Los motivos por los que la dieta disociada fácil funciona
  1. Nutrición
CONSEJOS PARA ADELGAZAR

Los motivos por los que la dieta disociada fácil funciona

Impide mezclar alimentos ricos en proteínas con otros cargados de hidratos de carbono. Hay varios motivos que explican por qué funciona

Foto: La dieta disociada no permite mezclar alimentos de distintos tipos. (Pixabay)
La dieta disociada no permite mezclar alimentos de distintos tipos. (Pixabay)

La dieta disociada, aunque tiene muchas variantes, puede definirse como el régimen alimenticio en el que no se mezclan los macronutrientes básicos. Estos son los hidratos de carbono o azúcares y las proteínas. En los que predominan los ácidos grasos saludables son considerados neutros.

El principio en el que se fundamenta es que nuestro cuerpo no está preparado para digerir y metabolizar dichos macronutrientes a la vez. De hecho, este problema es el que da lugar al incremento de peso en muchos casos. Aquí vamos a analizar en profundidad la dieta disociada y a explicar cómo llevarla a cabo.

Qué se puede comer en la dieta disociada

Dentro de la dieta disociada es posible comer cualquier alimento que pueda considerarse saludable. En concreto, los clasifica en tres categorías:

  • Alimentos proteicos. Son aquellos que ofrecen mayor cantidad de proteínas. Tienen origen animal. Hablamos de carnes, pescados, lácteos, huevos y mariscos.
  • Alimentos glúcidos. En su composición predominan los hidratos de carbono. Son las legumbres, patatas, cereales y derivados de la harina. También se incluye el chocolate y los dulces en general.
  • Neutros. Aquí se engloban los alimentos en los que no predominan las proteínas ni los hidratos. Por un lado, son todos aquellos ricos en ácidos grasos como, por ejemplo, la mantequilla o el aceite de oliva. Por otro, también abarca las verduras y las hortalizas.
Foto: La dieta keto está de moda (Louis Hansel - Restaurant Photographer para Unsplash)

Como dijimos antes, la clave de la dieta disociada está en no mezclar durante la misma comida alimentos proteicos y glúcidos. Por ejemplo, esto hace que tomar un filete de pollo con patatas cocidas esté totalmente prohibido. Sin embargo, sí que se pueden combinar con los neutros para formar platos de salmón con menestra de verduras o de arroz con tomate.

Pero ¿funcionan realmente las dietas disociadas? Sí, pero no por el hecho de que nuestro cuerpo no esté preparado para consumir proteínas y carbohidratos al mismo tiempo (prácticamente todos los alimentos combinan ambos macronutrientes). Se trata de un mito que fue desmontado por el estudio 'The secretory component of the interdigestive migrating motor complex in man', llevado a cabo por un equipo de investigadores belgas en 2010. En él se aclara que las enzimas de nuestro aparato digestivo están perfectamente preparadas para digerir a la vez glúcidos y proteínas.

Lograr el déficit calórico es el objetivo fundamental para perder peso

Sin embargo, hay dos motivos por los que las dietas disociadas provocan la pérdida de peso en quienes las ponen en práctica. El primero de ellos es que suelen conducir a un déficit calórico, sobre todo, cuando se combinan con ejercicio regular. El segundo es que, al incentivar el consumo de alimentos proteicos sin hidratos, se estimula la cetosis. Este es el mismo principio de pérdida de grasa utilizado por las dietas hiperproteicas.

Cómo hacer la dieta disociada

Ya que sabemos que la dieta disociada se fundamenta en un mito pero que es tan efectiva para perder peso como cualquier régimen hiperproteico, llega el momento de especificar cómo hacerla. En este sentido, contar con los utensilios adecuados para preparar los alimentos de forma saludable se antoja fundamental.

Por ejemplo, dentro de la dieta disociada, las infusiones de hierbas y los tés son fundamentales en el desayuno y para 'matar el gusanillo' entre horas. Por ello, la taza Quid Serenia fabricada en vidrio y provista de filtro de acero inoxidable puede ser extremadamente útil.

placeholder Taza Quid Serenia.
Taza Quid Serenia.

Pero no es la única opción. Esta taza de Sulives ofrece una capacidad ligeramente superior (400 ml), ha sido fabricada en porcelana y posee un diseño mucho más original. Más allá va esta jarra con filtro Cosumy gracias a sus 500 ml. Además, incluye un asa y una tapa para preservar mejor el calor, el aroma y el sabor. Otra buena alternativa es esta taza de cerámica Navaris, cuya tapa se puede usar también como posavasos.

