Diurético y bajo en calorías: siete recetas con melón, la fruta del verano
  1. Nutrición
ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Diurético y bajo en calorías: siete recetas con melón, la fruta del verano

Está siempre presente en nuestras vacaciones veraniegas. No solo por su sabor y frescura, también porque es una fruta sana y que gusta a mayores y pequeños

placeholder Foto:

Es ahora, en los meses de verano, cuando encontramos el melón en todo su esplendor. Es el momento de disfrutar de su dulce aroma y sabor, así como de animarnos a probarlo en distintas elaboraciones. Además, hay que recordar las propiedades nutricionales de esta fruta, una de las más saludables que podemos encontrar en nuestra huerta. Según indica la Fundación Española de la Nutrición, "contiene una altísima cantidad de agua (92%) y una cantidad de azúcar (6%) inferior a la de otras frutas; hecho que, unido a que apenas contiene grasa, hace del melón una de las frutas con menor contenido calórico". Y aún hay más:

  • Su contenido en hidratos de carbono de fácil asimilación le confieren propiedades estimulantes del apetito y saciantes.
  • Aporta una cantidad apreciable de diversas vitaminas y minerales, especialmente vitamina C —que es antioxidante y ayuda a la cicatrización y regeneración de los tejidos—, folatos y potasio.
  • Es diurética: su alto contenido en agua estimula los riñones para que funcionen con más eficiencia, facilitando la eliminación de sustancias de desecho y toxinas, y mejorando la función renal.

Pero se trata también de disfrutar sus virtudes gastronómicas. Y, para ello, no solo lo vamos a tomar como fruta, de postre o en una macedonia, sino en recetas más sofisticadas y originales. Lo importante es la calidad del melón y su punto óptimo de maduración. En Supermercados de El Corte Inglés encontrarás una gran variedad de productos y asesoramiento de sus profesionales. O, si lo prefieres, también puedes realizar la compra 'online' y recibirla en tu domicilio habitual o en tu lugar de vacaciones, ya que en verano amplían su servicio de envíos a domicilio.

Recetas para inspirarte

1. Milhojas de queso de cabra y melón. Normalmente, has oído hablar del melón con jamón, pero ¿te habías planteado un maridaje de esta fruta con queso? Pues el contraste de texturas y sabores merece la pena. En este caso, la propuesta es con un melón de la variedad piel de sapo y con queso de cabra. Pero, si te gusta, después puedes experimentar y probar con otros quesos untuosos, e incluso arriesgarte con alguno azul. Nosotros hemos hecho esta receta de forma muy sencilla: lámina de queso sobre lámina de melón y, finalmente, una capa de azúcar que gratinaremos. Servimos en frío.

placeholder Milhojas de queso de cabra y melón. (APTC)
Milhojas de queso de cabra y melón. (APTC)

2. Canelones de melón con queso mascarpone y hojas de menta o frambuesa. Volvemos a los lácteos para una propuesta muy delicada: envolver bolas de mascarpone en lámina de melón galia, conformando unos suaves y dulces canelones. Después espolvoreamos con azúcar y tiramos de soplete para lograr un aroma caramelizado. Lo rematamos con unas hojas de menta fresca o bien con unos frutos rojos.

placeholder Canelones de melón con queso mascarpone y hojas de menta. (APTC)
Canelones de melón con queso mascarpone y hojas de menta. (APTC)

3. Melón, granizado de cava y aire de mandarina. Esta es una de esas recetas con las que sorprenderás a tus invitados. Aunque es sencilla, requiere seguir atentamente los pasos y tomar nota de los truquillos. Empezaremos haciendo un aire o espuma de mandarina, para lo que necesitaremos zumo de esta fruta, agua mineral, azúcar y lecitina de soja. Pondremos también una botella de cava en el congelador durante varias horas, para que se granice. Y usaremos dos tipos de melones: de Villaconejos y cantalupo. Haremos bolas, que aliñaremos con aceite y sal, y refrescaremos con unas hojitas de menta. Después, se trata de mezclar el granizado, la espuma y el melón.

placeholder Melón, granizado de cava y aire de mandarina. (APTC)
Melón, granizado de cava y aire de mandarina. (APTC)

4. Melón a la brasa con pétalos de cecina. Vamos a jugar con el contraste dulce y salado. La dulzura la aporta el melón; el sabor intenso, 'umami', nos llega a través de la cecina de León. Empezaremos por hacer a la sartén un caramelo no muy quemado. Después, se trata de marcar los trocitos de melón a fuego fuerte sobre una plancha pintada de mantequilla. Salseamos con el caramelo y ponemos encima la cecina, teniendo cuidado de que esté bien atemperada, no fría.

placeholder Melón a la brasa con láminas de cecina. (APTC)
Melón a la brasa con láminas de cecina. (APTC)

5. Melón salteado al ron con su sorbete. En esta elaboración, también vamos a dorar parte del melón en una sartén con mantequilla, y añadiremos ron, azúcar de caña y la ralladura de media lima. El resto del melón lo habremos metido al congelador, cortado en daditos y protegido en papel 'film'. Para emplatar, ponemos en la base el melón salteado con ron y rallamos por encima el congelado.

placeholder Melón salteado al ron con su sorbete. (APTC)
Melón salteado al ron con su sorbete. (APTC)

6. Laminado de bogavante y melón con crema de bisque. Sí, el melón también marida divinamente con el marisco. Y, como prueba, esta sofisticada receta con bogavante. No hay más truco que hervir bien el bogavante, sin que se nos pase, y elaborar una bisque (o crema de mariscos) sabrosa, pero sin que su potencia mate el sabor del resto de los ingredientes. El emplatado es sencillo: lámina de melón, medallón de bogavante y napamos con la bisque. Luego repetimos la operación dos veces más.

7. Ensalada de melón, espárragos y jamón. Un plato para triunfar y que harás una y otra vez. Vamos a vaciar el melón haciendo bolas y a reservar la cáscara como ensaladera; también mezclaremos parte del melón con cava rosado y ralladura de naranja, y lo pondremos en el congelador. Cocemos los espárragos bien pelados y, de inmediato, los ponemos en agua con hielo. Ya solo nos queda hacer una buena vinagreta con mostaza, AOVE, zumo de naranja, pimienta y vinagre de Jerez, y disponer las hojas verdes que prefiramos. Nosotros hemos usado rúcula, canónigos y escarola, pero puedes elegir las que más te gustan. En el medio melón vacío montamos la ensalada: primero el granizado, encima las hojas verdes con la vinagreta y las bolas de melón, y terminamos con las puntas de los espárragos.

*El Confidencial, en colaboración con el Supermercado de El Corte Inglés, te presenta una serie de artículos con los que aprenderás a reconocer los mejores productos frescos de temporada, de proximidad y de la máxima calidad. También recetas saludables para poder llevar una dieta rica, nutritiva y llena de sabor.

ECBrands BrandsAlimentación Frescocina
El redactor recomienda