos y saludables para cuando vence el hambre. ¡Qué aproveche!

1. Frutos secos

placeholder Foto: Unsplash/@inteligencia_eco.
Foto: Unsplash/@inteligencia_eco.


Cacahuetes, almendras, anacardos... Son muchos los frutos secos que acompañan perfectamente un sándwich ligero y apetecible. Podemos, por ejemplo, combinar nueces tostadas o crudas y frutos secos, que, además de estar muy rico, nos aporta proteínas, fibra y grasas saludables.

No es el único combo que puedes hacer, también de mango seco y nueces de macadamia, cerezas secas y almendras saladas, pasas y nueces, etc. Eso sí, asegúrate de que los frutos no estén endulzados con jugo de manzana y busca opciones que no utilicen el conservante dióxido de azufre.

2. Palitos de pavo y fruta

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.


Combinar estos palitos llenos de proteínas con una manzana, melocotón o pera no solo le aporta un sabor riquísimo, sino que además proporciona aún más poder de permanencia gracias a la fibra de la fruta. Es además muy sano, así que si quieres comer algo entre horas sin sentirte culpable, esta es una buena opción.

3. Salmón, aguacate y galleta

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.


El salmón y el aguacate siempre combinan bien, ya sea en un tartar o en un bocadillo. Además de ser bueno para cuidar la línea, el salmón nos aporta muchísimos nutrientes, como proteínas, grasas omega 3, selenio o vitaminas B. Por su parte, los aguacates proporcionan una gran fuente de fibra, así como más nutrientes importantes, como hierro, magnesio o potasio.

Y si quieres disfrutarlo del todo, sáltate un poco la dieta y añádele galletas saladas, que les da un sabor delicioso. Los tres ingredientes de este snack son portátiles, así que puedes llevarlos a cualquier sitio en un táper y montar una merienda improvisada rica y sana.

4. Chips de guacamole y plátano

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Una taza de guacamole puede hacer las delicias de cualquiera y, además, en muchos comercios las venden prefabricadas sin que pierdan su sabor ni su magia. Si además las combinas con patatitas de plátano habrás logrado una merienda sencilla, salada y crujiente. A tus hijos les encantará, ¡aunque lleve plátano!

5. Muffins de huevo y batata

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los huevos, además de acompañar bien casi cualquier plato y de ser una comida que gusta a todos y que es rica y fácil de preparar, es una extraordinaria fuente de nutrientes, ya que son bajos en calorías y nos proporcionan grasas saludables.

Si queremos hacer un refrigerio más completo, podemos combinar los huevos con una fuente de carbohidratos complejos, como la batata, junto a la que logra un equilibrio perfecto de proteínas, carbohidratos y grasas que puedes disfrutar en cualquier momento del día.

6. Batido verde tropical

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si eres más de batidos, también tenemos ideas para ti. Eso sí, necesitas uno que te llene lo suficiente como para quitarte el hambre hasta la siguiente comida, así que acuérdate de incluir una fuente de proteína, el macronutriente más abundante. Esto va desde mantequilla de nueces o yogur griego hasta proteínas en polvo.

Esta receta tropical está repleta de ingredientes saludables, que incluyen mango congelado, espinacas y semillas de chía, y obtiene una gran proteína de la vainilla en polvo. Una idea sabrosa, original y muy sana, perfecta si eres deportista o estás a dieta.

7. Ensalada mediterránea con moras y yogur

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

A todas las recetas se les puede dar una vuelta para que sean más originales y así no caer en la monotonía, también a las ensaladas. ¿Has probado esta receta de ensalada mediterránea de garbanzos y huevo en un frasco? Incluye garbanzos, quinoa, huevos duros, rúcula y aguacate, que se colocan en capas en un frasco de vidrio; una vez esté preparado, vierte la ensalada en un tazón.

También puedes acompañarlo de moras y yogur, que aportan fibra y vitamina C, más allá de su sabor, así como compuestos antiinflamatorios que ayudan a mantener tu cuerpo sano. Combínalo con bayas frescas y semillas de chía, y te quedará un snack estupendo. Y si no quieres que lleve lácteos, sustituye el yogur por uno de origen vegetal.

Frutos secos Fruta Nutrientes
El redactor recomienda