Mención especial merecen las sartenes dobles dentro de la dieta disociada. ¿Los motivos? Mantienen el calor más eficientemente y, por tanto, cocinan los alimentos de forma más homogénea, ahorran energía y evitan que las propiedades de la comida se pierda junto al vapor. Además, son útiles para preparar tanto carnes como pescados y verduras.

La Bra Dupla Première es una opción muy interesante. Posee un diámetro de 24 cm y es apta para cocinas de inducción. Ha sido fabricada en aluminio fundido con antiadherente, incluye un práctico recetario y se puede usar también como dos sartenes separadas. Sin embargo, si necesitamos una mayor, la Quid Gastro Fun, gracias a sus 28 cm de diámetro, es una mejor alternativa. Su sistema de cierre está específicamente diseñado para facilitar el darle la vuelta a las tortillas.

placeholder Sartén doble para tortilla Quid Gastro Fun.
Sartén doble para tortilla Quid Gastro Fun.

Por su parte, la Magefesa Praga está fabricada en acero vitrificado con el exterior rojo y cuenta con un recubrimiento antiadherente reforzado. Según la marca, garantiza un ahorro energético del 50 %. Tampoco podemos olvidarnos de esta e!Orion, que hasta se puede limpiar fácilmente en el lavavajillas sin temor a que se dañe.

Sin embargo, a la hora de cocinar de forma saludable los alimentos incluidos dentro de la dieta disociada, pocos utensilios son tan útiles como las vaporeras. De hecho, una Russell Hobbos Cook@Home, gracias a sus 9 litros de capacidad, a sus 800 W de potencia y a su estructura de acero inoxidable sin BPA, puede convertirse en nuestro mejor aliado a la hora de ponerla en práctica. Lo mismo podemos decir de esta vaporera Orbegozo CO 4015, que también posee un temporizador de hasta 60 minutos y que se puede usar como arrocera.

Prestaciones parecidas a los modelos anteriores ofrece también la Cecotec Vapovita, que destaca especialmente por su excelente relación calidad-precio, sus dos entradas laterales de agua y sus soportes para cocer huevos. Sin embargo, los que están acostumbrados a usar modelos tradicionales, una cesta vaporera plegable de acero inoxidable como esta de Vicloon seguro que les interesa más. Se ajusta perfectamente a ollas de entre 14 y 23 cm de diámetro.

placeholder Vaporera Russell Hobbs Cook@Home.
Vaporera Russell Hobbs Cook@Home.

¿No tenemos las ollas para usar la vaporera? No pasa nada. Este juego de Kitchen Craft permite cocinar al vapor simultáneamente en tres niveles diferentes. Por su lado, los amantes del sushi preferirán esta vaporera de bambú Kyonano. Incluye dos pisos y una tapa y permite preparar cómodamente tanto arroz como verduras, carnes y pescados. Tampoco nos podemos olvidar de lo útil que puede llegar a ser una cuscusera Kamberg dentro de la dieta disociada.

Vamos a terminar hablando de la importancia que tiene cocinar las carnes y las verduras a la plancha dentro de este tipo de dieta. Por ejemplo, la Jata GR195 permite reducir al mínimo la cantidad de aceite utilizada, por lo que permite disfrutar de alimentos con menos calorías y que mantienen mejor sus propiedades. Idénticas prestaciones ofrece la Cecotec Tasty & Grill. Sin embargo, su revestimiento de piedra RockStone merece una mención especial al impedir que los alimentos se peguen a la superficie mientras se cocinan.

placeholder Plancha eléctrica Cecotec Tasty.
Plancha eléctrica Cecotec Tasty.

Otra buena alternativa de Cecotec es la Rock&Water 2500. Ofrece una potencia espectacular, lo que permite darle el último toque a los alimentos para que queden crujientes. Pero, si lo que queremos es una bandeja que nos permita cocinar a la plancha sobre la propia hornilla o placa, la Tefal Aroma es una opción mucho más recomendable.

En definitiva, la dieta disociada es una opción muy interesante para perder esos kilos que nos sobran de forma rápida y segura. Eso sí, para evitar caer en el temido efecto rebote, hay que implementar en la alimentación posterior los buenos hábitos asociados a ella.

Dietas Adelgazar Compras
El redactor recomienda