Siete alimentos que te engañan: no son tan sanos como crees
  1. Nutrición
Muy consumidos

Siete alimentos que te engañan: no son tan sanos como crees

No todo lo que reluce es oro. Hay muchos que se promocionan como saludables, pero contienen mucho azúcar o aditivos. Alimente te da estos ejemplos para que puedas escoger

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cada vez resulta más complejo no perderse por los pasillos de los supermercardos en busca de alimentos muy nutritivos. La razón es obvia: aumenta a diario el número de los llamados productos saludables. Las empresas suelen utilizar la redacción de las etiquetas de los productos y su marketing para atraer a los clientes que intentan tomar decisiones más sanas. Unos ejemplos: bajo en grasa, sin azúcares añadidos…

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Desafortunadamente, no es todo oro lo que reluce. El hecho de que un alimento use palabras como las mencionadas no significa que sea tan saludable como ‘se vende’. Aquí hay 7 alimentos que pueden no ser tan saludables como se afirma en su publicidad.

Granola sola o en barras

Aunque algunas granolas y barras de granola son bastante nutritivas, muchas están llenas de azúcar agregada y muy altas en calorías. Por ejemplo, una porción de 67 gramos de avena Nature Valley y granola proteica de chocolate amargo contiene 7 gramos de azúcar añadida y 290 calorías, mientras que las barras de granola Quaker Chewy Yogurt contienen 10 gramos de azúcar agregada por barra.

El valor diario recomendado (DV) de azúcar es de 50 gramos para una persona que consume 2.000 calorías por día, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (la famosa FDA). Para lograr un buen estado de salud, es mejor limitar la ingesta de azúcar agregada tanto como sea posible, ya que consumir demasiada puede contribuir a un mayor riesgo de enfermedades tanto en adultos como en niños. Estas incluyen:

  • Obesidad, como documenta un estudio publicado en 'Children'.
  • Hígado graso.
  • Enfermedades del corazón, tal y como refleja un trabajo de 'Circulation'.

En lugar de comprar granola prefabricada en la tienda, intenta hacer tú las propias barras en casa. Puedes usar ingredientes nutritivos como nueces y avena, y agregar 'dulzura' con frutas secas.

Yogures de sabores

El yogur puede ser una opción saludable, pero es mejor optar por el sin azúcar siempre que sea posible. Los aromatizados y de 'fruta en el fondo' pueden contener una sorprendente cantidad de azúcar en solo una pequeña porción. En lugar de elegir yogur endulzado, pon fruta fresca para darle un toque de dulzura natural.

Foto: Foto: Unsplash/@acongiux.

Barritas y bebidas proteicas

Muchas personas tienen la impresión de que cuanto mayor es el contenido de proteínas de un alimento o bebida, más saludable es. Algunos alimentos que son naturalmente ricos en proteínas, como el pescado, los huevos y los frijoles, son sin duda opciones saludables. Sin embargo, es posible que los productos como las barras de proteínas y los batidos de proteínas no lo sean aunque algunas personas lo den por hecho, como recuerda una revisión publicada en 'Journal of Dietary Supplements'. La adherencia a dietas equilibradas no requiere de suplementación proteica, Sin embargo, las personas activas y las que siguen dietas vegetarianas y veganas pueden beneficiarse de ello.

Además, muchos de estos artículos están cargados con azúcar agregada e ingredientes innecesarios, como:

  • Edulcorantes y colorantes artificiales
  • Aceites
  • Espesantes

Bebidas energéticas

Si bien las empresas comercializan bebidas deportivas y energéticas como formas de aumentar la energía y el rendimiento deportivo, estas son innecesarias para la mayoría de las personas.

Foto: Foto: iStock.

También pueden tener un alto contenido de ingredientes como azúcar agregada, colorantes artificiales y grandes cantidades de estimulantes, como la cafeína.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si bien algunos atletas necesitan reponer los nutrientes perdidos con bebidas deportivas después de un ejercicio intenso, la mayoría de las personas que realizan ejercicio moderado o simplemente una actividad diaria normal no necesitan tomarlas para mantenerse hidratadas.

Smoothies

Los batidos caseros pueden ser una opción nutritiva y una forma conveniente de aumentar el consumo de frutas y verduras. Sin embargo, los prefabricados y los batidos de ciertas cadenas de restaurantes contienen cantidades masivas de calorías y azúcar. Si compras un batido cuando estás fuera de casa, asegúrate de leer la etiqueta de ingredientes antes. Muchas tiendas ofrecen productos elaborados con yogur helado, sorbete y otros aditivos cargados de azúcar.

Refrescos 'light'

Aunque no contienen azúcar y generalmente cero calorías, los estudios muestran que quienes los beben con regularidad tienen más probabilidades de desarrollar ciertos problemas de salud que las personas que no los toman.

Foto: Foto: iStock.

Por ejemplo, también se asocia con un mayor riesgo de síndrome metabólico, como recoge un ensayo de 'Nutrients'. Se trata de un grupo de síntomas que incluyen aumento de grasa abdominal, azúcar en sangre, presión arterial y niveles de grasa en sangre.

La investigación sugiere que pueden contribuir a estos problemas de salud al alterar las respuestas cerebrales a los alimentos, aumentando el deseo de los que son altamente sabrosos como los dulces densos en calorías, como reconoce un gran trabajo de 'Nutrition Health'.

Cereales del desayuno

Se da por asumido que son una forma inteligente de empezar el día. Sin embargo, este no es siempre el caso. De hecho, muchos de ellos están elaborados con granos refinados, carecen de nutrientes que llenan como proteínas y fibra, y pueden tener un alto contenido de azúcar añadida. Incluso los cereales comercializados para adultos se pueden envasar con azúcar agregada.

Alimentos
El redactor recomienda