Estos son los tres pasos para llevar en 2022 la alimentación perfecta
  1. Nutrición
Aprender de los errores

Estos son los tres pasos para llevar en 2022 la alimentación perfecta

Las uvas han quedado atrás, pero los retos prometidos persisten. No hay dietas milagro pero sí fórmulas para mejorar la composición corporal y prevenir enfermedades asociadas al propio envejecimiento

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si algo tienen en común las dietas con un déficit calórico muy marcado, bajas en grasas, dieta del cucurucho, dieta de la piña... es su alto porcentaje de fracaso. Una de las principales razones por las que llevar a cabo a largo plazo este tipo de alimentación es misión imposible reside en su rigidez.

Foto: La piña tiene innumerables propiedades. (iStock)

El Grupo Clínico Neolife conoce muy bien la frustración que esto supone y el impacto emocional generado cuando uno se ve incapaz de conseguir lo propuesto. Nuestra finalidad es una mejora en la composición corporal a consecuencia de un cambio de hábitos, y la prevención de enfermedades asociadas al proceso de envejecimiento a través de la Age Management Medicine.

Paso 1: perdona tus errores

Después de navidades, la primera medida a llevar a cabo si quieres empezar a construir unos hábitos consolidados pasa por perdonar tus errores, pero intenta actuar mejor la próxima vez. Perdonarse no implica evitar nuestra responsabilidad ni ignorar nuestras equivocaciones. Se trata de aprender de ellas para mejorar. Además, puede ser muy interesante clarificar tus valores y pensar qué identidad pretendes generar de aquí en adelante.

Paso 2: márcate objetivos

A continuación, fíjate objetivos SMART, es decir, objetivos que sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales. Aplicados en tu alimentación, estas características se pueden traducir en:

  • Específicos. Son más fáciles de traducir en acciones concretas. Comer de forma saludable es un objetivo general, pero empezar por realizar desayunos de buena calidad nutricional es algo más específico.
  • Medibles. Anotar cuantas veces a la semana haces ese desayuno saludable o acudir a consulta con un nutricionista cada 15 días para ver qué repercusión han tenido los buenos hábitos son ejemplos de cómo ir midiendo las acciones que nos lleven a una mejora de composición corporal.
Foto: Foto: Unsplash/@brooke.
  • Alcanzables. Plantea objetivos que te estimulen, pero que sean factibles, ya sea porque los hábitos que incorpores se adapten a tu día a día o porque el tanto por ciento graso que pierdes en dos semanas es sinónimo de éxito.
  • Relevantes. Por ejemplo, hacer un desayuno de calidad nos mantiene con energía suficiente durante toda la mañana y te permitirá meterte en la rueda positiva de hábitos, facilitándonos el camino hacia tus metas marcadas.
  • Temporales. Ponerte un plazo de tiempo para realizar estos buenos hábitos te mantendrá focalizado.

Muy frecuentemente nos encontramos pacientes que después de ingestas en grandes cantidades y de mala calidad, como pueden ser un exceso de polvorones o dulces y comidas típicas de la Navidad, presentan un estado de hinchazón abdominal. Es un buen objetivo de inicio eliminar esa distensión abdominal, ya que en un corto plazo podremos notar una mejoría notoria implementando mejoras en la alimentación.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Algunos de los consejos nutricionales utilizados enfocados a la disminución del hinchazón abdominal son los siguientes:

  • Aporta suficiente sustrato para la producción de lipoxinas y resolvinas, ya que estas últimas son las que guían y resuelven el proceso inflamatorio. En la práctica, ingiere ácidos grasos poliinsaturados, contenidos en pescado azul (caballa, atún, bonito...) o carne de calidad (alimentada con pasto). La toma del suplemento NeOmega 3 nos va a asegurar el aporte de omega-3 necesario en una alimentación antiinflamatoria.
  • Alarga el tiempo que las sustancias antiinflamatorias estén activas, ligadas al proceso de acetilación de limosinas. En la práctica, incrementa el consumo de zanahorias, cilantro biológico, diente de león o arándanos.
Foto: Todas las variedades son saludables. (iStock)
  • Aporta condimentos de carácter antiinflamatorio como pueden ser la cúrcuma o el jengibre. Con el suplemento NeoCurcuma Antiox, esta ingesta estará asegurada.

Paso tres: define un plan

Pon en marcha un plan que se adapte a tu contexto, pero evita darle un enfoque de 'todo o nada'. No existen planes perfectos y el cuerpo en realidad entiende el conjunto de tus acciones, no acciones concretas. Tendrá mayor repercusión un plan imperfecto que se pueda llevar a largo plazo que un plan perfecto que no genere adherencia.

De esta forma, acciones aisladas en un principio que requieren energía y compromiso con uno mismo pasan a formar parte de tu rueda de hábitos, que con un menor esfuerzo nos acercarán a los objetivos planteados en un inicio.

¿Cuánto tiempo tarda en crearse un hábito? Cuanto más repitas un hábito, más cambiará tu estructura cerebral para volverse más eficiente en dicha actividad. Los hábitos se construyen a partir de la frecuencia con la que se practican, no según el tiempo durante el que se practican.

Por tanto, en la práctica, lo trascendente es que decidas actuar y hagas lo necesario para progresar hacia tus metas.

Francisco Martínez es nutricionista en la clínica Neolife

(expertos en Medicina Preventiva Antiaging)

Dieta
El redactor recomienda