Hallan nuevos 'efectos' para la salud intestinal de las algas rojas
  1. Nutrición
Alto contenido en fibra

Hallan nuevos 'efectos' para la salud intestinal de las algas rojas

Son alimentos imprescindibles y básicos de las comunidades asiáticas y se han comido durante miles de años. Ahora se han descubierto nuevos poderes terapéuticos con mucho futuro

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

A pesar de que cada tipo de alga tiene un conjunto único de nutrientes, en general son una fuente de vitaminas A, C, E y K, junto con ácido fólico, zinc, sodio, calcio y magnesio, entre otros.

Además de contener las vitaminas antioxidantes, las algas cuentan con una amplia variedad de compuestos vegetales beneficiosos, que incluyen flavonoides y carotenoides, y también se ha demostrado que protegen las células del daño de los radicales libres.

La ciencia ha analizado si una dieta de algas marinas se relaciona con la menor frecuencia de cáncer de colon


Las algas son una excelente fuente de fibra, que se sabe que promueve la salud intestinal. Según algunas investigaciones, puede constituir entre el 25 y el 75% del peso seco de las algas, esto es más alto que el contenido de fibra de la mayoría de las frutas y verduras.

Las algas rojas han prevalecido en la dieta de las comunidades asiáticas durante miles de años. En un estudio, publicado en 'Marine Drugs', los investigadores han demostrado cómo estas algas confieren beneficios para la salud y han descubierto nuevas propiedades.

Dieta de algas marinas y cáncer

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

"En el pasado, la gente se preguntaba por qué el número de pacientes con cáncer de colon en Japón es el más bajo del mundo", apunta Yong-Su Jin, profesor de microbiología alimentaria. "Muchos asumieron que se debía a algún aspecto de la dieta o el estilo de vida japonés. Queríamos preguntarnos si su dieta de algas marinas estaba relacionada con la menor frecuencia de cáncer de colon", prosigue.

Aunque varios estudios han demostrado que los asiáticos que comen algas con regularidad tienen un riesgo menor de cáncer de colon, colorrectal y de mama, no estaba claro qué componente era responsable de los efectos anticancerígenos. Pero ahora este equipo ha conseguido información clave.

Azúcares y su efecto prebiótico

En el estudio, los investigadores analizaron la estructura de diferentes tipos de algas rojas usando enzimas y probaron los azúcares que se producían para ver cuál de ellos causaba beneficios para la salud. Entre los seis azúcares diferentes producidos, la agarotriosa y la 3,6-anhidro-L-galactosa, o AHG, fueron las más prometedoras.

"Después de producir estos azúcares, probamos su actividad prebiótica utilizando la bacteria llamada Bifidobacterium longum subsp. infantis", refiere Eun Ju Yun, exinvestigadora posdoctoral en el Instituto Carl R. Woese de Biología Genómica. Es una bacteria probiótica que coloniza el intestino de los bebés y proporciona beneficios para la salud. Entre los azúcares derivados de las algas, las bacterias solo podrían consumir agarotriosa, lo que indica que funciona como prebiótico, es decir, mejora el crecimiento de bacterias probióticas.

Cuando comemos algas rojas se descomponen en el intestino y liberan azúcares que sirven como alimento para las bacterias probióticas

"También probamos otra cepa, B. kashiwanohense, y descubrimos que igualmente consumía agarotriosa", añade Jin. "Estos resultados nos muestran que, cuando comemos algas rojas, se descomponen en el intestino y liberan estos azúcares que sirven como alimento para las bacterias probióticas. Podría ayudar a explicar por qué las poblaciones japonesas son más saludables en comparación con otras".

Los investigadores también probaron los azúcares para ver si tenían alguna actividad anticancerígena. "Descubrimos que AHG inhibe específicamente el crecimiento de células de cáncer de colon humano y no afecta el crecimiento de células normales", revela Yun. La actividad anticancerígena de AHG se debe a su capacidad para desencadenar apoptosis o muerte celular.

"Hay mucha información sobre cómo las algas rojas son degradadas por microorganismos en el océano y en el cuerpo humano", defiende Kyoung Heon Kim, profesor de biotecnología y coasesor del artículo. "Nuestro trabajo explica por qué las algas rojas son beneficiosas al proporcionar el mecanismo molecular. Continuaremos estudiando su función en modelos animales y esperamos poder utilizarlas como agente terapéutico en el futuro", concluye.

Nutrientes Multivitaminas Cáncer
El redactor recomienda