10 potentes efectos del té verde con limón para tu organismo
  1. Nutrición
Bebido diariamente

10 potentes efectos del té verde con limón para tu organismo

Cada componente por separado ha demostrado sus propiedades saludables. El secreto está, fundamentalmente, en que son altamente antioxidantes y reducen la inflamación crónica. Estas son algunas de sus bondades

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Beber té es una costumbre que cada vez gana más adeptos. China es la líder indiscutible en la producción y consumo de esta planta, pero India, Kenia y Japón son otras potencias productoras, mientras que Reino Unido, Irlanda, Rusia y Marruecos son los grandes consumidores, según el blog Infusionismo, creado por apasionados de esta bebida.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura, FAO, coincide en destacar el creciente consumo de té en el mundo y prevé que la producción de té negro se incrementará un 2,2% al año hasta 2027, cuando se alcanzará una producción de 4,4 millones de toneladas. En el caso del té verde, el aumento será mucho mayor, del 7,4% anual, y en 2027 se producirán 3,3 millones de toneladas.

Foto: Foto: Unsplash/@kozjat.

¿Qué razón hay para ese aumento de seguidores? La FAO apunta directamente a los jóvenes de las ciudades de los países productores (China e India) y a su preocupación por su salud y bienestar. Por el contrario, en Europa la demanda se estanca (o cae ligeramente) aunque resaltar sus beneficios ayuda a recuperar adeptos.

Al margen de las tendencias, la realidad es que las bondades de esta bebida están certificadas científicamente, y si además se le añade limón, otro alimento cargado de nutrientes beneficiosos, el resultado es una combinación con poderosas propiedades preventivas de alteraciones metabólicas (obesidad o diabetes) o el cáncer. Y aquí no para la cosa.

Estos son 10 potentes efectos de beber té verde con limón:

Un concentrado de antioxidantes

El té contiene antioxidantes como el galato de epigalocatequina (EGCG), quercetina, ácido clorogénico (también presente en el café) y teogalina.

Los limones son ricos en ácido ascórbico (vitamina C), ácido ferúlico y hesperidina.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los antioxidantes desempeñan un papel clave en la salud y la enfermedad, y pueden proteger contra afecciones crónicas, la inflamación y las enfermedades crónicas.

Favorece la pérdida de peso

Las propiedades quemargrasas del té verde son bien conocidas entre la población. Una revisión española de 15 estudios y publicada en la revista 'Nutrición Hospitalaria' concluye que dosis diarias de entre 100 y 460 mg de EGCG durante 12 semanas es muy efectivo para reducir la grasa corporal.

Otro estudio chino en 115 mujeres también encontró que tomar extracto de té verde durante 12 semanas condujo a reducciones significativas en el peso corporal, el índice de masa corporal y la grasa abdominal.

En cuanto a los limones, la ciencia ha encontrado en animales que los flavonoides cítricos reducen el tamaño de los adipocitos (células de la grasa) y aumentan el metabolismo en una dieta rica en grasas.

Protege de la diabetes tipo 2

El té verde mejora el control de los niveles de azúcar en la sangre. Otro estudio, desarrollado también por científicos chinos (no hay que olvidar que China está a la cabeza en casi todo lo referente al té), confirma que beber té con regularidad reduce la inflamación y mejora la capacidad del cuerpo para usar la insulina de manera eficiente y reducir la resistencia a esta.

Foto:  Foto: iStock.

A pesar de estos hallazgos, los científicos insisten en que este tipo de resultados se tienen que interpretar con cautela y que es necesario realizar más investigaciones para confirmarlos.

Mejora la salud cardiaca

La mezcla de té verde y limón es un aliado del corazón. Un estudio internacional, encabezado por científicos de la Universidad de Beni-Suef, de Egipto, apunta que los flavonoides cítricos reducen la inflamación, mejoran la función de los vasos sanguíneos y mantienen los valores de colesterol en los límites de la normalidad.

Un trabajo japonés concluye que las personas que consumen limones a diario presentan cifras bajas de presión arterial, sobre todo si caminan regularmente.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Paralelamente, se han publicado investigaciones que muestran que las personas que consumen té verde con regularidad tienen un riesgo menor de enfermedad cardiaca, ataque cardiaco y accidente cerebrovascular que aquellas que no bebían té verde y, además, baja las cifras de tensión arterial.

Protege la salud cerebral

Beber té verde está relacionado con un menor riesgo de demencia, deterioro de la función cerebral y enfermedad de Alzheimer, apuntan científicos japoneses en un artículo publicado en 'Nutrients'.

Un efecto similar se ha encontrado in vitro para los compuestos (nobiletina y tangeretina) de las frutas cítricas, a los que se les atribuye la propiedad de reducir la inflamación y prevenir la acumulación cerebral de placas de amiloide (responsables del alzhéimer).

Mejoran la inmunidad

Los limones son una excelente fuente de vitamina C, un micronutriente soluble en agua con poderosas propiedades antioxidantes. El ácido ascórbico tiene propiedades antiinflamatorias y estimuladora del sistema inmune.

Foto: Foto: Unsplash/@runblue.

Mucho se habla de que la vitamina C ayuda a prevenir infecciones respiratorias y otras que afectan a todo el organismo, y estas bondades también se han encontrado en compuestos del té verde, y concretamente al EGCG, que además de mejorar la función inmunológica pueden proteger frente a trastornos autoinmunes.

Aumenta la energía

El té verde es una fuente natural de cafeína, que es un estimulante del sistema nervioso central al que solemos recurrir para activarnos. Además de combatir la fatiga, la cafeína puede mejorar el estado de alerta y el funcionamiento físico y mental.

Sin embargo, el té verde contiene menos cafeína que el café o las bebidas energéticas, y por eso puede ser una alternativa para las personas que son sensibles a los efectos de altas dosis de cafeína.

Previene la formación de cálculos renales

Un gran estudio encontró que beber té verde se relaciona con un menor riesgo de desarrollar cálculos renales, especialmente entre los hombres.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

El ácido cítrico de los limones también ayuda en este mismo sentido al aumentar el volumen de orina y unirse al oxalato de calcio. Esto evita la acumulación de cristales que conduce a la formación de cálculos renales. Tomar 118 ml diarios de zumo de limón puede ser una opción para tratar la litiasis renal.

Protege frente a diferentes tipos de cáncer

Diversas investigaciones sugieren que ciertos compuestos extraídos de los limones podrían ayudar a prevenir el crecimiento y la diseminación de las células cancerosas, e inducir la muerte de estas células malignas.

Por otra parte, la ciencia apunta que comer más frutas cítricas puede estar asociado con un menor riesgo de cáncer de pulmón, estómago, esófago y mama.

El té verde también se relaciona con un riesgo reducido de cáncer de vejiga, mama, colorrectal y próstata.

Excelente poder de hidratación

La hidratación es esencial para la salud de la piel, el control del peso, la función cerebral, la salud digestiva y la función renal. Beber suficientes líquidos previene la formación de cálculos renales, el estreñimiento e incluso el dolor de cabeza.

Así pues, no hay duda de que beber té verde con limón es altamente beneficioso. ¿Cuántas tazas hay que tomar? Entre 3 y 5 al día garantiza una buena hidratación y aporta los beneficios para la salud descritos.

Salud
El redactor recomienda