La dieta mediterránea con té verde sube la grelina y reduce el riesgo de diabetes
  1. Nutrición
Salud cardiometabólica

La dieta mediterránea con té verde sube la grelina y reduce el riesgo de diabetes

Los trastornos metabólicos son uno de los males de nuestro tiempo, y una alimentación sana y equilibrada es el mejor talismán. Pero los mayores beneficios no se alcanzan con cualquier pauta dietética. La mediterránea verde es de las mejores

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El campo de la obesidad, el hambre y la pérdida de peso es sumamente complejo y cada nuevo hallazgo da la razón a la célebre sentencia 'cuanto más aprendo menos sé'. Cuando ya hemos interiorizado que la grelina -la conocida como hormona del hambre- aumenta cuando el cuerpo nos pide comer, alcanza sus niveles más altos durante el sueño nocturno y que decae con la ingesta, un equipo internacional de científicos ha constatado que un aumento de los niveles de grelina en ayunas se asocia con pérdida de grasa abdominal y mejora de la sensibilidad a la insulina (es decir, un mejor control de los niveles de glucosa en sangre). Eso sí, eso sucede en personas que han perdido peso y que siguen una dieta concreta.

Foto: Foto: Pexels.

El descubrimiento, que se ha publicado en el ‘Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism’, procede de los resultados de un estudio clínico de 18 meses de duración en un grupo de 294 personas. El trabajo puso de manifiesto que aquellas que siguieron una dieta verde mediterránea, que incluía té verde y una verdura de hoja verde pequeña y altamente proteica, llamada mankai (que cultiva la compañía Hinoman), y prescindieron de la carne roja aumentaron el doble sus niveles de grelina en comparación con los participantes que siguieron una dieta mediterránea más tradicional o una dieta sana y equilibrada. Este resultado sugiere que este enfoque dietético puede tener beneficios cardiometabólicos adicionales.

"Los hallazgos apuntan que los niveles de grelina en ayunas pueden servir como un indicador valioso de la salud cardiometabólica después de la pérdida de peso", sostiene la autora principal Iris Shai, de las universidades Ben-Gurion del Negev (Israel) y la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard.

Dietas sanas pero diferentes

El equipo de Shai había sugerido la dieta green-MED (mediterránea verde) como una versión mejorada de la dieta MED saludable en el ensayo DIRECT PLUS. Este estudio examinó los niveles de grelina en ayunas en 294 participantes durante 18 meses. Durante el ensayo clínico, los participantes con obesidad abdominal o dislipidemia (colesterol y grasas elevados en sangre) fueron asignados al azar a una de tres dietas: alimentación saludable, dieta mediterránea o una versión verde de la dieta mediterránea (con proteínas vegetales y sin carne roja). Todas las comidas de los participantes estaban monitorizadas y también fueron instruidos en un programa de entrenamiento físico en el gimnasio.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las personas que seguían la dieta mediterránea verde, que incluía el consumo diario de té verde y mankai, tenían niveles de grelina en ayunas dos veces más altos que los que seguían una dieta mediterránea tradicional, a pesar de una restricción calórica y una pérdida de peso similares.

“La elevación de los niveles de grelina en ayunas podría ayudar a explicar por qué la dieta mediterránea verde optimiza el microbioma, reduce la grasa hepática y mejora la salud cardiometabólica más que las otras dietas de nuestro estudio”, señala la doctora Shai.

Foto: Foto: Unsplash@/elsip.

Para el cardiólogo y coautor Gal Tsaban, de las universidades Ben-Gurion del Negev y Soroka, estos resultados ponen de relieve la importancia de los niveles de grelina en ayunas para recuperar la sensibilidad a la insulina y perder adiposidad abdominal. Además, "la respuesta específica de la dieta en la elevación de los niveles de grelina en ayunas puede sugerir otro mecanismo en el que distintos regímenes dietéticos, como la dieta verde mediterránea, reducen el riesgo cardiometabólico", explica.

El estudio confirma, nuevamente, el efecto beneficioso que tienen una dieta mediterránea abundante en vegetales y baja en grasas saturadas y el té verde en la salud cardiaca y metabólica. ¡Ah! sin olvidar el ejercicio físico.

Obesidad
El redactor recomienda