¿Va a mejorar tu microbiota si pasas de comer carne?
  1. Nutrición
Vegetales

¿Va a mejorar tu microbiota si pasas de comer carne?

Las bacterias del intestino son las mejores aliadas de la salud, pero hemos de cuidarlas. Nuestra comida es su alimento, y una dieta rica en vegetales y fibra favorece el crecimiento de poblaciones bacterianas altamente beneficiosas

Foto: Efe
Efe

La polémica por el consumo de carne es muy anterior a la levantada por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, hace unas semanas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha pronunciado a favor de reducir su ingesta para evitar enfermedades cardiovasculares, incluso algunos tipos de cáncer, las sociedades de cardiología han hecho lo propio…

Un estudio de la consultora Lantern afirma que el 10% de la población española adulta sigue una dieta veggie (flexitarianos, vegetarianos, veganos)

Al margen de estos episodios, lo que sí está claro es que lo que comemos repercute en la composición de las bacterias que viven en nuestro intestino, y que una dieta abundante en fibra y vegetales promueve el crecimiento de tipos bacterianos más saludables. Tal vez por esto, o por conciencia medioambiental, cada vez hay más personas que se suman a la corriente verde. Un estudio de 2019 de la consultora Lantern afirma que casi el 10% de la población española mayor de 18 años sigue una dieta veggie (flexitarianos + vegetarianos + veganos), con tendencia al alza.

¿Cómo influye una dieta sin carne en nuestro bienestar?

Hay que tener en cuenta es que ser vegetariano no implica necesariamente comer solo alimentos saludables. En primer lugar, muchas personas que renuncian a comer carne lo hacen más por conciencia medioambiental que por motivos de salud. De aquí que, “una dieta vegetariana podría -teóricamente- incluir alimentos grasos y bombas de azúcar”, señalan desde la empresa biotecnológica Biomes, dedicada al estudio de las bacterias intestinales. No obstante, añaden, “los estudios demuestran que quienes eliminan la carne de su dieta suelen cuidar más su alimentación. También tienden a prestar más atención a su forma física que las personas con una dieta mixta: hacen más ejercicio, beben menos alcohol y fuman con menos frecuencia. Estos aspectos también desempeñan un papel importante en la salud”.

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Los portavoces, en línea con otrs voces científicos, destacan que a través de una dieta equilibrada, los vegetarianos reducen las probabilidades de padecer sobrepeso o enfermedades crónicas, como por ejemplo diabetes de tipo 2 o hipertensión en comparación con los consumidores de carne. El estudio de larga duración EPIC-Oxford demuestra, además, que evitar la carne es clave para prevenir las enfermedades cardiovasculares y el cáncer (aunque otro trabajo más reciente, publicado en el 'British Medical Journal', llega a una conclusión opuesta, esta vez a favor de la carne).

Foto: Foto: iStock. Opinión

En cualquier caso, “la mera eliminación de carnes rojas y/o altamente procesadas ya tendría efectos positivos, dado que estos productos contienen una gran cantidad de colesterol y de grasas saturadas”.

Alimentando a las bacterias de nuestro intestino

Polémicas a un lado, una dieta abundante en vegetales favorece una buena microbiota, ya que es rica en fibra que “contienen prebióticos, el alimento del que se nutren las bacterias intestinales que, a su vez, refuerzan el sistema inmunitario y previenen las infecciones intestinales. Una dieta basada en plantas favorece las correspondientes cepas bacterianas beneficiosas para la salud, como las llamadas eubacterium eligens y las faecalibacterium prausnitzii. Por otra parte, la diversidad de las bacterias intestinales de los vegetarianos y veganos tiende a ser mayor”.

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Paul Hammer, biólogo de sistemas, fundador y director general de BIOMES (que es una star-up de la Universidad de Wildau), puntualiza: "la cuestión de cuanto de saludable es una dieta vegetariana no admite una respuesta absoluta. Comer un filete al mes no incrementa el riesgo inmediato de infarto, pero las cosas cambian si el consumo habitual de carne es elevado. Por otra parte, las personas que sufren a menudo de estreñimiento o de otros problemas digestivos pueden, en muchos casos, mejorar su calidad de vida y prevenir enfermedades con una dieta vegetariana”. Y anima a probar otras variedades de alimentos basados en soja u otros vegetales.

“Más importante todavía sería la inclusión de frutas, verduras y otras fibras alimenticias en nuestra dieta habitual: ayudaría a reforzar el microbioma y eso aumenta nuestro bienestar”

Microbiota
El redactor recomienda